Gestión e innovación

12 SOCIEDADES REIVINDICAN SU VALOR EN EL SEGUIMIENTO DEL PACIENTE

Consenso para estandarizar el informe de alta hospitalaria


Debería ocupar dos folios, uno con datos del paciente, sus patologías y las pruebas diagnósticas, y otro con el plan terapéutico

Félix Espoz. Madrid Doce sociedades médicas han elaborado un consenso para la elaboración del alta hospitalaria, documento al que tiene derecho todo paciente de acuerdo con la Ley 41/2002, en el que han reivindicado su valor en el seguimiento del paciente y en el cumplimiento terapéutico.

Este consenso nace de la necesidad. Según los expertos, en España existe una gran heterogeneidad en la realización de este informe por parte de los servicios y especialidades médicas, y una ausencia de recomendaciones que faciliten su elaboración.

Pedro Conthe, presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (organismo que ha abanderado el proyecto, con el respaldo de Sanofi-aventis), ha explicado que en España se realizan 500.000 altas hospitalarias al año. Al salir del hospital, sólo el 20 por ciento de los pacientes conoce las señales de alerta de su enfermedad y sólo un 10 por ciento conoce los efectos adversos de sus medicamentos. A estas cifras, ha añadido, hay que sumarle que el 80 por ciento de los pacientes que ha recibido el alta no sale del hospital totalmente recuperado. Un alto porcentaje de estos pacientes son crónicos, tienen más de una enfermedad y están polimedicados.

Según el consenso alcanzado, esta “herramienta de comunicación” debería ocupar dos folios (siempre que se pueda), uno con datos del paciente, sus patologías y las pruebas diagnósticas, y otro con el plan terapéutico. El médico antes del alta se recomienda que dedique unos 30 minutos a explicárselo al paciente y en Atención Primaria “habría que hacer un esfuerzo” por volverlo a explicar. Además, los expertos destacan que sería bueno que incluya referencias de contacto (teléfonos, horarios, mail, etc.).

Tanto Albert Jovell, presidente del Foro Español de Pacientes, como Jérôme Silvestre, director general de Sanofi-aventis, han insistido en la necesidad de una rápida implantación de este sistema y su universalización. Por este motivo, han solicitado voluntad política a las autoridades competentes para su puesta en marcha.

A partir del próximo mes empezará un piloto para evaluar el consenso y su aplicabilidad. La experiencia tendrá lugar en los hospitales Gregorio Marañón, Bellvitge, Costa del Sol y Requena.