Gestión e innovación

III CONFERENCIA ANUAL DE LAS PLATAFORMAS TECNOLÓGICAS DE INVESTIGACIÓN BIOMÉDICA

La implicación privada en I+D en España es menor a la europea


Redacción. Madrid / A nivel europeo, la implicación empresarial en I+D se sitúa en torno al 55 por ciento mientras que en España la participación privada supone un 47 por ciento, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. La creación de plataformas estructuradas, con fines concretos y proyectos establecidos, constituye una de las vías más eficaces para potenciar la colaboración público-privada y promover la I+D en nuestro país, tal y como se ha puesto de manifiesto en la III Conferencia Anual de las Plataformas Tecnológicas de Investigación Biomédica que se celebra hasta hoy miércoles en Barcelona.

En opinión de Eva Beloso, responsable de Innovación de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), y presidente de Fenin Cataluña, “la interrelación, la colaboración y la confianza entre agentes del sistema sanitario es realmente positiva y un instrumento decisivo para el impulso de nuevas soluciones tecnológicas desde el sector empresarial. Para potenciar la colaboración es necesario además de un conocimiento mutuo, alinear los intereses y poner en marcha iniciativas concretas”.

Los expertos reunidos en este foro han coincidido en que el sector de tecnología sanitaria es uno de los grandes impulsores de la revolución asistencial, diagnóstica y terapéutica que se está produciendo en el ámbito sanitario. Los nuevos sensores biomédicos, los sistemas inteligentes de ayuda al diagnóstico, los nuevos biomateriales o la aplicación de cirugía guiada por la imagen, son sólo algunos de los ejemplos de mayor desarrollo en este sector, según han indicado.

Por este motivo, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria lidera la creación de la Plataforma Española de Innovación en Tecnología Sanitaria, una iniciativa pionera a nivel europeo para promover la I+D en el sector. “Con esta plataforma pretendemos fomentar la colaboración público-privada introduciendo a todos los agentes que integran el sistema sanitario -destaca Eva Beloso- con el objetivo de detectar áreas de mejora en la práctica clínica de manera que, la industria en colaboración con los grupos de investigación y la Administración, pueda incorporar el conocimiento científico y tecnológico en el desarrollo de resultados concretos”.