En primera persona

José Luis de Sancho, gerente del Hospital Universitario Vall’d Hebrón de Barcelona

“El gerente debe tener claro que docencia, investigación y asistencia van unidos”


Javier Barbado. Madrid / El gerente del que puede considerarse, junto con el Clínic, uno de los mejores hospitales del país en investigación, conversa para este periódico sobre la importancia del gerente a la hora de favorecer esta labor complementaria de la asistencia y la docencia médicas.

La carrera de Medicina distingue entre las disciplinas básicas, orientadas a la actividad del laboratorio, y las clínicas, paso previo a la práctica asistencial. Pero los hospitales como el que dirige tratan de aunar ambos cometidos y procurar que el médico vea pacientes y reserve tiempo suficiente para la investigación clínica. ¿Cuál es el perfil de este médico polivalente?

Estamos hablando, básicamente, del investigador en el hospital. El hospital genera conocimiento y da para todas estas figuras. En algún caso se aglutinan en una sola persona, y, de hecho, hay quienes han cumplido todas estas facetas. Pero, evidentemente, la investigación es cada vez más compleja y el médico ha de polarizarse hacia una de esas facetas. Hoy es casi imposible abarcarlo todo, cosa que sí se hizo en el pasado.

Pero el clínico tiene que investigar también…

No es sencillo. La tarea fundamental en un hospital es atender pacientes, lo cual lleva un consumo importante en el horario laboral de los profesionales, de manera que compatibilizar la clínica, la asistencia, ver a los pacientes con la docencia (que también es importante, porque hay que formar a las nuevas promociones de médicos) y con la investigación, es complicado.

Éste es uno de los debates que ha habido desde hace muchos años: cuánto tiempo hay que dedicar a cada una de las tareas. Lo que se viene planteando en los últimos tiempos es que la tarea investigadora requiere más tiempo que el dedicado, en la actualidad, por los médicos de los hospitales, es decir, aquellos que hacen asistencia además de investigación.

El investigador nato, es decir, el que es contratado (sea biólogo, químico, farmacéutico o médico) sólo para hacer investigación no tiene este problema. El que lo tiene es el que es clínico, es docente y además es investigador. El reparto de los tiempos para que nada se descompense no es sencillo, es una tarea complicada. No obstante, como le digo, estamos preconizando que dedicar algo más de tiempo a la investigación es necesario, sobre todo para trasladar los resultados a los pacientes.

En el caso del Hospital de Vall’d Hebrón, ¿cómo se favorece la investigación traslacional?

Éste es uno de los retos, efectivamente, que estamos teniendo. Para que se haga una idea, disponemos de 974 personas dedicadas a la investigación en el Hospital Vall’d Hebrón, casi mil personas. De éstas casi mil personas, 340 son médicos.

“Dedicar algo más de tiempo a la investigación es necesario”

Lo que estamos propiciando es, o bien contratos específicamente dedicados a la investigación (de manera monográfica). Y también estamos tratando de compartir los gastos de sustitución del médico asistencial (para que pueda dedicarse a la investigación), al cincuenta por ciento de su tiempo, con el Instituto de Salud Carlos III (un cincuenta por ciento de los gastos lo asume éste y, el resto, el propio hospital). Aunque podría citarle otras figuras, ésta quizá es la más importante.

Por otra parte, desde el punto de vista organizativo y dentro de los servicios (algunos de ellos tiene gran número de médicos asistenciales), se trata de propiciar que éstos dediquen más tiempo, como he dicho antes, a la investigación.

¿Cree que España pude presumir de tener un buen nivel de investigación?

España tiene un buen nivel de investigación, pero manifiestamente mejorable. El problema que tiene la investigación en España no lo voy a descubrir yo. Comparativamente con el entorno europeo, y no digamos ya con respecto a Estados Unidos, estamos a una distancia importante.

No obstante se han hecho esfuerzos, por ejemplo de financiación de proyectos. El Instituto de Salud Carlos III se preocupa también de ello. Y las comunidades autónomas. Yo vengo de Cataluña, que, en este momento es, sin ninguna duda, la comunidad del Estado español que, políticamente, ha tenido más claro dedicar más recursos a la investigación.

Es, pues, un problema de recursos y de financiación, y todavía estamos lejos de estos entornos, tanto de países europeos como pueden ser Reino Unido o Alemania, como de Estados Unidos. Probablemente nunca les alcancemos (a Estados Unidos). Sin embargo, es un país que hace la mejor investigación, pero que tiene un problema con su modelo de sanidad, con su financiación, que no cubre a todos los ciudadanos americanos.

“Cataluña es la comunidad del Estado español que ha tenido más claro dedicar más recursos a la investigación”

¿De qué manera puede influir en la investigación el gerente de un hospital como usted?

Es absolutamente fundamental. Una revista médica acaba de publicar que el doctor Navas, que es el actual director general del Instituto de Salud Carlos III como bien sabe, venía a decir que, en un hospital, para poder desarrollar la investigación, hay una serie de figuras claves: la Universidad, en la medida en que colabora con los hospitales (muchos de ellos universitarios); los propios investigadores, sean fundaciones, institutos…; y el gerente del hospital.

Sin esas tres facetas o grupos de personas que colaboran en el desarrollo de la investigación, ésta es imposible. Yo a veces critico a unos colegas y compañeros que no lo tienen del todo claro. Es decir, el gerente de un hospital universitario que no tenga claro que asistencia, docencia e investigación van unidas, y que hay que hacer esfuerzos en todos los sentidos, es mejor que se dedique a otra cosa.