Enfermería directiva

MÁXIMO GONZÁLEZ JURADO AGRADECE A LA CONSEJERA DE SALUD SU COMPROMISO CON LA SEGURIDAD

Navarra instala un dispositivo antipinchazos para proteger al sanitario


El objetivo del Departamento de Salud es minimizar la incidencia de los accidentes relacionados con agentes biológicos

Redacción. Pamplona El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, y el presidente del Colegio de Enfermería de Navarra, Pablo de Miguel, se han reunido con la consejera de Salud, María Kutz, para agradecer su compromiso con la seguridad de los profesionales tras la aprobación de la Orden Foral que establece la implantación, en el sistema sanitario, de dispositivos de seguridad antipinchazo que reducen en un 85 por ciento el riesgo de contagio de enfermedades como VIH/SIDA o hepatitis por pinchazo o corte accidental con agujas.

El pasado 20 de enero se publicó, en efecto, la Orden Foral 7/2010 de la Consejería de Salud de Navarra, por la que se implantan dispositivos de seguridad frente al accidente con riesgo biológico en el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea.

Esta orden va a regular la obligatoriedad de los dispositivos de bioseguridad en la sanidad navarra para evitar los pinchazos accidentales y va a suponer un importante avance en la seguridad de los profesionales sanitarios.

Se trata de una norma jurídica que posiciona a la comunidad foral en la vanguardia de la sanidad europea y mundial y que viene a dar respuesta a una de las reivindicaciones históricas de la Enfermería. Se adelanta, así, a la nueva directiva europea que en breve legislará sobre esta cuestión en Europa.

No en vano, esta legislación establece la implantación en el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea de dispositivos de bioseguridad que son aquellos (como por ejemplo jeringuillas y lancetas) cuyas agujas quedan inhabilitadas una vez que se han utilizado. Este simple mecanismo de bioseguridad reduce en más de un 85 por ciento de las exposiciones percutáneas y el riesgo de exposición por parte del personal sanitario a enfermedades de transmisión sérica como son el VIH/ SIDA y los diferentes tipos de hepatitis.

La aprobación de esta Orden Foral se produce después de que la consejera del ramo, María Kutz, asumiese con los mismos Máximo González Jurado y Pablo De Miguel, en unas jornadas sobre Bioseguridad organizadas por ambas instituciones colegiales el pasado 14 mayo de 2009, el compromiso de implantar dispositivos de bioseguridad en el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea con vistas a reducir al máximo el riesgo de los profesionales. Es por ello que los representantes de la enfermería española y navarra han trasladado a la consejera su agradecimiento y el de los 5.300 enfermeros y enfermeras navarros por la importante apuesta que supone a favor de su seguridad y de la de los pacientes.

La normativa hace hincapié en dos aspectos fundamentales: la responsabilidad del empresario y la protección en todo momento de la salud y seguridad del trabajador. El Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea atendiendo a los principios que rigen la acción preventiva y en consonancia con la Política de Prevención de Riesgos Laborales de este organismo autónomo, aprobada por Resolución 217/2005, de 8 de febrero, del director gerente, considera necesario impulsar e implantar el uso de dispositivos de seguridad que permitan reducir la exposición al riesgo biológico en las actuaciones sanitarias, así como potenciar los mecanismos integrados en el Plan de Prevención de Riesgos Laborales para el seguimiento post exposición y la obtención de datos de accidentalidad que permitan planificar una actividad preventiva adecuada.

El objetivo del Departamento de Salud es minimizar la incidencia de los accidentes relacionados con agentes biológicos entre el personal de los centros sanitarios del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, mediante el establecimiento e implantación de dispositivos de seguridad frente al accidente con riesgo biológico.