Gestión e innovación

XIII CONGRESO NACIONAL DE INFORMÁTICA DE LA SALUD

Empresas y Administración denuncian “carencias básicas” de las TIC


Coinciden en la necesidad de adaptar los sistemas de información al cambio de modelo organizativo

Javier Barbado / Fotografía y vídeo: Daniel Gómez. Madrid. Directivos de importantes empresas del sector de la informática y de las administraciones sanitarias autonómicas han coincido, durante la primera jornada de la 13ª edición del Congreso Nacional de Informática de la Salud celebrada este miércoles en el Palacio de Congresos de Madrid, en denunciar la lentitud del Sistema Nacional de Salud a la hora de adaptarse a la nueva era tecnológica, pese a que resulta apremiante hacerlo en el contexto de un cambio en el modelo organizativo que se califica de nuevo “paradigma”.

Tal vez la más explícita fue la directora general de Sistemas de Información Sanitaria de la Comunidad de Madrid, Zaida Sampedro, quien hizo un ejercicio de autocrítica y aseguró que, en esta autonomía, a pesar de lo mucho conseguido a partir de lo muy poco invertido, todavía existen “carencias muy básicas en arquitectura y seguridad” de los sistemas de información sanitarios.

No menos incisiva se mostró la directora de Estrategia en Sanidad de Hewllett Packard, Lola Ruiz Iglesias, quien citó la tarjeta sanitaria como un problema todavía por resolver a pesar de que “está sobre la mesas desde 1987”. Desde su punto de vista, la sanidad española no puede permitirse que los políticos no hayan resuelto éste y otros asuntos, ya que las empresas del sector necesitan que este tipo de herramientas permitan a los gestores cuantificar y evaluar la eficiencia de las organizaciones sanitarias: “Es necesario que los gestores puedan medir la eficiencia, cuantificar los procesos de partida y calcular el impacto y el valor diferencial” de los centros que dirigen.

Área única en Madrid: las TIC como medio, no como fin

Por su parte, el director general de Isoft para la Unidad de Negocio de América Latina, Antonio Alonso Martín, explicó que tal vez el error, a la hora de gestionar las TIC, parta de considerarlas como un fin en sí mismas en lugar de como un medio, algo en lo que el resto de ponentes de la mesa, que llevó por título Las TIC en la Sostenibilidad para la Salud y el Bienestar, se mostró de acuerdo. De hecho, Sampedro citó la inminente implantación en Madrid del área única de salud y, más en concreto, de la libre elección de médico por el paciente, como un ejemplo de que se tiene a la vista un “objetivo común” para el que las TIC deben ser utilizadas.

Antes del debate, el consejero de Salud de La Rioja, José Ignacio Nieto, aseguró que el desarrollo de las TIC es una prioridad en la inversión económica de los gobiernos: “Una mayor inversión produce ahorro, evita duplicidades, hace que los ciudadanos y los profesionales se beneficien de los recursos y de la gestión de la asistencia”, declaró. Y puso como ejemplo dos iniciativas coordinadas por el Ministerio de Sanidad y Política Social: el proyecto de historia clínica compartida en el Sistema Nacional de Salud y la posibilidad de que el paciente acceda a este documento.

Sistema Compás en Cataluña

A primera hora de la mañana, altos cargos de las distintas comunidades autónomas expusieron a los congresistas algunos programas y avances de las TIC en el ámbito de la salud. Así, por ejemplo, el consejero delegado de la Agencia de Evaluaciò i Recerca Médiques de Cataluña, Joan Guanyabens Calvet, habló del proyecto de una “carpeta personal de salud”, de modo que “daremos al ciudadano la llave de la información médica”. Y expresó el interés de desarrollar “sistemas de salud inteligentes” a partir de una estrecha colaboración con el Instituto Catalán de la Salud.

Por otro lado, el director general de Recursos Económicos de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Eloy Jiménez Cantos, citó el “sistema Compás” como método que ha resultado útil a la hora de “conectar los sistemas económicos y asistenciales” en esta autonomía: “Este sistema tiene un fuerte componente económico y ha mejorado la eficiencia al estimular a los gestores para atraer y mantener a los pacientes, de acuerdo con nuestro lema de que ‘el dinero sigue al paciente”.

Las CCAA echan mano de las TIC ante los cambios en la asistencia

Por otra parte, Castilla-La Mancha, Navarra, Cataluña y Madrid son algunas de las comunidades autónomas que dieron a conocer durante el Congreso, los ejes estratégicos para adaptar la sanidad al nuevo modelo asistencial con la ayuda de las TIC.

Este nuevo patrón de la asistencia sanitaria está condicionado, entre otros factores, por el envejecimiento de la población; el predominio de las enfermedades crónicas; el desarrollo de la atención sanitaria en el domicilio; la mayor capacidad decisoria de los ciudadanos y la tendencia a implantar nuevos modelos de gestión sanitaria, según recordó Rodrigo Gutiérrez, coordinador de Atención al Ciudadano y Proyectos de Innovación y Mejora del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).

JPEG - 27.1 KB
María Dolores González.

El propio Gutiérrez recurrió a unas declaraciones del consejero de Sanidad y Consumo del País Vasco, Rafael Bengoa, para dejar patente la existencia de un cambio de paradigma en la sanidad nacional (un hecho que se ha mencionado repetidas veces durante el Congreso): “Existe otra verdad incómoda aparte del cambio climático: la crisis del actual modelo para ejercer la Medicina”.

Plan de Mejora en Navarra

En este contexto Cristina Ibarrola, directora de Atención Primaria del Servicio Navarro de Salud, expuso el “proyecto piloto de reorganización de proceso asistencial” que se va a implantar en esta comunidad autónoma, y que responde a un Plan de Mejora autonómico inspirado en la Estrategia Nacional AP21: “Pretendemos garantizar la accesibilidad del ciudadano a la sanidad, más tiempo de atención por cada paciente, potenciar el autocuidado de la salud y fomentar el desarrollo de los profesionales”, ha destacado.

Ibarrola también reseñó la importancia de la evaluación del plan y ha citado como prueba de sus buenos resultados la disminución del 35 por ciento observada en el tiempo de espera del paciente en verano de 2008. O el descenso del número anual de desplazamientos al centro de salud del 4,8 al 4,1. O, en fin, el incremento del tiempo de atención sanitaria por paciente en más del 30 por ciento.

Proyecto Argos y libre elección

En cuanto a la directora Económica y de Organización del Instituto Catalán de la Salud (ICS), Dolores González Cuyás, expuso al auditorio el funcionamiento del “programa Argos”, un “modelo común único” para gestionar la información sanitaria que se ha utilizado en seis hospitales autonómicos hasta el momento. Por su parte, la directora general de Atención al Paciente de la Comunidad de Madrid, Elena Juárez Peláez, sacó a relucir –una vez más en el Congreso– la relación entre el desarrollo de las TIC y la aprobación local de una sola área de salud en la que se pretende que el paciente disfrute de libre elección de médico, enfermero y centro.

JPEG - 53.6 KB
Rodrigo Gutiérrez, Ceciliano Franco, Cristina Ibarrola y Elena Juárez participaron en el Congreso de Informática de la Salud.

En ese escenario de área única, Juárez Peláez enumeró cinco cambios que afectarán al profesional de la salud: catálogo normalizado de prestaciones y especialidades de Atención Especializada (proyecto multicita en los centros de Atención Primaria); unificación de formularios entregados al ciudadano; historia clínica digital accesible desde cualquier lugar para garantizar la continuidad asistencial del paciente (proyecto Horus); repositorio único de información corporativa e identificación unívoca de pacientes, directorio de profesionales y catálogo de centros (proyecto Cibeles e integración con hospitales); y avance en la prestación de servicios multicanal para el ciudadano (proyecto de Administración electrónica).