GESTIÓN Autonómica

ÁLVARO SANTOS, DIRECTOR GENERAL DE ATENCIÓN SANITARIA Y CALIDAD DEL SESCAM

“Primaria ha delegado el diagnóstico en el hospital”


Javier Barbado. Vídeo: 3 en raya. Para este alto cargo del Sescam hace tiempo que el primer nivel asistencial ha delegado funciones tan importantes como el diagnóstico diferencial del enfermo a los especialistas hospitalarios, cuando ésa es una las “principales funciones” de la Atención Primaria. Por esa razón acaba de implantarse un nuevo modelo gestor en un centro de salud manchego de referencia, y se prevé que se extienda al resto de los equipos de Primaria autonómicos. Se trata, una vez más, de ganar en eficiencia por medio de la coordinación más adecuada posible de los recursos disponibles.

Nos ha llamado la atención el Centro de Salud Buenavista. Hace unos meses fue visitado por el consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, debido a que se le considera una referencia por su modelo de gestión. E incluso se piensa en exportar esa fórmula al resto de la comunidad.

Así es. No obstante, todo ello hay analizarlo a partir de una serie de ejes estratégicos que tenemos definidos en la Consejería de Salud y Bienestar Social y en el Sescam, como la integración sociosanitaria y la descentralización. Respecto a esta última, podemos analizar por qué queremos darle a la Atención Primaria el protagonismo que ha perdido. Es decir, no deberíamos fijarnos sólo en este centro sino en por qué hemos llegado a esta conclusión.

¿Puede explicarnos en que consisten los “ejes estratégicos” de la Consejería?

Como digo, hay una serie de ejes estratégicos de la Consejería y del Sescam. Éste es el encargado de sacarlos adelante a lo largo de 2010. Son dieciocho ejes en total, pero me voy a centrar en los dos primeros ya mencionados.

La integración sociosanitaria está relacionada con la continuidad del proceso asistencial. En la actualidad, en la mayoría de los servicios de salud hay una discontinuidad del proceso debido a que no hay una buena coordinación entre Atención Primaria y Atención Hospitalaria. Y, sobre todo, debido a que, siendo el proceso asistencial el mismo, no abarca también el proceso social. Se trata de llegar, por tanto, a una integración sociosanitaria que abarque transversalmente todo el proceso asistencial y social del paciente.

En cuanto al segundo eje, se trata de la descentralización. Tenemos que huir de organizaciones tan piramidales (como las que tenemos actualmente) y devolver la toma de decisiones a los mandos intermedios y a los profesionales. Tanto la Consejería de Salud y Bienestar Social como el Sescam tratan, pues, de llegar a esa descentralización buscando en Atención Primaria formas de autogestión, gestión clínica en el hospital o bien áreas funcionales.

Nos hemos dado cuenta de que, desde hace tiempo, Atención Primaria ha delegado una de sus principales funciones, la del diagnóstico, que tiene lugar en el hospital. No podemos olvidar que el medio natural del paciente es Atención Primaria, que ha de resolver al menos el 80 por ciento de los procesos. El hospital, por su parte, ha de ser un elemento interconsultor.

Actualmente, la Atención Primaria está excesivamente burocratizada. Por lo tanto, hemos de poner en marcha una serie de medidas que mejoren la capacidad diagnóstica de Atención Primaria para que puedan conseguir ese objetivo. Pensamos que esto se puede conseguir poniendo en marcha medidas como la que se ha puesto en marcha en el Centro de Salud Buenavista de Toledo.

¿En qué consiste el modelo de autogestión?

Autogestionar equivale a que el profesional defina su propia agenda, organice su propia actividad, trabaje en red… Los profesionales se apoyan unos a otros, tienen un rápido y fácil acceso a la formación y gestionan los recursos que el servicio regional de salud pone en sus manos. Es decir, se trata de darles facilidades para actuar siempre y cuando tengan en cuenta los principios de calidad que se marcan desde el servicio de salud tanto en la prestación asistencial como en la farmacéutica. Y teniendo en cuenta, asimismo, un indicador muy importante: la satisfacción de los ciudadanos con respecto a la actividad que se hace en el centro.

Respecto a la iniciativa del equipo de Atención Primaria del Centro de Salud Buenavista de Toledo, se dio a sus profesionales la oportunidad de gestionar mejor sus recursos. Y se pactó con ellos una serie de objetivos relacionados con la gestión de recursos humanos (capítulo primero), materiales (capítulo segundo), de farmacia… y teniendo en cuenta, insisto, que debían mantenerse unos parámetros de calidad y de satisfacción de la ciudadanía.

En este sentido, la última encuesta de satisfacción de los usuarios del centro ha mostrado que, entre lo que más valoran, se encuentran los aspectos relacionados con la confianza y la seguridad en el profesional. Entre lo peor valorado, hay que mencionar la demora en la cita y la entrada a la consulta. ¿Se van a tonar medidas para enmendar esto último?

Lógicamente, estamos empezando a hacerlo. Tiene que darse cuenta de que, en este equipo de Atención Primaria, se ha delegado una serie de actividades. Por ejemplo, ha aumentado su cartera de servicios. Es un equipo en el que sus profesionales trabajan en red: hacen ecografías, cirugía menor… Por ponerle otro ejemplo, han abierto una escuela de padres. Pero si hay unos profesionales que hacen ecografía y, otros, cirugía menor, la consulta a demanda de cada uno puede verse desbordada y ser el origen de la demora.

¿Qué significa trabajar en red, tal como lo están haciendo ahora mismo los profesionales del Centro de Salud Buenavista? Darse cuenta de ese problema y trabajar para solucionarlo cuanto antes, para lo que lo tienen previsto en su plan funcional. Así, mientras un profesional que se dedica a hacer ecografías mantiene esa demanda atendida en los tiempos adecuados, otro profesional del centro se hace cargo del exceso de consulta, de la que el primero no se puede encargar. Estamos convencidos de que, con esta nueva forma de gestión, esos tiempos de demora van a desaparecer completamente.

Hay dos ejemplos muy concretos de gestión en el centro. Uno sobre seguimiento y diagnóstico de la retinopatía diabética. Y otro sobre el abordaje integral de la patología nodular tiroidea desde la consulta de Atención Primaria y en coordinación con Especializada. ¿Puede hablarme de estas dos experiencias?

Los dos acaban de empezar por lo que, ahora mismo, todavía no disponemos de resultados. Forman parte de los objetivos previstos para 2010 y, cuando llegue el momento, tendremos la evaluación adecuada.

Pero yo insistiría en otros aspectos que me parecen importantes. Además de la cartera de servicios, sin duda fundamental, creo que cuando al profesional sanitario (sea médico, enfermero, etc.) se le da la oportunidad de organizar su propia actividad, se gana en eficiencia, satisfacción por parte de los propios profesionales y de la población. De hecho, en esa encuesta que usted ha citado de satisfacción de la población, se revela que, en una valoración de 1 a 5, la nota global de los pacientes encuestados es de 4,46 (por encima de la media del Sescam). Y se trata de lo que opinan en aspectos tan importantes como la confianza en los profesionales. Es algo que está muy relacionado con el tú a tú, con tratar a los pacientes de una forma mucho más directa, porque el profesional, no lo olvidemos, ha aumentado su oferta en este centro de salud. En concreto, atiende desde las ocho de la mañana hasta las nueve de la noche, amén de la atención continuada las 24 horas los fines de semana, y el resto de los días desde las tres de la tarde hasta las ocho de la mañana del día siguiente.

Y luego, como digo, que se le dé al profesional la posibilidad de gestionar sus propios recursos. La formación tiene una importancia capital en todo lo que se relaciona con el desarrollo profesional. Cuando el propio equipo de Atención Primaria dice que necesita que un profesional acceda a esa formación, y ésta rebasa los cinco días que concede el Sescam para cursarla, ese mismo equipo se encargará de gestionar todas las sustituciones que se generen en ese intervalo. Es una apuesta importante de los miembros del centro y del equipo por la formación continuada y por el avance en la calidad de la prestación. O bien el control de aquellas ausencias menores de 30 días, que también corren a cargo del equipo de Atención Primario. O el control de la incapacidad temporal (IT), que se conseguido rebajar, en el Centro de Salud Buenavista, en un porcentaje de 0,84 quedándose en el 1,12, muy por debajo del 1,34 que se registra en el área de Toledo.

JPEG - 56.8 KB
Álvaro Santos, en su despacho oficial.

Se trata de acciones, pues, que se ponen en marcha dejándolas en manos de los equipos de Atención Primaria y que, en definitiva, redundan en una mejor atención y calidad de los cuidados que se prestan a los ciudadanos adscritos al Centro de Salud Buenavista.

¿Sabe qué próximos centros van a incorporar este modelo de gestión?

Es un modelo que ahora está en estudio. Pensamos que va a dar frutos porque, de hecho, lo estamos viendo en los indicadores registrados hasta el momento. Hemos pactado con la gerencia de Atención Primaria de Toledo que, en aquellos centros donde se den las circunstancias idóneas, se vaya comunicando a los profesionales la implantación de este modelo (en concreto, hemos hablado con tres equipos de Atención Primaria del área de Toledo). También hemos hablado con el gerente de Atención Primaria en Ciudad Real: concretamente se pondrá en marcha el modelo en el Centro de Salud “número cuatro”, además de otros dos equipos de Primaria también en Ciudad Real. Y otro centro más con el modelo en el área de Puertollano. Poco a poco hablaremos con el resto de las gerencias de Atención Primaria para instalar modelos similares.