Gestión e innovación

ES MÓVIL Y MÁS PEQUEÑO QUE UNA TARJEJA DE CRÉDITO

Un dispositivo nanotecnológico diagnostica la sepsis en menos de una hora


Bautizado como MinoLab, forma parte de un proyecto del Instituto Fraunhofer, en Alemania

EP. Madrid / Un nuevo dispositivo móvil de diagnóstico, más pequeño que una tarjeta de crédito, más barato y basado en nanopartículas guiadas de forma automática por fuerzas magnéticas, diagnostica la sepsis en menos de una hora, cuando hasta ahora, con los análisis tradicionales, se tardaba cerca de 48 horas en detectarla.

Se denomina MinoLab y consiste en una tarjeta de plástico que se inserta en una unidad de análisis más pequeña que una libreta y con la que, en el futuro, se podrán realizar análisis mientras se lleva al paciente al hospital.

Su sistema se basa en partículas magnéticas que se introducen en las células que se estudiarán en una muestra de sangre y que recorren el sistema completo, de forma automática, gracias a un juego de fuerzas magnéticas. Al término del proceso, se realiza el diagnóstico a través de sensores magnéticos.

En la actualidad, el dispositivo forma parte de un proyecto del Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania, que desarrolla el Instituto Fraunhofer para la Terapia Celular y la Inmunología (IZI), ubicado en Leipzig, en colaboración con Magna Diagnostics, escindida de la Sociedad Fraunhofer.

Según ha explicado Dirk Kuhlmeier, científico del Instituto Fraunhofer, “después de tomar una muestra de sangre, las nanopartículas magnéticas se unen a las células dianas en la muestra sanguínea a través de receptores moleculares específicos”.

“Entonces utilizamos un simple imán para transferir las partículas a la tarjeta de plástico, junto con los patógenos, y los movemos a través de varias cámaras de reacción en miniatura, donde tiene lugar la reacción de la cadena de polimerasa”, añadió.

“Este es el método –corroboró– por el que se copian incluso las más pequeñas secuencias de ADN de patógenos millones de veces. Cuando esto está copiado, las nanopartículas transportan el ADN del patógeno dentro del canal de detección, donde un nuevo tipo de biochip magnetoresistivo identifica posibles patógenos y resistencias a antibióticos”.