Gestión e innovación

EL PACIENTE PUEDE VERLO EN LA PANTALLA

La tecnología 3G `lleva´ al médico a su móvil


El profesional mantiene conversaciones de audio y vídeo desde el hospital

Redacción. Madrid / A menudo, un médico no puede desplazarse hasta el paciente o no puede prestarle toda la atención que necesita. La robótica y la tecnología móvil 3G se dan la mano gracias a InTouch Health y Qualcomm con un sistema que pone a paciente y médico cara a cara aunque se encuentren a kilómetros de distancia.

Fundada en 2002, InTouch Health es un proveedor de presencia a distancia que permite al usuario estar en dos lugares a la vez gracias a tecnología de movilidad. La compañía cuenta con más de 60 empleados y cuenta con sede en Santa Bárbara, California.

El tiempo de un médico es precioso por lo que cualquier nueva tecnología que pueda mejorar su disponibilidad se convierte en una buena medicina. A tal fin, InTouch Salud ha desarrollado un sistema robótico de presencia remota (PR-7) que los médicos pueden utilizar para prestar atención médica personal, sin tener que estar físicamente en el sitio.

El hospital cuenta con un móvil de poco más de un metro y medio de alto, el RP-7, con una pantalla de 15 pulgadas que hace las veces de cabeza. El médico de forma remota se conecta al robot RP-7 a través de internet y emplea video y audio para tener conversaciones con el personal y los pacientes en tiempo real.

Con anterioridad, la solución sólo estaba disponible cuando los médicos podían acceder a una conexión a internet por cable o vía un punto de acceso Wi-Fi. Sin embargo, el verdadero objetivo era brindar a los médicos más libertad geográfica para utilizar el sistema de forma remota y así seguir manteniendo la atención personal con sus pacientes.

De esta forma, InTouch Health abrazó la tecnología EV-DO para conexiones 3G de Qualcomm (www.qualcomm.es). Mediante un portátil denominado ControlStation equipado con una cámara y un joystick, puede controlar a distancia y desde cualquier lugar el dispositivo, que, por supuesto, funciona de manera inalámbrica y “autónoma”. Los médicos utilizan tarjetas en sus portátiles para ganar conectividad a través de la banda ancha móvil de Sprint y Verizon Wireless.

“Ahora los médicos pueden acceder a la RP-7, prácticamente en cualquier lugar: en su casa, en una casa de vacaciones o durante el viaje, incluso si no hay internet”, dice Michael Chan, vicepresidente ejecutivo de ventas y comercialización de InTouch Health. “Gracias a la tecnología 3G, nuestros médicos no tiene que ser capaz de conectarse a una red establecida por cable o un punto Wi-Fi, lo que les da mayor libertad y flexibilidad”.