Enfermería directiva

CONFERENCIA DEL RESPONSABLE DEL PLAN DE MEJORA DE PRIMARIA EN NAVARRA

Luis Gabilondo: “La clave para el sanitario no es trabajar más, sino mejor”


Denuncia el “distanciamiento” entre clínicos y gestores

Javier Barbado. Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid / La creencia cultural de que mejorar la gestión de los equipos sanitarios exige aumentar su ritmo de trabajo debería ser objeto de importantes matices. En ello reside el mensaje esencial de la conferencia pronunciada por el responsable técnico del Plan de Mejora de la Dirección de Atención Primaria del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, Luis Gabilondo Pujol: “No se trata de trabajar más, sino de hacerlo mejor”.

Gabilondo se dirigió así al auditorio concentrado en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid, durante la jornada de debate organizada por la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE). Desde su punto de vista, los profesionales de la Sanidad –como muchos otros– “tienden a pensar las cosas en términos de ‘si ti ganas, yo pierdo”, otro error que se encadena con el que “creer que la forma de mejorar es aumentar la productividad” sin valorar otros aspectos como la eficiencia de ese rendimiento o la calidad percibida por el enfermo.

A menudo, la consecuencia de esa percepción errónea por parte del sanitario fortalece una realidad que Gabilondo no olvidó resaltar: “Tenemos un importante distanciamiento entre las figuras que asumen la responsabilidad de lo colectivo, los gestores, y quienes asumen la responsabilidad de lo concreto, de lo individual, del actor personal, de la atención paciente a paciente”. En su opinión, “ese alejamiento también constituye un problema que debe atajarse: nuestra insatisfacción se deriva en gran medida de que estamos dando un tipo de atención provisto de gran calidad técnica, pero no así de calidad global”, que se obtiene a partir de una “atención integral menos medicalizadora, es decir, que piense más en lo que necesita el paciente y no en lo que tiene”.

Además, la realidad de este “distanciamiento” entre clínicos y gestores de la salud no queda desmentido por los resultados de las encuestas de satisfacción, a pesar de que, por lo general, sus resultados valoren al profesional sanitario con altas puntuaciones, al menos según lo razonado por este directivo: “Nuestro sistema no genera adhesiones en la población desde un punto de vista relativo, porque, a pesar de que los barómetros dan buenos resultados, no sucede lo mismo se si compara nuestro sistema sanitario con el de otros países”.

Con todo, para Gabilondo, el Sistema Nacional de Salud (SNS), “globalmente considerado”, resulta “muy eficiente”, pese a que coexisten en él “grados de ineficiencia interna e incluso riesgo de insostenibilidad, amén –insistió– “de cierto distanciamiento entre gestores y usuarios”. En todo caso fijó como premisa llevar a cabo una “dirección facilitadora” del cambio, que consiste, según precisó, en lograr que la actitud del profesional pase de ser “reactiva” a “proactiva”.

JPEG - 67.5 KB
Jesús Sanz, presidente de la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE); en el centro, público asistente a la jornada de debate de este colectivo. En la última instantánea, Epifanio Fernández, director del Área Académica de Enfermería de la Universidad Europea de Madrid (UEM).