Gestión e innovación

BAUTIZADO COMO “KHRESMOI”

Atos Origin participa en el proyecto europeo sobre acceso fiable a información médica en internet


El 52 por ciento de los ciudadanos de la UE acude a la red para resolver cuestiones sanitarias

Redacción. Madrid / Atos Origin, compañía internacional de servicios de tecnologías de la información (TI), desarrollará y coordinará la integración de todos los elementos del proyecto Khresmoi, que cuenta con financiación de la Comisión Europea, para favorecer la accesibilidad on-line a información médica fiable, tanto por parte del público en general como de expertos en Medicina.

JPEG - 26.6 KB
Enrique Palau, director de Desarrollo Estratégico en Sanidad de Atos Origin.

El proyecto pretende desarrollar en los próximos cuatro años un sistema, basado en la web, de búsqueda y acceso de información relacionada con la salud. Tendrá carácter multimodal y multilingüe, de manera que los usuarios podrán realizar sus consultas en el idioma que prefieran y recibir, además de los enlaces a los documentos que más se ajusten a sus necesidades, resúmenes traducidos de los mismos.

Según la última encuesta sobre e-Salud en Europa, el 52 por ciento de la población del continente utiliza internet para informarse o resolver sus dudas médico-sanitarias, lo que conlleva riesgos potenciales para su salud, ya que utilizan por lo general buscadores con los que acceden a páginas de calidad y fiabilidad cuestionables, como foros de discusión o portales wiki, en los que resulta difícil saber si la fuente es o no experta en la materia.

Puesto que estos buscadores suministran la misma información a todos los usuarios con independencia de su nivel de formación, Khresmoi ajustará sus búsquedas a éste. Así, un ciudadano sin conocimientos de Medicina y un profesional del ramo, acostumbrado a la terminología técnica, obtendrán diferentes resultados.

Para ello, mediante análisis semánticos y la combinación de búsquedas de textos y de imágenes, el sistema valorará la información médica procedente de una gran diversidad de fuentes –no sólo la expuesta de forma abierta en la red, sino también la de publicaciones científicas, bases de datos farmacéuticas, bancos de imágenes, etc.–, ofreciendo novedosos interfaces a los usuarios que simplificarán al máximo su acceso on-line a los datos requeridos.

En el caso de los médicos, se beneficiarán de Khresmoi por la mayor rapidez con que recibirán respuestas ajustadas a sus necesidades, mientras que los radiólogos tendrán en el sistema una herramienta con la que gestionar la gran cantidad de imágenes de rayos-X, resonancias magnéticas y tomografia computarizada que deben analizar en su actividad diaria. Así, a diferencia de otros proyectos de e-Salud, Khresmoi no procesa historiales de pacientes, sino que se centra en la información médica disponible en fuentes impresas u on-line.

La coordinación general del proyecto corre a cargo de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Suiza Occidental, mientras que a Atos Research & Innovation, el nodo de I+D de Atos Origin, le corresponde la integración de todas las tecnologías implicadas en el mismo.

Los demás socios se complementan entre sí por su especialización en diferentes ámbitos: extracción de información de textos: Universidad de Sheffield (Reino Unido); extracción de información de imágenes: Universidad Médica de Viena y Universidad de Ciencias Aplicadas de Suiza Occidental; traducción computarizada: Universidad Charles de Praga y Evaluations and Language Resources Distribution Agency (Francia); recuperación de datos: Universidad de Dublín e Information Retrieval Facility (Austria); repositorios y razonamientos semánticos: Ontotext (Bulgaria); interfaces de búsqueda: Universidad de Duisburg-Essen (Alemania).

El consorcio incluye, además, a la Sociedad de Médicos de Viena, que agrupa a 2.700 profesionales; dos departamentos de radiología, el de la Universidad Médica de Viena y el de la Universidad de Ginebra, y la Health on the Net Foundation. Esta última es una fundación creada en 1995 con el apoyo del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas para promover la publicación de información fiable sobre la salud en Internet, actuando también como un motor de búsqueda que cuenta actualmente con más de 11.000 solicitudes al día.