Gestión e innovación

SEGÚN APUNTAN DIRECTIVOS DE HOSPITAL

La gestión mixta en Primaria, clave para la eficiencia


Se destaca también la estrategia de centralizar y compartir servicios

Javier Barbado. Madrid / La colaboración del sector privado en el primer nivel asistencial, y no sólo en la atención hospitalaria, constituye una de las claves para aumentar la eficiencia de los centros en el futuro, según comienzan a apuntar voces autorizadas como la del director gerente del Hospital Universitario de Getafe (Madrid), Ricardo Herranz, y el director de Planificación y Proyectos de Ribera Salud Grupo, Mariano Guerrero.

JPEG - 49.6 KB
Mariano Guerrero; Carlos San Gregorio Yáñez, director gerente del Hospital de Fuenlabrada de la Comunidad de Madrid; Ricardo Herranz; y César Pascual, este lunes en el salón de actos del Hospital de Móstoles (Madrid). /JB.

Ambos apuntaron a esta idea durante las I Jornada de Gestión de Equipos Directivos de la Comunidad de Madrid, celebrada en el Hospital Universitario de Móstoles, en Madrid, y que reunió a directivos de varios centros hospitalarios de la capital de primer nivel, además de contar con la presencia del consejero de Sanidad autonómico, Javier Fernández-Lasquetty, y el director general de Hospitales regional, Antonio Burgueño.

En el caso de Guerrero, predica además con el ejemplo, ya que el grupo del que forma parte, de naturaleza privada, es el único en España que ha extendido un modelo de gestión compartida a la Atención Primaria.

De hecho, otra de las conclusiones del encuentro se centró en que todavía resulta prematuro, salvo en el caso de Ribera Salud, hacer balance de la eficiencia y producción de los hospitales en los que se trabaja con fórmulas de gestión alternativas a la tradicional. Pese a ello, Herranz se atrevió a resolver que, en términos de “resultados de salud” y de accesibilidad, no habrá apenas diferencias entre los centros que puedan atribuirse al modelo de gestión. En cambio, sí vaticinó que la mayor disponibilidad de instrumentos gestores (es decir, la variedad de fórmulas posibles) traerá consigo mayor eficiencia.

César Pascual, gerente de los hospitales madrileños de Vallecas Infanta Leonor y Virgen de la Torre, enumeró lo que él considera ventajas y “puntos débiles” de los nuevos modelos, no sin advertir de antemano que lo que se considera ventajoso en un sentido puede no serlo en otro. Así, resaltó el hecho de que, en el modelo de concesión, los gestores de la Administración tengan un solo interlocutor con quien lidiar, lo cual agiliza el trabajo pero también condiciona el margen de acción de los poderes públicos.

JPEG - 54.1 KB
Abraham Herrera (primero por la izq.), jefe de Relaciones Institucionales de Bayer, compañía colaboradora de las jornadas, entre el público asistente. En el centro y en la imagen de la derecha, Mariano Guerrero y César Pascual, respectivamente, durante sus intervenciones. /JB.

Del mismo modo, Pascual consideró “fortalezas” del sistema de gestión mixta la innovación en general; la oportunidad de promoción para los profesionales; el desarrollo de la tecnología de la información y la comunicación (TIC) y la orientación estratégica de los centros a los resultados y la eficiencia. Entre los aspectos que calificó de “debilidades” del modelo, mencionó la necesidad de actualizar al personal en el manejo de las nuevas tecnologías; la media de edad de los profesionales (muy jóvenes, lo que condiciona la política de recursos humanos en algunos aspectos como la baja por maternidad); la falta de experiencia en la propia fórmula gestora y, en fin, la necesidad de asegurar la eficiencia ante la amplia implantación de las nuevas tecnologías (el centro no puede arriesgarse a que una caída del sistema informático lo deje sin funcionar).

En el caso del Infanta Leonor, según recordó, el hospital está construido de acuerdo con la fórmula PFI (Private Finance Initiative), por el que la Sociedad concesionaria asume la construcción y el mantenimiento, y, además, la prestación de doce servicios no asistenciales. En cuanto a la gestión del centro, es de naturaleza mixta (Empresa Pública Hospital de Vallecas y Hospital de Vallecas SA). El retorno de la inversión –matizó– se logra a partir del canon fijado con la concesionaria tanto en el coste de la infraestructura como de los servicios a que está obligada por contrato, así como por medio del reparto de los posibles beneficios en actividades de explotación comercial del hospital.

Guerrero, por su parte, destacó la experiencia exitosa del Laboratorio Central de Análisis Clínicos en Madrid, situado en el Hospital Infanta Sofía de esta comunidad autónoma, y se preguntó por qué no se aplica ese mismo modelo de servicio compartido a otras tareas sanitarias como, por ejemplo, la asistencia farmacéutica.