Gestión e innovación

SEGÚN UN INFORME DE LA COMUNIDAD DE MADRID QUE DESPERTÓ EL INTERÉS DE LA UE

El 75% de los pinchazos accidentales entre los sanitarios es evitable


La adaptación de un centro a la normativa sobre bioseguridad requiere entre seis y ocho meses

Javier Barbado / Imagen: Diego S. Villasante y Miguel Ángel Escobar. Vitoria (Álava) / Las tres cuartas partes de los pinchazos accidentales (con el consiguiente riesgo de infección) que sufren los sanitarios pueden evitarse con el ejercicio de “buenas prácticas, formación e información”, así como si se cumple la normativa sobre bioseguridad, y, en concreto, la contemplada en la directiva que refrendó el Parlamento Europeo a principios de año y que fue publicada en junio de este año, según informó el ex director general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Agustín Rivero, durante la primera jornada del 2º Encuentro de Directivos de la Salud organizado por Sanitaria 2000 y auspiciado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa).

Así se deduce de un informe, reclamado por la Unión Europea, basado en un estudio piloto en el que participaron 440 profesionales de Enfermería y que fue llevado a cabo en el Hospital Clínico San Carlos y el Hospital Universitario Fundación Alcorcón, ambos en la Comunidad de Madrid.

De acuerdo con la experiencia en este terreno de la compañía Becton Dickinson, expuesta al auditorio por su director general, José Luis Gómez, el personal de Enfermería se muestra por lo general “muy resistente al cambio”, razón de que resulte esencial que “el gerente lidere un proyecto de gestión” de ese cambio. En este sentido, Gómez criticó el abandono, por parte de la Comunidad de Madrid, de un programa de formación que había demostrado muy buenos resultados.

Por otra parte, precisó que se necesitan “de seis a ocho meses” para conseguir la “conversión” de un centro al programa de bioseguridad acorde a la legislación vigente, que, en España, no se limita a la directiva de la Unión Europea, porque, de hecho, existen normas previas como la propia Ley de Protección de Riesgos Laborales.

JPEG - 47 KB
José Luis Gómez; el presidente de Sanitaria 2000, José María Pino, y el ex director de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Agustín Rivero, durante el 2º Encuentro de Directivos de la Salud en el Parador Nacional de Argómaniz (Vitoria).

Gómez recalcó, como conclusión, la importancia de que el suministrador de productos de bioseguridad tenga la obligación –y así se contemple y se exija en los concursos públicos– de formar a los sanitarios sobre cómo utilizarlos. En cuanto al papel de los directivos y gerentes de las organizaciones sanitarias, recordó que, de no cumplirse la normativa en estos lugares, pueden ser objeto de sanciones tanto por la vía administrativa como penal.

A continuación, Publicación de Directivos de la Salud ofrece a sus lectores el contenido íntegro de esta mesa del 2º Encuentro Global de Directivos de la Salud: