Gestión e innovación

DATOS DE LA CONSULTORÍA IPSOM

Los planes de eficiencia energética ahorran a los hospitales un 50%


Las autonomías más adelantadas en la aplicación de estos sistemas son Madrid, País Vasco y Cataluña

Leire Sopuerta Biota. Madrid / Los planes de eficiencia energética pueden reducir el gasto en energía de los hospitales a la mitad. Una mayor concienciación en el uso de la energía y una mejora en el rendimiento de los sistemas, pueden suponer un ahorro de casi un 50 por ciento del gasto en suministros. Así se deduce de los datos aportados por la consultora Ipsom, que ha elaborado auditorías en diferentes hospitales españoles.

JPEG - 33.9 KB
Joaquim Pareras, director general de Ipsom.

La aplicación de estos planes no está muy extendida en el sector sanitario, aunque poco a poco se van llevando a cabo actuaciones puntuales, explica Joaquím Pareras, director general de Ipsom. De los 800 hospitales que hay en España, un 20 por ciento ha realizado algún tipo de actuación en este ámbito. A juicio de Pareras, lo más importante es que los reponsables del hospital sean conscientes de los beneficios de estos planes energéticos. “Deben creerse que las medidas a aplicar surgen efecto”, ha afirmado, ya que ello ayudará a que decidan invertir en tecnologías que contribuyen al ahorro de energía.

En este sentido, Pareda destaca que los hospitales disponen de un alto potencial de ahorro en el consumo energético. La nueva tecnología existente en sistemas de iluminación y climatización reduce los costes de mantenimiento y aumentan la vida útil de las instalaciones. Además, los hospitales ofrecen unas amplias posibilidades de implantación de nuevos sistemas de producción de energía, que ahorren el consumo, como es el caso de la biomasa y la cogeneración.

A través de estos sistemas, los hospitales reducen la factura del consumo eléctrico y las emisiones de CO2. De hecho, la implantación de cogeneración es especialmente aconsejable en edificios con necesidades de generación de calor, como es el caso de los hospitales. Del mismo modo, hay que tener en cuenta que los edificios de los hospitales, son edificios con régimen de funcionamiento completo, es decir, que durante todo el año están abiertos, por lo que la rentabilidad de las inversiones es mucho mayor que en edificios de oficinas.

Pareda aconseja a los hospitales la aplicación de estas medidas de ahorro. Para ello, explica el director general de Ipsom, los centros reciben ayudas de la Administración. Los estudios previos son financiados entre un 50 y un 75 por ciento, y las inversiones entre un 20 y 35 por ciento. Las comunidades más adelantadas en este ámbito, es decir, aquellas que más actuaciones han emprendido para ser más eficientes energéticamente son Madrid, País Vasco y Cataluña.