Gestión e innovación

LA CONSEJERA DE SANIDAD DE GALICIA, PILAR FARJAS, RECLAMA MAYOR FINANCIACIÓN ESTATAL

Roldós pide que la colaboración público-privada sea “sin prejuicios”


El 32º Congreso Nacional de Semergen analiza el papel de los políticos y profesionales en el sector

María Márquez / Maspalomas (Gran Canaria) / Profesionales, políticos, sanidad privada, financiación y recursos humanos fueron los grandes temas sobre los que han girado los discursos de los participantes en la mesa Sostenibilidad del SNS y propuestas para el cambio, que forma parte del 32º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). Juan Saavedra, médico y futuro presidente del Congreso Nacional de 2011 que se celebrará en Asturias, criticó el pobre papel del profesional ante las autoridades sanitarias y los políticos, mientras que las consejeras Farjas y Roldós se centraron en las flaquezas de los presupuestos estatales y su impacto para la gestión autonómica. Por su parte, la catedrática de la Universidad de las Palmas (UPLA) Beatriz González analizó la situación económica actual y Juan Abarca Cidón presentó las propuestas de Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), entidad de la que secretario general.

JPEG - 56.3 KB
De izquierda a derecha, Pilar Farjas, consejera de Sanidad de Galicia; el moderador del acto, Jesús Sánchez Martos, catedrático de Educación para la Salud de la Universidad Complutense; la consejera canaria Mercedés Roldós; la vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, y el secretario general de IDIS, Juan Abarca Cidón.

Para Juan Saavedra la clave del cambio estaría en promover una “confianza mutua entre profesionales y políticos” de modo que las autoridades cuenten con ellos a la hora de acometer reformas. La situación actual se define por la sobrecarga asistencial, “la pérdida de tiempo en burocracia”, y una carrera profesional “estancada”. En consonancia con lo denunciado en la primera jornada por Julio Zarco, presidente de Semergen, apuntó a la desmoralización de la profesión asegurando que “el profesional necesita enorgullecerse del sistema en el que trabaja”.

El contexto económico del SNS fue analizado por Beatriz González, catedrática de Economía Aplicada de la Universidad de Las Palmas (UPLA), quien echó por tierra alguna de las medidas anunciadas en el Consejo Interterritorial de l8 de marzo que aún no han llegado a materializarse, tales como la Central de Compras del SNS o los criterios comunes para las retribuciones. Para hacer más eficaz la gestión, González apuesta por crear un organismo independiente de evaluación similar al NICE (National Institute Clinical Excellence) británico, dada la “nula capacidad decisoria” de las siete agencias de evaluación de tecnologías que existen actualmente en España. Para terminar, un mensaje optimista y de confianza hacia la futura Ley de Salud Pública.

La perspectiva del ámbito privado la aportó Juan Abarca Cidón, secretario general del IDIS, quien tras realizar una comparativa con los datos de la sanidad pública, definió de “horriblemente gestionado” al SNS.

Roldós: “El Interterritorial de marzo vale, pero hay que hacer más”

Las intervenciones de las consejeras gallega y canaria, Pilar Farjas y Mercedes Roldós, estuvieron protagonizadas por la crítica a la distribución de los presupuestos del Gobierno de Zapatero recordando los importantes porcentajes que ambas autonomías (34 por ciento Galicia, 40 por ciento Canarias) dedican a la Sanidad. Si Farjas recalcó que las transferencias estatales no estaban teniendo en cuenta el endeudamiento de las CCAA, Roldós criticó nuevas medidas aprobadas por el Gobierno a las que tienen que enfrentarse “con los mismos fondos”, como la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, y, en esta línea, aludió al Interterritorial de marzo asegurando que “como preámbulo vale, pero hay que hacer más”. Además, un voto de confianza para colaboración público-privada, que “debe ser sin prejuicios, en la prestación y la investigación”.

La última en participar fue Ana Pastor, vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados, que en consonancia con sus compañeros en la mesa, dibujó un escenario poco alentador del sistema sanitario actual, “una encrucijada”, según sus palabras. Las reformas estructurales que propone Pastor pasan por una cartera de servicios comunes, una planificación de recursos humanos y nuevos modelos para Atención Primaria y Hospitalaria, entre otras medidas. Tampoco se olvidó de mencionar temas de actualidad como la troncalidad, denunciado el excesivo debate “de seis años” producido a su alrededor.