Gestión e innovación

SE ORGANIZA POR ÁREAS TECNOLÓGICAS Y SECTORES DE ACTIVIDAD

La nueva estructura del CDTI le sitúa como baluarte del cambio de la economía española


Garmendia destaca el papel estratégico de la institución, que se adapta al nuevo contexto productivo

Enrique Pita/ Imagen: Diego S. Villasante. Madrid / En el marco de la Estrategia Estatal de Innovación (e2i) y con el objeto de convertirse en un baularte principal en la transformación de la economía española, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) ha presentado su nueva estructura organizativa con la presencia de la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia.

“Desde su nacimiento en 1977, muchas cosas han cambiado”, afirmaba Garmendia, que destacó que “el CDTI de hoy comparte con el de 1977 una coyuntura de crisis, pero está llamado a jugar un papel mucho más estratégico que entonces”. Así, el Gobierno ha apostado por “la internacionalización y la innovación” en las empresas españolas, algo que, según Garmendia, queda patente en el considerable crecimiento del presupuesto del CDTI, que se ha triplicado desde 2004.

El papel del CDTI debe ser fundamental, y por ello “debe ser innovadora en si misma para ayudar a innovar a los demás”. Por tanto, se hacía necesario “adaptar su estructura a los recursos disponibles y al nuevo contexto en que se definen sus actividades, con un tejido productivo que demanda nuevas formas de financiación y el diseño de programas adaptados a los nuecos retos de la empresa española”.

Es, según Garmendia, un momento en que se debe apreciar “la madurez del CDTI”, que será un organismo de apoyo para la innovación empresarial y que “ofrecerá un servicio de carácter integral” que incluye la financiación, el asesoramiento tecnológico-sectorial, la identificación de ideas, la búsqueda de potenciales socios nacionales e internacionales y de las potenciales fuentes de financiación para sus proyectos.

Nueva estructura

La nueva organización del CDTI se estructura por áreas tecnológicas y sectores de actividad, al tiempo que contempla un cambio de filosofía en la relación con las empresas y en la prestación de servicios. De este modo, se han puesto en marcha una Dirección de Mercados Innovadores Globales, dos direcciones de Evaluación Técnico-Financiera, una Dirección de Programas Innovadores Globales, una Dirección de Control de Resultados e Indicadores y una Dirección de Gestión Operativa.

Con esta transformación se busca, por tanto, consolidar el papel central de la institución como "ventanilla única" para las empresas innovadoras españolas, así como su conversión en el centro de referencia en financiación empresarial para estas mismas comañías, mejorando la eficiencia en la propia gestión del CDTI y en su orientación a las empresas.