Enfermería directiva

LA ENFERMERA JEFE DA PASO AL “RESPONSABLE DE PROCESOS”

Los hospitales apuestan por una supervisión integrada


La relación horizontal entre los cargos directivos permite prescindir de los mandos intermedios

Javier Barbado. Madrid / La visión tradicional del supervisor de Enfermería comienza a sustituirse por otra dotada de una perspectiva global e integradora de competencias. Así, hospitales de construcción más o menos reciente como el Hospital de Fuenlabrada (2004) o la Fundación Hospital Alcorcón (1997), ambos de la Comunidad de Madrid, han apostado por una organización “horizontal” de los cargos directivos, incluida la Enfermería, e incluso por ampliar el campo de actuación de los enfermeros supervisores.

JPEG - 62.2 KB
Ana Isabel Díaz Cuasante, Manuel Ibáñez Pardo, Epifanio Fernández Collado, Pilar García Fernández y María de la Loma Segarra, en el auditorio de la Universidad Europea de Madrid / Javier Barbado.

En palabras de Manuel Ibáñez, director de Enfermería del primer centro mencionado, el reto pasa por “eliminar los muros físicos y psicológicos” que impiden entender la asistencia como un “proceso” continuado. De ahí que, durante su intervención en un seminario organizado por la Universidad Europea de Madrid, aludiera a la evolución semántica del cargo directivo de las enfermeras, ya que refleja ese cambio conceptual.

En efecto, de la “Enfermera Jefe” se pasa a la “Supervisora de Servicio”, de ésta a la “Supervisora de Unidad de Cuidados”, y, por fin, a la “Responsable de Procesos de Cuidados”. Según Ibáñez, la tecnología ha permitido aligerar al supervisor de algunas tareas, de modo que puede concentrarse en “gestionar a los pacientes” y “su labor enmarca todas las áreas asistenciales”, lo que les permite trabajar estrechamente con otros directivos del hospital.

En cuanto a la Fundación Hospital Alcorcón, Ana Isabel Díaz, directora de Operaciones y Enfermería del centro, apuntó que sigue igualmente el “modelo basado en cuidados por área asistencial”. Asimismo, avanzó algunos proyectos innovadores con respecto a las atribuciones clásicas de las enfermeras, en concreto la posibilidad, desde el mes de mayo, de que las profesionales del hospital puedan realizar consultas relacionadas con la dispensación farmacéutica en la propia unidad hospitalaria, cuando antes debían derivar al enfermo para esa tarea a los Centros de Día.

Por su parte, la directora de Enfermería del Hospital Infanta Sofía, localizado en San Sebastián de los Reyes, al norte de la Comunidad de Madrid, subrayó, una vez más, el carácter “horizontal” de las direcciones del centro, que, según precisó, responde a un esquema jerárquico “basado en unidades de responsabilidad”. Además recordó la velocidad de ejecución de las obras del hospital –22 meses– y de su puesta en funcionamiento –apenas tres meses–, así como el ahínco de la dirección en fomentar la formación de los profesionales, quienes se preparaban durante quince días, una vez eran reclutados, como paso previo al pleno desempeño de sus tareas y servicios.