En primera persona

GONZALO MARÍN, SOCIO DIRECTOR DE SUANFARMA

“Prevenir es mucho más económico que curar”


La innovación en biotecnología se contempla como una opción clave para la recuperación del Sistema Nacional de Salud

Javier Barbado. Madrid / La innovación en biotecnología constituye una opción clave para los intereses españoles, máxime en tiempos de crisis económica y de incertidumbre relacionada con el sostenimiento, a largo plazo, del Sistema Nacional de Salud. El entrevistado justifica la inversión en este campo del conocimiento aplicado porque muchos proyectos han demostrado un considerable potencial de crecimiento y de rentabilidad con el paso del tiempo.

Si uno repasa estudios y consultas a los especialistas, a menudo se observa unanimidad a la hora de criticar la falta de “productividad pura” en España en relación a los países de nuestro entorno geográfico y cultural. Las soluciones que se barajan apuntan casi siempre a la I+D+i. ¿Se encuentra el sector sanitario más desarrollado que otros en este sentido?

Desde nuestro punto de vista, en Suanfarma Biotech, consideramos que, en España, hay una buena investigación, una investigación contrastada a nivel internacional. Además de haber muchos centros públicos de referencia en el mundo, contamos con más de 60 parques científicos, unas 70 oficinas de transferencia de la innovación… En lo que realmente creemos que hay una diferencia, es en la aplicación de esa ciencia al mercado.

Según el último informe de Genoma, más del cinco por ciento de las nuevas publicaciones en biotecnología están originadas por el conocimiento generado en España. Al mismo tiempo, el cuarenta por ciento de las patentes estadounidenses en biotecnología hacen referencia a esas publicaciones españolas.

Lo que nosotros consideramos diferente es que existe una dificultad para llegar al mercado. Transferir ese conocimiento a proyectos y productos empresariales es mucho más difícil, y, obviamente, ésa es la función de alguien como nosotros en Suanfarma Biotec: ayudar en la profesionalización de los proyectos y en dirigirlos hacia el mercado.

Como socio director de una empresa relacionada con la biotecnología, ¿qué proyectos innovadores atraen su atención en estos momentos?

Desde nuestros inicios, Suanfarma Biotech analiza proyectos de investigación constantemente. Podemos decir que somos partícipes en varios de los proyectos de referencia en toda España, como pueden ser 3P en Navarra o Biomedal en Sevilla.

Una especialmente significativa es, por ejemplo, Vivia Biotech, por sus especificidades. Se trata de un científico español con una larga trayectoria en investigación, y que, después de estar más de diez años investigando en Estados Unidos, decide volver a España para continuar con sus investigaciones. La realidad es que, a día de hoy, fruto de esta investigación sobre los medicamentos disponibles para el tratamiento de enfermedades en sangre, ya existen tres candidatos para llevar a fases clínica, así que lo consideramos como un proyecto muy interesante.

De todas formas, nosotros continuamos evaluando y analizando proyectos de una forma diaria, y consideramos que, en este momento, hay en España proyectos de una gran calidad científica, como pueden ser nuevos procesos para fabricar proteínas recombinantes en insectos o un sinfín de nuevos biomarcadores.

En 2007 nace Suanfarma Biotech, que aglutina toda la actividad de la empresa relacionada con la biotecnología desarrollada hasta la fecha. Así que poco antes de desatarse la crisis económica internacional, ustedes apuestan por la innovación en esta área. Después de tres años de tomada la decisión, ¿ha merecido la pena el riesgo?

Sí, efectivamente. Desde nuestra experiencia en el mundo farmacéutico, y en las Ciencias de la Salud en general, siempre hemos tenido identificada la biotecnología como nuestra área de futuro crecimiento. Desde el punto de vista de la biotecnología, hay que destacar que más del 50 por ciento de los nuevos tratamientos médicos tienen su origen en procesos biotecnológicos. Estos números irán creciendo en el futuro dado el gran abanico de productos en fases últimas de investigación y de aprobación por las autoridades sanitarias.

Lo que sí consideramos clave de éxito es el hecho de que contamos con una cartera diversificada dentro del mundo de la biotecnología; creemos, al mismo tiempo, que nuestro apoyo a estos proyectos marca la diferencia en cuanto a su ratio de éxito, y, obviamente, no sólo reiteramos nuestro compromiso con la innovación en biotecnología con los mismos argumentos que defendíamos en el pasado, sino que, hoy día, podemos aportar muchos argumentos nuevos como son la revalorización de esos proyectos en los que ya hemos invertido.

Así que animamos a nuevos inversores y a nuevos científicos para seguir apostando por ese sector que, obviamente, tiene un potencial de crecimiento grandísimo y, al mismo tiempo, una rentabilidad muy alta.

La investigación básica en España adolece de más dificultades que la clínica, por ejemplo, a la hora de encontrar entidades inversoras. Tal vez esto se deba a que los proyectos con aplicación directa resultan más rentables a corto plazo. En el campo de la innovación biotecnológica, ¿qué tipo de proyectos captan la atención de Suanfarma Biotech?

A nosotros nos interesan, obviamente, los proyectos de un gran contenido científico, y de una sólida ciencia innovadora, y que, al mismo tiempo, sean patentables y explotables en sus fases más avanzadas. Creemos que nuestros proyectos tienen que ser aquellos que aporten una rentabilidad más alta en los años venideros.

Como gestores de un fondo de inversión, tenemos que seleccionar muy bien esos proyectos, identificar las áreas de mejora y asegurarnos de que son proyectos que tengan el objetivo de llegar al mercado y que tengan una alta rentabilidad. Nuestra función reside en cribar muy bien esos proyectos, asesorarlos luego de una forma continuada y dar todo el apoyo necesario. Muchas veces, ese apoyo tiene que ver con las fases más avanzadas como puede ser llevar esos proyectos al mercado, sea internacionalizarlos, buscar licenciatarios más adelante, e incluso montar redes comerciales para esas empresas.

No faltan estudiosos que advierten de que el Sistema Nacional de Salud, tal como está configurado, no es sostenible a largo plazo. Se habla de alternativas en la financiación, se rebaja el precio de los medicamentos… ¿Cree que las empresas innovadoras en salud son claves para que los políticos den con la solución a este grave problema?

Efectivamente, el modelo actual genera muchos interrogantes a largo plazo, debido a su coste, la participación de los pacientes, de las autonomías… Hay muchas áreas que necesitan un amplio debate.

Por nuestra parte, consideramos que la innovación es necesaria para salvar vidas y para mejorar la calidad de vida, o, incluso, para prevenir males mayores. Al mismo tiempo, consideramos que la innovación es necesaria para consolidar el modelo empresarial en España. Es decir, no sólo se trata de que las empresas locales tengan un buen futuro aquí en España, sino también de exportar esos proyectos.

Consideramos que es necesario ese modelo que tenemos, y que tiene que haber muchas más iniciativas para mejorar su eficacia, y, al mismo tiempo, para simplificar procesos, e, incluso, trabajar mucho más en la prevención. También creemos que esta área, la de la prevención, en el Sistema Nacional de Salud, debe desempeñar un rol muy importante, ya que así, probablemente, seremos mucho más capaces de mejorar el sistema. Es mucho más económico prevenir que curar en este caso.