Gestión e innovación

PROMOVIDA POR EL MINISTERIO DE SANIDAD DESDE HACE AÑO Y MEDIO

La Red de pacientes formadores alerta del exceso de “paternalismo” del sistema sanitario


Su coordinador lamenta que la participación del enfermo haya sido relegada

Redacción. Menorca / La Red de pacientes formadores para la seguridad de los enfermos, colectivo pionero en Europa y que ha promovido, desde hace año y medio, la Agencia de Calidad del Ministerio de Sanidad y Política Social, ha lamentado el “excesivo paternalismo del sistema sanitario” por medio de su coodinador, Joan Carles March, para quien ésa es la razón de que, a menudo, se haya relegado a los pacientes de participar en el sector.

La Red, que ha celebrado un encuentro en Menorca, forma en la actualidad a veinte pacientes de siete comunidades autónomas, los cuales actuarán como profesores de otros enfermos en cuestiones como la prevención de infecciones, el uso correcto de los medicamentos, el cuidado de los pacientes o la relación con médicos y enfermeras.

El objetivo es que los pacientes sean, de verdad, actores protagonistas de su salud y que la seguridad, y por tanto la calidad, avancen gracias al papel activo de este colectivo, ha subrayado March.

Los pacientes con mejor formación tienen más autoestima, siguen mejor los consejos sanitarios y reducen las visitas innecesarias a los servicios de urgencia. De hecho, el 50 por ciento de las urgencias se deben a un uso inadecuado de los medicamentos y, por ello, resulta fundamental tener muy claro cómo actuar durante una consulta médica o con un especialista.

Una recomendación tan sencilla como anotar previamente todo aquello que se quiera comentar con el médico puede ser decisivo para la seguridad de los pacientes, ha apuntado March, quien ha iniciado la ronda de encuentros en Galicia, Cataluña, Andalucía, Madrid, Aragón, para seguir actuando después en otras comunidades como las Islas Baleares, Valencia o Canarias.

March destaca la importancia de que sean los propios pacientes, personas con nombres y apellidos y con una historia médica a sus espaldas, quienes formen a otros pacientes, puesto que la gente lo recibe mejor y lo entiende y valora más. “Las palabras de un igual ayudan a cuidar y a curar”, asegura el coodinador de la Red.

No en vano, uno de sus objetivos es que cada hospital o centro sanitario cuente con una aula donde los pacientes reciban formación para mejorar la seguridad a la hora de recibir asistencia sanitaria. De hecho, March ha informado de que algunos hospitales de las Islas Baleares están trabajando para disponer de dicha aula en un plazo de un par de meses.

La creación de una web, la edición de un boletín informativo o la creación de un blog son algunos de los proyectos que próximamente pondrá en marcha la Red con el fin de divulgar contenidos de interés en materia de seguridad. “Las TIC han permitido un mayor acceso a la información pero es preciso acotarla, desgranar la buena información de la que no”, ha señalado March.