GESTIÓN Autonómica

LES PIDE QUE SE CENTREN EN EL PACIENTE ANTE EL PROCESO DE TRASLADO

Antich muestra su apoyo a los profesionales del Son Dureta


Recuerda que no se han escatimado esfuerzos ni recursos en el nuevo hospital

Redacción. Palma de Mallorca / El presidente del Gobierno de las Islas Baleares, Francesc Antich, ha mostrado a los profesionales del Hospital Son Dureta “el apoyo del Gobierno, en nombre de los ciudadanos y ciudadanas de todas las Islas”, ante el proceso de recepción, traslado y puesta en funcionamiento del nuevo Hospital Universitario Son Espases.

Antich, acompañado del consejero de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs; el director general del Servicio de Salud, Josep Pomar; y el director general del Hospital Son Dureta, Luis Carretero, ha visitado el hospital y ha destacado, en el transcurso de una reunión mantenida con los profesionales, el prestigio del hospital dentro y fuera de Baleares y su papel de referencia con especialidades y procedimientos de la máxima complejidad asistencial.

“Una referencia que no sólo ejerece con los pacientes que acuden al centro, sino dando apoyo a servicios de Ibiza, Menorca y Formentera cuando la situación lo requiere”, ha manifestado el presidente del Gobierno, que ha añadido que “evitar un desplazamiento puede suponer ahorrar trastornos a pacientes y molestias a los familiares”.

JPEG - 57.7 KB
El presidente del Gobierno autonómico y autoridades sanitarias (Josep Pomar, director general del Ib-Salut, primero por la dcha., y Vicenç Thomàs, consejero de Salud y Consumo regional, a la dcha. del presidente) junto con profesionales del hospital.

El presidente del Gobierno ha resaltado el reto que supondrá el traslado al nuevo hospital y ha pedido a los profesionales que sitúen en primer lugar al paciente para generar las menores molestias posibles, informarle y, en todo momento, ayudarlo a orientarse en un edificio nuevo que le será desconocido.

“No sólo se trata de cambiar de hospital, sino que se tendrán que ubicar de nuevo todos los dispositivos asistenciales, formar a los profesionales en los nuevos equipamientos, revisar la seguridad global y el funcionamiento en detalle de las instalaciones, además de informar a los pacientes y los familiares, para que padezcan las menores molestias posibles durante este proceso de traslado y apertura”, ha manifestado Antich.

Antich ha recordado que el Hospital Son Dureta ya ha cumplido 55 años, “un excelente recorrido con el que habéis ganado la confianza, el reconocimiento y el afecto de toda la sociedad”. Durante este periodo han pasado más de 15.000 trabajadores, a los que ha agradecido su labor en el ámbito asistencial, pero también a los trabajadores de la administración, cocinas, mantenimiento, seguridad, celadores… y todos los cuerpos que integran la organización del centro sanitario.

El presidente del Gobierno autonómico ha señalado que no ha escatimado esfuerzos ni recursos para poner en marcha el nuevo Hospital Universitario Son Espases, de tal manera que se han actualizado los puntos asistenciales del proyecto, que eran de 2001, y con respecto a los equipamientos se han invertido más de 85 millones de euros para dotarlo de la mejor tecnología sanitaria en todo el mundo. “Una inversión realizada no sólo para poner al Hospital Son Espases en una situación de vanguardia, sino para mantenerlo y actualizarlo en el tiempo”.

Entre las mejoras introducidas en el proyecto, Antich ha destacado el aumento de los quirófanos hasta los 26; los espacios adaptados para instalaciones de alta tecnología (resonancias y aceleradores lineales); la ampliación del espacio de urgencias, la medicina nuclear, curas intensivas o enfermedades infecciosas; las nuevas unidades de psiquiatría infantil; el incremento de 400 plazas más de aparcamiento, así como la mejora de las condiciones medioambientales, de seguridad contra incendios y de accesibilidad al nuevo edificio. Los espacios destinados a la investigación y docencia también han sido ampliados y mejorados.