Gestión e innovación

EL SECRETARIO GENERAL DE SANIDAD ANUNCIA QUE SE REFLEJARÁ EN LOS PRESUPUESTOS DE 2011

Zapatero acuerda con Farmaindustria más inversión y estabilidad


El presidente y la patronal se reúnen en La Moncloa con presencia de la ministra Jiménez

Redacción / Fotografías: Pablo Eguizábal. Madrid / El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha acordado con los representantes de las farmacéuticas en España un Plan Sectorial que garantice un entorno de “mayor estabilidad” y potencie nuevas inversiones en el sector sanitario en materia de I+D+i y la creación de empleo cualificado.

JPEG - 60.4 KB
El presidente del Gobierno y la ministra de Sanidad han presidido la reunión con los representantes de Farmaindustria.

En la reunión celebrada en La Moncloa, a la que también ha acudido la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, se ha acordado que la puesta en marcha de esta iniciativa se integre dentro del Plan Global de Política Industrial, con el objetivo de impulsar el sector y “potenciar su desarrollo como una industria de alta tecnología”.

Desde Moncloa aseguran que este acuerdo “permitirá a la industria farmacéutica planificar sus acciones futuras en un entorno de mayor estabilidad”. Además, Gobierno y Farmaindustria han decidido estudiar la reorientación de una parte de las aportaciones de la industria farmacéutica para que se destinen a la financiación de acciones conjuntas del Ejecutivo y las empresas farmacéuticas en proyectos estratégicos de I+D+i que fomenten la investigación biomédica pública y políticas de cohesión del Sistema Nacional de Salud (SNS).

En el transcurso del encuentro se ha constatado un “interés compartido”, tanto por el Ejecutivo como por la industria farmacéutica, por potenciar la calidad y sostenibilidad del SNS, incrementando las posibilidades de desarrollo de iniciativas empresariales del sector en España. “De este modo, se haría posible una mayor presencia de actividades de innovación y la instalación de nuevas plantas de producción de la industria farmacéutica en nuestro país, en correspondencia con el nivel de inversión que supone el SNS, que le sitúa como el principal comprador de medicamentos del sector (alrededor del 70 por 100 de las ventas totales)”, asegura el Ejecutivo.

Tras este acuerdo, Farmaindustria ha confirmado que empezarán a trabajar en el desarrollo de este Plan Sectorial ya que, según aseguran, “es necesario revertir la situación y devolver la confianza en el mercado farmacéutico español y su marco regulador”. Junto a esta medida, los representantes de la industria farmacéutica –que han estado encabezados por el presidente de Farmaindustria, Jesús Acebillo, y el director general, Humberto Arnés– han pedido a Zapatero que considere la deducción del 7,5 por ciento practicada recientemente en el precio de los medicamentos como una medida coyuntural que pueda ser revertida en función de la evolución económica en el futuro.

Igualmente, han defendido la aportación de financiación a las comunidades autónomas mediante instrumentos finalistas, de forma que los recursos sean aplicados efectivamente para reducir la deuda que las comunidades mantienen con sus proveedores sanitarios, que supera los 3.400 millones de euros, con un periodo medio de pago de 281 días, y que se mantenga la equidad y unidad del mercado.

Elaboración “inmediata”

Por otra parte, el secretario general de Sanidad del Ministerio de Sanidad y Política Social, José Martínez Olmos, ha anunciado, durante una conferencia impartida en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), que el Gobierno comenzará a elaborar “de inmediato” este marco estratégico del sector farmacéutico que, de hecho, podría tener su reflejo en los Presupuestos Generales del Estado de 2011.

Se trata de que las administraciones y la industria establezcan un procedimiento de trabajo abierto que permita avanzar con el objetivo de que la industria farmacéutica en España sea “una referencia internacional” y ésta “puede llegar más lejos”, especialmente si se trabaja “con una dimensión europea”.

Martínez Olmos, además, se ha mostrado convencido de que el desarrollo de esta estrategia, que ha definido como “un instrumento de transformación”, ayudará al sector farmacéutico en su “propio proceso de transformación”, obligado tanto por la crisis como porque los esfuerzos investigadores “no han dado los resultados esperados”.

En este sentido, ha asegurado que existen “espacios de mejora”, por ejemplo, para atraer ensayos clínicos, que van “creciendo” aunque “probablemente menos de lo que podemos”.

Éste es el principal objetivo del Gobierno, aunque ha advertido de la “complejidad” del sistema, con diferentes competencias en manos del Estado y las autonomías, y con un modelo organizativo que “podría ser mejor”.

La nueva estrategia, en tres meses

Para el secretario general, la oportunidad existe si se tiene una “visión estratégica”, es decir, si tanto el Gobierno como el sector miran más allá del corto plazo. Al respecto, ha señalado que el marco estratégico pretende involucrar a las comunidades autónomas –en las que existe “una voluntad generalizada de coordinación” entre presidentes–, e incorporar al Partido Popular con el fin de conseguir un marco que tenga “estabilidad de futuro”.

JPEG - 54.8 KB
Trinidad Jiménez conversa con el presidente del Ejecutivo. Antoni Esteve, de Farmaindustria, charla con el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos. Y Jesús Acebillo y Humberto Arnés, presidente y director general de Farmaindustria.

Para lograr este “objetivo ambicioso” de hacer que la industria farmacéutica en España sea un referente internacional, hay que trabajar “con dimensión europea” porque genera “más eficacia” en cuestiones como la investigación y los precios, ha afirmado, y ha asegurado que nuestro país tiene “capacidad de liderar determinados procesos” porque en pocos estados la sociedad defiende tanto su sistema sanitario.

En su opinión, “en poco tiempo” podría conseguirse una industria que esté “más presente en España”, dentro de un marco de estabilidad que pasa por lograr un sistema “más sostenible”. En este sentido, ha asegurado que el Gobierno no adoptará “más medidas” porque “ha llegado a un límite suficiente”, por lo que se abrirá un debate sobre las vías para conseguir mayores ingresos.

“Éste es el objetivo que se plantea el Gobierno ahora y el compromiso del presidente con la industria farmacéutica abre un panorama absolutamente nuevo”, ha destacado, asegurando que las partes se podrán a trabajar “de inmediato”.

De hecho, ha precisado que el objetivo reside en “tener esto resuelto en tres meses”, y ha señalado que Rodríguez Zapatero ha abordado la posibilidad de que, en los Presupuestos Generales del Estado, aparezcan partidas en este sentido.