Gestión e innovación

CURSOS DE VERANO DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID

La contención del gasto y la gestión eficiente, claves para sostener la sanidad


Los gerentes deberían poder distribuir incentivos entre los profesionales, según el vicesecretario de Semergen
JPEG - 38.8 KB
Jerónimo Sancho y José Igancio Cantero, a mediados del mes en San Lorenzo de El Escorial.

Javier Barbado / Imagen: Diego S. Villasante. San Lorenzo de El Escorial. Madrid / Miembros de sociedades médico-científicas, gestores y otros profesionales sanitarios han coincidido, durante uno de los cursos de verano que organiza la Universidad Complutense de Madrid, en la necesidad de ser congruentes con el manejo de los presupuestos de que está dotada la sanidad pública y eludir la quiebra del Sistema Nacional de Salud (SNS) por medio de la gestión eficiente y de la contención del gasto.

Entre las propuestas barajadas por este grupo de sanitarios, figuran el “fomento de la autonomía” de las organizaciones hospitalarias, pero también “la gestión de incentivos” que alienten a los trabajadores a hacer mejor su cometido. “Los gerentes deben tener capacidad de distribuir incentivos entre sus profesionales de acuerdo con su contribución”, declaró José Ignacio Cantero, vicesecretario de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Con relación a la capacidad autogestora de los centros, Cantero citó experiencias como las entidades de base asociativa en Cataluña (EBA), “con resultados variopintos”, las fundaciones en otros países como Reino Unido o los comités de evaluación del desempeño en Francia. Asimismo, hizo alusiones reiteradas al informe Abril-Martorell, documento de los años 90 que muchos consideran el pistoletazo de salida de las políticas liberales en sanidad y que fue objeto de análisis en un debate ulterior, en el mismo foro, con la intervención expresa del ex ministro de Sanidad Julián García Vargas.

JPEG - 37.7 KB
Carmen Valdés, presidenta de Semergen-Madrid; Jorge Matías Guíu, presidente de la Comisión Nacional de Neurología, y Jerónimo Sancho, presidente de SEN.

En cuanto a la financiación del sistema sanitario como solución para sostenerlo en el tiempo, el propio Cantero se inclinó más bien por “mantener” lo que ya existe, es decir, el pago parcial de las recetas médicas, aunque sí mencionó el estudio de “medidas de corresponsabilidad del pago” e hizo especial énfasis en la cobertura sanitaria de los enfermos crónicos, principal fuente de gasto prevista a largo plazo. Además, recordó que alrededor del 70 por ciento de la población española adquiere más de una receta a la semana.

Por otra parte, el presidente de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Jerónimo Sancho, aseguró que resulta “fundamental” poder “desvincular la política de la gestión” y “buscar los resultados en salud”. Propuso, por ejemplo, “convencer al médico de la utilidad del ahorro” ya que, según explicó, el galeno se compromete mucho más con la gestión eficiente de los recursos si sabe que se destinarán en la mejora de equipamientos o en incentivos.

Entre los gestores, Emilia Álvarez Tornero, subdirectora de Aseguramiento del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), razonó que “si uno es consecuente con sus ingresos privados, mucho más ha de serlo si son públicos”; matizó, con la connivencia del auditorio, que “no discutimos la universalidad y la equidad” del SNS, y enfatizó que “es importante tener buenos gestores de la sanidad”.