Gestión e innovación

El NORTHERN GENERAL HOSPITAL, ESPECIALIZADO EN FIBROSIS QUÍSTICA

Un hospital británico usa el cobre para prevenir infecciones por contacto


Pomos, tiradores y puertas se recubren con este material para eludir enfermedades intrahospitalarias

EP. Madrid / El centro para enfermos de fibrosis quística Northern General Hospital de Sheffield, Reino Unido, ha decidido utilizar cobre en numerosas superficies de contacto por sus propiedades antimicrobianas, como pomos, tiradores y cerraduras de puertas, con lo que pretende reducir el riesgo de transmisión de infecciones en sus pacientes, quienes son especialmente vulnerables.

JPEG - 3.8 KB
Frank Edenborough.

La fibrosis quística es una de las enfermedades mortales congénitas más comunes en el Reino Unido, donde afecta a 8.500 personas entre niños, adolescentes y jóvenes. La infección causada por pseudomonas aeruginosa, responsable principal de las infecciones intrahospitalarias, es especialmente preocupante para pacientes con fibrosis quística, ya que se transmite de unos enfermos a otros.

“Hemos apostado por el cobre para alcanzar la más elevada calidad en la prevención de infecciones. Consideramos que este metal puede contribuir significativamente a minimizar la contaminación en superficies de contacto por las manos o por la tos”, ha explicado el doctor Frank Edenborough, consultor del centro de adultos con fibrosis quística de Sheffield, quien ha explicado que el cobre elimina los gérmenes patógenos potencialmente peligrosos entre una limpieza y otra a la vez que mejora la eficacia de los protocolos de higiene.

“Otros materiales de uso habitual como el plástico, pueden parecer limpios, pero no tienen eficacia antimicrobiana. El cobre, en cambio, puede ayudar a combatir las infecciones por sí mismo puesto que ya se ha demostrado que funciona como antimicrobiano. El abanico de aleaciones disponibles permite que cualquier proyecto pueda aprovechar los beneficios del cobre. Aquí decidimos utilizar un cobre casi puro, pero un acabado en alpaca también hubiese cumplido la función”, añade.

Todas aquellos que han estado implicados en el proyecto consideran que la nueva unidad del hospital no sólo proporcionará un entorno seguro e higiénico para los pacientes tratados, sino que también permitirá que su día a día sea más cómodo en las instalaciones, logrando establecer un punto de referencia en materia de prevención de infecciones, al mismo tiempo que revolucionará el cuidado de los enfermos de fibrosis quística.