En primera persona

MIGUEL ÁNGEL MAÑEZ, SUBDIRECTOR DE RECURSOS HUMANOS DEL HOSPITAL DE SAN JUAN DE ALICANTE (COMUNIDAD VALENCIANA)

“Cuesta mucho que el sanitario use la tecnología”


Este directivo reconoce que la formación que le reporta hacer un blog compensa el tiempo que dedica a actualizarlo

Javier Barbado / Imagen: villalbatrinidad@gmail.com. Madrid La juventud debe de ser un valor adicional para aprovechar la era de internet. Eso pasa por la cabeza cuando se ve a un subdirector económico y de personal hospitalario volcarse con loable agilidad –no exenta de disciplina– en el rastreo, selección y oferta de contenidos por medio de un blog actualizado cada día. El internauta interesado por la gestión sanitaria puede encontrar en este medio una espléndida oportunidad para potenciar el sentido de vocablos como “eficiencia”, “costo-efectividad” o “productividad”, por citar algunos de los que mejor definen los objetivos de todo equipo gestor o directivo. ¿O no es un ahorro comunicarse sin más en cuestión de segundos? El entrevistado pronto comprendió las ventajas de la llamada web 2.0 y este periódico aprovechó la celebración del primer Congreso de la Blogoesfera Sanitaria para conocer sus impresiones.

Su presencia en internet salta a la vista. Además de liderar foros de opinión, es autor del blog saludconcosas (http://saludconcosas.blogspot.com/). No se puede decir que las nuevas tecnologías le hayan pillado desprevenido. ¿Cuándo comenzó a usarlas como parte de su profesión?

Empecé en el año 2007. Descubrí que había una laguna en cuanto a blogs dedicados a la gestión sanitaria, que era el tema al que me dedico en mi trabajo. Empecé haciéndolo de una forma más o menos esporádica y, ahora, se ha convertido en una parte más de mi trabajo diario.

Hábleme de ese blog. Tengo entendido que publica una entrada todos los días, domingos incluidos, además de colgar revisiones, informes o vídeos relacionados con lo que escriben… ¿No es éste un auténtico trabajo adicional? Aparte de disfrutar escribiéndolo, ¿qué beneficios le reporta?

Trabajo, trabajo… si lo defines en función del tiempo utilizado, sí lo es, porque al final le tienes que dedicar una hora mínimo al día. Además, yo no recibo nada: esto “no está pagado”, como diría mi madre. Yo no recibo dinero ni tengo publicidad… Menos mal que todas las plataformas que utilizo son gratuitas. Se trata, en fin, de mi tiempo que tengo la libertad de utilizarlo en lo que quiera.

Por otra parte, aprendo mucho revisando otros blogs, otras webs, viendo información, leyendo periódicos ingleses, americanos… Se aprende muchísimo. Yo creo que lo que gano, si no es dinero, sí que es formación: estar al día. Y más en una profesión como la sanitaria en la que la evolución de las noticias y de los nuevos proyectos es tan rápida y tan ágil. Me viene muy bien para estar al día y estar al tanto de todo lo que se cuece.

Como subdirector Económico y de Recursos Humanos, ¿de qué manera se vale cada día, en su hospital, de las nuevas tecnologías?

Esta pregunta es muy interesante. El Hospital San Juan forma parte de la red pública de hospitales de la Agencia Valenciana de Salud. Por otra parte, las nuevas tecnologías forman parte de una red centralizada de las cuales nosotros nos aprovechamos. Por ejemplo, historia clínica digital, radiología digital, sistemas integrados de gestión, sistemas integrados de calidad… Por lo tanto lo que hacemos es implementar de la mejor manera posible las nuevas tecnologías en nuestro centro.

Lo que sí que hacemos –ya que la implantación de los nuevos avances tecnológicos requiere un cambio cultural– es centrarnos mucho en temas de formación y de cambio organizativo para intentar que, si no a corto plazo, a medio plazo los profesionales estén preparados para utilizar las nuevas tecnologías como una parte más de su trabajo, cosa que cuesta muchísimo: a veces, demasiado.

Mediado este mes se ha celebrado en Madrid el I Congreso de la Blogoesfera Sanitaria, organizado por la Fundación Gaspar Casal y que, con el lema “Democratizando el debate sanitario”, ha convocado a más de 250 personas. Si no me equivoco, asistió al encuentro. ¿Puede resumirme su experiencia allí?

Alguno la definió como una reunión de friquis. Pero, con todo el respeto para los friquis, en realidad fuimos cerca de 300 personas a las que nos apasiona el mundo de internet y de las nuevas tecnologías relacionadas con el ámbito de la salud. Solamente por el hecho de conocer a tanta gente con nuevas ideas fue una experiencia impresionante.

Me quedo con eso: con gente innovadora, con ganas de decir lo que piensa y de decir su opinión sobre todo lo que se nos viene encima, todo lo bueno y todo lo no tan bueno en el mundo de la sanidad y esa experiencia… Además, lo pasamos muy bien y conocimos a gente a la que llevas leyendo casi durante años. En el mundo de internet, a veces es muy complicado poner voz y cara a la gente que escribe y lo conseguimos gracias a este Congreso.

El encuentro lo lideraron profesionales que, como usted, escriben a diario un blog creado por ellos. Podemos destacar a Rafael Bravo, autor de Primun Non Nocere; Enrique Gavilán, de Salud y Otras Cosas de Comer y Manuel Oñorbe, de Opinión e-Ras. ¿Qué opinión le merecen estos blogs?

Me citas tres de los blogs más importantes que hay. Rafael Bravo es uno de los pioneros, lleva muchísimos años escribiendo su primum non nocere y, la verdad, es un cazador de tendencias. Es de los que realmente escriben algo y luego te das cuenta de que es una de las tendencias que sigue la Medicina de Familia. Enrique Gavilán es técnico de docencia; habla mucho en su blog sobre temas docentes, de Medicina de Familia… También habla de gestión y de farmacia en Atención Primaria.

Por último, Manuel Oñorbe dirige e-ras, una revista digital que sale cada quince días y que ya lleva unos años dando bastante que hablar. Está publicando mucha información, analizando informes, temas políticos, Enfermería, Atención Primaria… Creo que está cubriendo un hueco que no ocupaba ninguna otra publicación periódica. Así que los tres son muy recomendables.

Creo que se debatieron problemas como, por ejemplo, la pertinencia de regular los blogs para velar por la calidad de los contenidos, la fiabilidad de las fuentes consultadas… Parece que se lo toman muy en serio. ¿Van a hacer algo concreto o, de momento, basta con explorar el panorama?

A ver: debatir se debaten, en efecto, muchas cosas. En internet, la base es la libertad: eso tenemos que tenerlo muy claro. Yo puedo escribir un blog que no guste a la gente pero tengo, sin embargo, la total libertad de escribirlo. Y la gente tiene, asimismo, la libertad de criticarme.

Otra cosa es que los blogs relacionados con el ámbito de la salud y que puedan, por tanto, afectar al ciudadano, tengan unos ciertos límites. De hecho, existen algunos sellos de calidad y algunas normas éticas para intentar que los blogs den una información basada en la evidencia, no den consejos médicos al paciente, etc. Por lo tanto, es muy complejo encontrar una línea o frontera ética que diga hasta dónde un blog es bueno o hasta dónde es malo. Es bastante complicado. Pero algunas ideas sí se debatieron y darán que hablar. De hecho los sellos que se están dando, los sellos de calidad que se dan vía internet, yo creo que todavía no responden a criterios objetivos.

¿Que innovaciones incluía el congreso? ¿Que es un pechakucha o un blogstorming? ¿Funcionan los talleres sin presentaciones tipo powerpoint?

Una de las críticas que se dio al Congreso es que, para ser un Congreso de gente que se centraba mucho en internet utilizaba, sin embargo, el formato de Congreso tradicional, es decir, en la mesa redonda, todos con su botellita de agua delante y todos hablando de estos temas.

Pero se intentó darle una vuelta. El pechakucha es una forma muy ágil de hacer presentaciones de cara al público. El formato son veinte diapositivas y veinte segundos para hablar de cada diapositiva. Por lo tanto, en unos seis minutos tienes que dejar totalmente cerrado el tema, y eso le da una agilidad brutal al debate.

En cuanto a los blogstorming, lo que se intentó fue juntar en las mismas mesas a bloggers de distinta especialidad para que lanzaran directamente ideas. Era un encuentro para revisar un tema relacionado con los blogs. Y, por otra parte, las presentaciones en power point que eran las que tenían algunos talleres. Da mucha agilidad, pero requiere que el ponente sea une experto en su materia.

Por último, me interesa su opinión sobre Periscopihos, como sabe un observatorio de innovación en gestión sanitaria. Supongo que a directivos de la salud que, como usted, analizan cada día el sector, este tipo de plataformas les debe de resultar útil…

Yo aquí utilizo el dicho de “cuanta más azúcar, más dulce”, que se dice mucho por esta tierra, es decir, todos los observatorios generadores de documentos, informes, ideas… aunque luego puedan ser equivocadas. Una idea vale tanto si es buena como es si es mala. Si tú aportas una idea mala, la gente la debate y de ahí sale una idea buena, perfecto. Y si la idea es buena, estupendo.

Periscopihos lleva unos años trabajando en temas de innovación sanitaria. Funde artículos de otros países, los comenta, organiza eventos y seminarios para discutir temas de innovación, y yo creo que cualquier iniciativa es bienvenida. Además, de hecho, considero que algunas administraciones deberían tomar nota y lanzarse a desarrollar este tipo de observatorios y también lanzar documentos para debatir (algunas ya lo están haciendo en temas de sanidad).