GESTIÓN Autonómica

RODOLFO ÁLVAREZ-SALA, DIRECTOR MÉDICO DEL HOSPITAL LA PAZ DE MADRID

“Apuesto por una visión global de hospital, incluso de unión con otros hospitales”


Es jefe de Servicio de Neumología y ex presidente de Neumomadrid

Marta Gómez/ Imagen: Daniel Gómez / Rodolfo Álvarez-Sala, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario La Paz y ex presidente de la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (Neumomadrid), ha sido nombrado director médico de este centro en sustitución de Javier Maldonado, recientemente designado gerente del Hospital Universitario Ramón y Cajal (véase Nº 12 de Publicación de Directivos de la Salud). Licenciado y doctor en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid, actualmente es profesor titular de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, labor docente que realiza desde hace 22 años. También está acreditado por la Aneca como catedrático de Universidad. Álvarez Sala es buen conocedor tanto de la actividad asistencial, al llevar 29 años de ejercicio profesional, como también del hospital y su funcionamiento, ya que realizó la residencia de Neumología en La Paz. Tras la residencia conoció los hospitales del Aire, Virgen del Valle de Toledo, y Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares para regresar posteriormente a La Paz en donde ocupó los puestos de médico adjunto, durante 12 años, y jefe de sección, durante siete. Fue nombrado jefe del Servicio de Neumología hace dos años. Este periódico ha conversado con él una vez formalizado su nombramiento.

¿Cómo ha recibido su nuevo cargo como director médico del centro?

Creo que ser director médico del Hospital Universitario La Paz es un gran honor; por supuesto, implica una gran responsabilidad y hace falta mucho entusiasmo y compromiso con la institución y con el equipo directivo, además de con los compañeros de tantos años de trabajo.

¿Hacía dónde tiene previsto dirigir su gestión? ¿Qué proyectos tiene en mente?

Llevo muchos años en este hospital, lo que me ha permitido conocerlo muy bien, y la vertiente asistencial va a ser fundamental. En este sentido, la idea es mantener aquellas actividades que ya funcionan y mejorar otras. Así, creo que la urgencia es fundamental en un hospital como La Paz. De hecho, mi antecesor, el doctor Maldonado, que ahora ocupa el cargo de director gerente del Hospital Universitario Ramón y Cajal, también de Madrid, ya lo hacía. Voy a estar muy en contacto con Manuel Quintana, jefe de Urgencias, para organizar adecuadamente el día a día.

También considero que es un buen momento para la investigación de nuestro hospital, contamos con la reciente creación del Instituto de Investigación IdiPAZ, que aúna a este centro con la Universidad Autónoma de Madrid, la Consejería, el Sermas y la Agencia Laín Entralgo. Es una apuesta muy importante y un director médico debe reforzar todos estos aspectos. Mi idea es potenciarlo y ayudar al máximo.

Por último, quiero destacar, también como profesor de facultad, que es una oportunidad muy buena para unir la institución con la facultad de Medicina de la Autónoma. Hace muchos años que no había un director médico que ejerciera docencia en la universidad.

¿Qué relación tiene con el resto de profesionales del hospital?

Al llevar tantos años trabajando aquí, no sólo conozco a los profesionales que componen mi Servicio de Neumología, sino también a facultativos de otras áreas como Infantil, Maternidad, Cirugías, Traumatología, etcétera. La verdad es que tengo una muy buena relación con todos ellos, y mis esfuerzos irán dirigidos a conocer todos sus problemas. Apuesto por una visión global de hospital, incluso de unión con otros hospitales.

¿Este nuevo cargo supone su separación de la Neumología?

Un poco. Aunque he pedido la posibilidad de seguir viendo algún enfermo, ya que me considero un neumólogo clínico. Asimismo, en estos momentos, se está haciendo cargo del Servicio el jefe de Sección, Carlos Villasante, lo que me produce gran tranquilidad, ya que es un buen profesional y compañero.