Gestión e innovación

NO EXISTE LA FIGURA NI ESTÁ REGLADA SU FORMACIÓN

La SEEIC reivindica al “gestor de Tecnología” en la plantilla del hospital


Jesús Lucinio Manzanares, su presidente, recuerda que EEUU y otros países europeos disponen de estos especialistas

Redacción. Santa Cruz de Tenerife / “El nivel de la tecnología electromédica en los centros sanitarios de nuestro país es muy similar al de otros países de nuestro entorno” de acuerdo con Jesús Lucinio Manzanares, presidente de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (Seeic), y, sin embargo, en España la gestión del control y mantenimiento de este tipo de recursos no está en manos de especialistas formados con ese fin específico, cosa que sí sucede en otros países europeos y en Estados Unidos, según ha matizado.

JPEG - 51.6 KB
De izq. a dcha.: José Carlos Fernández de Aldecoa, presidente del Congreso; Juan Carlos Izpisúa, director del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona; Juan Ruiz Alzola, director de la Agencia Canaria de Investigacion, innovación y sociedad de la Información, y Jesús Manzanares, presidente de la Seeic.

“Es muy infrecuente que un paciente tenga que desplazarse a otro país europeo o a los Estados Unidos para recibir tratamiento o ser diagnosticado mediante una tecnología que no exista en España, tanto en la sanidad pública como en la privada” –ha explicado–Pero “la gran diferencia estriba en la importancia que se le da a la gestión y mantenimiento del equipamiento electromédico a través de personal especializado del propio centro hospitalario o a la figura, indiscutible en Europa y en el resto de países desarrollados, del Gestor de la Tecnología o Responsable de Electromedicina o de Ingeniería Clínica (según la traducción)”.

Lucinio Manzanares llegó a ésta y otras conclusiones durante la inauguración del IX Congreso Nacional de la SEEIC, celebrado entre el 16 y el 18 de este mes en el Auditorio de Tenerife. A la cita, la más importante en el ámbito de la tecnología sanitaria en España, han acudido cerca de 350 profesionales nacionales y extranjeros del sector. El lema elegido este año ha sido Innovación y coste-efectividad de la tecnología: Retos de la nueva sanidad, conceptos que atañen al futuro de la tecnología médica desde un punto de vista global.

Por otra parte, según se deduce de lo expuesto en este encuentro, para formalizar la integración de los profesionales en Electromedicina dentro del Sistema Nacional de Salud resulta imprescindible que, además de contar con la autoformación y experiencia suficientes, dispongan de un respaldo formal o legal en cuanto a su cualificación profesional. “Es frecuente encontrarse, tanto en los hospitales públicos como en los privados, profesionales que llevan trabajando en el sector desde hace más de veinticinco años y, sin embargo, nunca se han visto reconocidos por una categoría profesional específica”, explicó el presidente de la SEEIC.

El reconocimiento de estos profesionales con una categoría laboral requiere, como paso previo, la existencia de una formación reglada, ya sea universitaria o de Formación Profesional (FP), que permita titularse en la especialidad de Ingeniería Biomédica, Ingeniería Clínica o Electromedicina. “Por eso –explicó este especialista– es tan importante la apuesta de la SEEIC para que se complete el proceso, a nivel de FP y de los Certificados Profesionales, trasformando las cualificaciones”.