Gestión e innovación

NOMBRA A MARGARITA SEGARRA NUEVA DIRECTORA DE TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA

Garmendia creará la Agencia Estatal de Financiación para recortar gastos


La idea consiste en “adelgazar el Ministerio” y volcar todos los recursos en el nuevo organismo

Leire Sopuerta Biota. Imagen: Diego S. Villasante. Madrid / La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha declarado que convertirá una dirección general de su departamento en la futura Agencia Estatal de Financiación de la Investigación. La idea, explica, reside en “adelgazar el Ministerio” y volcar todos los recursos en la futura agencia, prevista en la Ley de Ciencia. Asimismo, señala que ya se está trabajando en la elaboración de los estatutos de este nuevo instrumento de financiación, a pesar de que la norma establece dos años para su creación.

Garmendia también ha anunciado que su Ministerio está trabajando en un nuevo enfoque de financiación de la investigación “que queremos poner en marcha en 2011, en paralelo con el desarrollo de la nueva ley, y anticipando alguno de los principios que guiarán a la futura Agencia Estatal de la Investigación que la norma crea”. Se trata, ha dicho, de una aproximación presupuestaria dirigida a fortalecer los centros de investigación más excelentes.

A su juicio, “lo que necesitamos en 2010 es apoyar los mejores centros de investigación –sean departamentos o institutos universitarios, fundaciones de investigación o institutos de los organismos públicos de investigación– con una financiación basal de largo plazo. Una financiación otorgada a partir de un proceso de acreditación, incorporando criterios de evaluación que reflejen la fortaleza de las instituciones y su capacidad de atraer talento y garantizando una adecuada rendición de cuentas. Un sistema que, además de constituir una forma de garantizar la competitividad internacional de los mejores centros, facilite su reconocimiento institucional y la mejor proyección social de sus actividades”, según Garmendia.

Además, la ministra ha anunciado que “en pocas semanas” se aprobará en Consejo de Ministros la Estrategia Estatal de Innovación, “orientada a integrar y alinear todas aquellas políticas que puedan tener un impacto positivo en el impulso a una economía más innovadora”. Garmendia ha declarado que “buscamos dar un salto cualitativo que permita a nuestro país situarse en 2015 como una potencia mundial en términos de innovación, como ya lo es en cuanto al tamaño de su economía y de sus sistema científico”.

También se ha referido a la movilidad de los investigadores. “El balance entre exportación e importación de talentos es positivo para España. Es una gran noticia y vamos a entrar en la necesidad de contarlos para hablar con objetividad y muchas de las prestigiosas instituciones nacionales atraen talento. No creo que haya que confundir la emigración de nuestros talentos con movilidad de los investigadores, estamos atrayendo talento internacional”, ha agregado.

Por otra parte, la ministra Garmendia presidió, el lunes 14, la toma de posesión de Margarita Segarra Muñoz como directora general de Transferencia de Tecnología y Desarrollo Empresarial, y de Arturo Azcorra como director general del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industria (CDTI). Segarra sustituye a Azcorra en el cargo, mientras éste hace lo propio con Maurici Lucena.

Segarra ha ocupado la Subdirección General de Gestión Económica, en la Secretaria de Estado de Investigación, en el Ministerio de Ciencia e Innovación, y finalmente, la Subdirección General de Gestión Económica, en la Dirección General de Transferencia de Tecnología y Desarrollo Empresarial de la Secretaria General de Innovación de este mismo Ministerio, donde ha desempeñado su cargo hasta ahora. En el sector privado ha sido, entre otros cargos, jefa del Área Económico-Administrativo de Servicios Centrales de la Fundación Jiménez Díaz en el periodo 1989-1990.

En la toma de posesión, Garmendia ha destacado que en los próximos quince años, economías emergentes como China e India doblarán su producción científica, pudiendo alcanzar el 25 por ciento del total de la producida en todo el mundo. Ante este panorama, la ministra ha advertido de que Europa puede perder el liderazgo en campos como la Nanotecnología o la Biotecnología, y ha abogado por políticas públicas que fomenten la investigación, y que al mismo tiempo generan riqueza económica y empleo.