Enfermería directiva

LA DIRECTORA DE CALIDAD Y ATENCIÓN AL PACIENTE EN LA COMUNIDAD VALENCIANA CREE QUE LOS RESULTADOS SON BUENOS

Pilar Ripoll advierte de que “no queda constancia” del trabajo enfermero


La directora general de Calidad y Atención al Paciente, Pilar Ripoll, cree que el esfuerzo del colectivo da frutos “poco visibles”

Redacción. Valencia / La directora general de Calidad y Atención al Paciente de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Pilar Ripoll, ha resaltado el papel de la Enfermería como impulso de la mejora asistencial e incluso como valor sin el cual no funcionarían los sistemas de salud. Pero también ha alertado de que “muchas veces no queda constancia del trabajo de estos profesionales, que incide en indicadores como la satisfacción del paciente, la prevención de infecciones, la mortalidad, etcétera. En su opinión, “tenemos buenos resultados, pero registramos poco y son poco visibles” y, en consecuencia, “hay que poner remedio y recoger los resultados que proporcionan los cuidados expertos y de calidad”.

JPEG - 55.2 KB
Sergio Blasco, Pilar Ripoll y Antonio Ruiz, durante las jornadas.

Las declaraciones de Ripoll han tenido lugar durante la V Jornada de Cuidados en Enfermería organizadas por la Dirección de Enfermería del Departamento Valencia-Hospital General con el lema Resultados en salud y visibilidad, y que ha reunido a unos 200 enfermeros.

Inauguraron la jornada Ripoll y Sergio Blasco, director gerente del mencionado departamento, quien ha hecho varias reflexiones sobre la situación actual. Así, por ejemplo, ha resaltado que “la Enfermería hace milagros todos los días desde su voluntad de compromiso y trabajo”. El gerente ha hecho hincapié en que, en este momento, “al colectivo de la salud le corresponde abordar un plan de modernización sobre innovaciones tecnológicas y desarrollo de nuevas ideas para adaptarnos a las necesidades de los pacientes. En el Hospital General hemos empezado a abordar un proyecto de remodelación y organización para dar respuesta a la nueva demanda social y a los cambios de futuro”.

Ángela Garrido, coordinadora de Enfermería y organizadora de la jornada, ha explicado que la actividad del encuentro se ha organizado conforme a tres pilares: el análisis del liderazgo social de los enfermeros; el nuevo marco de su formación en el espacio europeo de educación, y la innovación en la gestión enfermera.

También se ha incluido una mesa redonda dedicada al conocimiento como mejora de la seguridad del paciente, que forma parte del curso de Seguridad Clínica dirigido por Fernando Simarro, jefe de Calidad y Planificación.

El encuentro concluyó con la participación de Juan José Tirado, presidente del colegio de Enfermería de Valencia, así como con la entrega de premios a las mejores ponencias y comunicaciones.

En la jornada se han presentado 27 comunicaciones y expuesto 32 poster, por lo general centrados en la innovación en la gestión de los cuidados además de un resumen de los trabajos presentados por los profesionales del Departamento de Salud, que agrupa a más de 30 centros asistenciales de Atención Primaria y Especializada sumados al propio Hospital General.

JPEG - 55.1 KB
Ponentes y equipo organizador del encuentro.

La temática de los trabajos de innovación presenta una gran variedad ya que recorren áreas como las pediátricas o los cuidados intensivos, pasando por las de integración departamental. Esta variedad muestra los distintos ámbitos de aplicación enfermera, en lo que la especialización cobra cada día más fuerza.

La disciplina enfermera moderna incorpora la metodología basada en los resultados sensibles a la práctica enfermera, y destaca el uso de un modelo enfermero, la puesta en marcha del proceso enfermero como método de prestación de cuidados, que obliga a la fijación de objetivos y criterios de resultado, el uso de sistemas estandarizados de lenguaje enfermero (Seles) y la incorporación de enfoques innovadores como la gestión de casos, las vías críticas y mapas de cuidados y la efectividad clínica.

Todo ello sin olvidar la importancia de la calidad percibida, donde los aspectos intangibles como la calidez, cercanía, trato y capacidad de escucha, son paradójicamente los resultados en salud más valorados por los ciudadanos en términos de satisfacción, gracias a la visualización del cuidado enfermero como componente fundamental de la práctica clínica y de los resultados en salud.