Gestión e innovación

LOS MÉDICOS DE OSAKIDETZA DEBERÁN JUSTIFICAR LA PRESCRIPCIÓN DE MARCAS

La crisis fuerza a las autonomías a recurrir al céntimo sanitario y a la venta de genéricos


La Junta añade este polémico impuesto a otras medidas de contención del gasto

Redacción. Vitoria / Sevilla / La crisis económica lleva meses haciéndose notar en el Sistema Nacional de Salud (SNS) por las medidas preventivas que, en este tiempo, se han estado tomando desde las diferentes administraciones, central y autonómicas. Las últimas novedades las han aportado en País Vasco y Andalucía.

En la primera, el consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, ha anunciado en el Parlamento que los médicos de Osakidetza que receten un medicamento de marca en lugar de su equivalente genérico, en determinados productos farmacéuticos, deberán aportar un informe justificativo de su decisión. Esta medida podría aplicarse a partir de julio y permitirá ahorrar unos seis millones de euros este año, según Bengoa.

JPEG - 33 KB
Rafael Bengoa y José Antonio Griñán.

En este sentido, el titular de Sanidad ha explicado que la consejería ya ha enviado a todos los ambulatorios cartas dirigidas a médicos y enfermeras en las que recomienda que se receten medicamentos genéricos, más baratos que sus equivalentes de marca. El objetivo, según indicó el consejero, es que en “cuatro o cinco” medicamentos, en los casos en los que se prescriba la versión comercial de la medicina, en lugar de su equivalente genérica, los médicos deban aportar un informe por escrito en el que justifiquen dicha decisión.

Farmaindustria piensa recurrir esta medida

La medida anunciada por Bengoa no ha gustado a la patronal de la industria farmaceútica, Farmaindustria, que ha hecho pública su intención de interponer las acciones legales oportunas contra una medida que “vulnera el sistema de financiación y prescripción de medicamentos legalmente establecido, según el cual es competencia exclusiva del Estado determinar los medicamentos que son financiables con cargo a fondos públicos, así como las condiciones de dicha financiación, el régimen de prescripción y dispensación de medicamentos”.

En Andalucía, Griñán anuncia el céntimo sanitario

Mientras Bengoa hacía este anuncio en Vitoria, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, señaló en Sevilla que creará el céntimo sanitario, llamado en realidad Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos, que funciona en comunidades como Madrid, Asturias, Cataluña, Galicia, Valencia o Castilla-La Mancha.

En su discurso ante el Parlamento local, Griñán ha anunciado la puesta en marcha de este impuesto junto con otras medidas que afectan a la sanidad andaluza, como la creación de plataformas y bancos de productos sanitarios y la revisión de los procesos industriales, servicios de lavanderías y alimentación en el sistema de salud.

Sobre el céntimo sanitario, que ha levantado mucha polémica allí donde ha sido implantado, hay que recordar que la Comisión Europea instó al Gobierno español en 2008 a suprimirlo por oponerse a la legislación comunitaria. En España hay varios bufetes de abogados que, al hilo de una sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de enero de este año, trabajan para reclamar unos 20.000 millones de euros para contribuyentes españoles, en el caso de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declare ilegal esta figura tributaria.

CCOO protesta por la medida en Extremadura

También entre las medidas fiscales presentadas por Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura, para hacer frente a la crisis, una de las más polémicas es la del céntimo sanitario.

Las respuestas no se han hecho esperar y, así, el secretario general de Comisiones Obreras (CCOO) en Extremadura, Julián Carretero, consideró “a priori, equilibradas” las medidas anunciadas, aunque criticó la implantación del “céntimo sanitario” porque “puede tener una repercusión negativa en el consumo y en la renta”.

El líder de CCOO Extremadura señaló que a falta de realizar un mayor análisis de las medidas fiscales, el planteamiento a priori, “parece equilibrado en el sentido de que se incide en los gastos, pero también se incide en los ingresos”, y consideró “importante” que se toquen los tramos de IRPF “en los planteamientos en los que se ha hecho”.

También consideró importante que “se toquen impuestos directos, como el de transmisiones o el de sucesiones”, aunque lamentó que la implantación del céntimo sanitario es “un elemento que puede distorsionar” porque “va a coincidir con la subida del IVA” y por tanto “puede tener una incidencia de incremento inflacionario”.