Gestión e innovación

16 CENTROS DE 14 AUTONOMÍAS PARTICIPAN EN UN PROYECTO DE LA CONSULTORA MENSOR SALUD

Gerentes y clínicos de hospital aportan criterios útiles para evaluar servicios


Las conclusiones acordadas se publicarán en cuatro monografías que se unen a las nueves ya editadas

Javier Barbado. Madrid / Gerentes y responsables clínicos de 16 hospitales públicos distribuidos entre 14 comunidades autónomas abordarán la tercera fase del proyecto “Servicios Clínicos Excelentes”, que coordina la consultora Mensor Servicios de Salud y cuyo objetivo esencial estriba en recoger experiencias que den a conocer la excelencia de los servicios hospitalarios.

JPEG - 35.3 KB
Fachada del Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria, uno de los cinco que se incorporan al proyecto.

“No se trata de establecer un ranking o de hacer benchmarking”, ha aclarado a Publicación de Directivos de la Salud Fernando Silió, director de Mensor y responsable del proyecto, sino de “recoger las buenas prácticas” que se hacen en los servicios hospitalarios y “compartir experiencias” para “ponerlas al servicio de la comunidad”. Para ello se analizan las tendencias y retos en cada una de las especialidades médicas y, acto seguido, se redactan una serie de “recomendaciones o líneas que podrían ayudar a calificar de excelente a un servicio”.

Lo más palpable del trabajo reside en los libros monográficos que reflejan los acuerdos alcanzados. Hasta el momento se han editado nueve monografías, pero la tercera fase de la iniciativa ahora en curso incluirá la edición de otras cuatro: “Además de debates y discusiones, se habló de ser capaces de elaborar una monografía para distribuir entre los servicios que habían participado y entre otros que no. Se editó una monografía por cada área clínica en la que se había trabajado”, ha puntualizado Silió.

JPEG - 58.1 KB
Comité de Dirección de Mensor Salud. Primero por la izq., Fernando Silió.

Éxito del proyecto

La primera edición del proyecto –ha recordado Silió– reunió a ocho hospitales y a los responsables clínicos (por lo general, jefes de Servicio) de una serie de áreas, en concreto “Digestivo, Medicina Interna, Cardiología, Cirugía Cardiaca, Ginecología y Obstetricia y Cirugía General”, y “se siguió una metodología de trabajo (entrevistas, talleres…) que acabó por definir los criterios de excelencia. Se trató de establecer cuáles son las áreas de trabajo que les corresponden: docencia, asistencia, investigación…”. El resultado –aseguró– fue “muy positivo por ambas partes”, razón de que una de ellas, la de los gerentes, decidiese “acometer una segunda fase del proyecto en la que se pasó de ocho a doce hospitales de nueve comunidades autónomas, y se hizo el mismo proceso para otros cuatro servicios”.

Esta segunda parte de la iniciativa, que tuvo lugar entre los años 2008 y 2009, ha dado paso a la que se inicia en la actualidad. Avalado desde el principio por el Ministerio de Sanidad y Política Social, el proyecto incluye en esta ocasión los servicios de Urología, Nefrología, Farmacia Hospitalaria y Urgencias, así como la participación de los hospitales Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria; Marqués de Valdecilla de Santander; Infanta Cristina de Badajoz; Río Hortega de Valladolid; y Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, además de los que participaron antes: Cruces (Baracaldo); Vall d’Hebron (Barcelona); Basurto (Bilbao); Virgen de las Nieves (Granada); Doce de Octubre (Madrid); Ramón y Cajal (Madrid); Virgen de la Arrixaca (Murcia); Central de Asturias (Oviedo); Son Dureta; Complejo Hospitalario de Toledo y Consorcio Hospital General Universitario de Valencia.

Según ha resaltado Nuria Boada, gerente de Mensor y responsable de la coordinación global del proyecto, “esta experiencia de trabajo en red (…) involucra a más de 140 profesionales que aportan su conocimiento a través de distintas reuniones, entrevistas y talleres de trabajo”. Ahora “ha comenzado la fase de trabajo de campo, en la que se están realizando entrevistas personales a todos los jefes de Servicio participantes en el proyecto, para la recogida de información sobre las buenas prácticas que tienen en sus respectivos servicios, así como sobre los retos a los que, en su opinión, debe darse respuesta en un futuro inmediato y sobre las fórmulas necesarias para poder hacerlo de una forma eficiente”.