GESTIÓN Autonómica

ESTUDIO ELABORADO POR LA FIRMA DE SERVICIOS PROFESIONALES KPGM

Los gerentes de los hospitales públicos madrileños alaban la eficiencia de la gestión mixta


La encuesta, realizada en colaboración con el Gobierno autonómico, revela el aprecio de los directivos por los servicios compartidos y el desarrollo de las TIC

Eva Fariña / Vídeos: Diego S. Villasante. Madrid

Los directores gerentes de los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid valoran de forma muy positiva el ahorro de costes y la mejora de la eficiencia del sistema que se produce con el desarrollo de los servicios compartidos (como le laboratorio central de análisis clínicos o la Unidad de Radiodiagnóstico), así como el desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación (TIC), para facilitar la continuidad asistencial y la integración entre Atención Primaria y Especializada.

Por el contrario, se muestran más pesimistas respecto a que la colaboración público-privada estimule una participación más activa de los profesionales en la gestión o que el cambio de modelo organizativo en los hospitales tradicionales suponga un organigrama más horizontal y flexible.

Éstas son algunas de las conclusiones del estudio Madrid: un modelo sanitario público innovador, promovido por la Consejería de Sanidad en colaboración con la empresa KPMG, y en el que todos los gerentes de los hospitales públicos madrileños han puntuado el modelo sanitario de la región.

La presentación de los resultados estuvo presidida por Ana Sánchez, viceconsejera de Asistencia Sanitaria, y Elena Pisonero, socia responsable de Infraestructuras, Gobierno y Sanidad de KPMG en España. También intervinieron varios gerentes de hospitales, como Rafael Pérez Santamarina, de La Paz, o Joaquín Martínez, del Hospital Universitario Doce de Octubre, quien defendió la organización de los hospitales tradicionales: “En logística, por ejemplo, no tenemos nada que envidiar a los centros nuevos. Aspectos puntuales pueden hacerlos mejor, pero, a nivel general, creo que no”.

Por su parte, César Pascual, gerente de los hospitales Infanta Leonor y Virgen de la Torre, habló de la “esquizofrenia” que se produce al comparar los modelos nuevos y tradicionales, y destacó “las resistencias internas del personal a la hora de desarrollar los nuevos modelos horizontales”. En la misma línea, la viceconsejera Sánchez señaló que “el proveedor privado también podría mejorar la eficiencia del sistema si, en lugar de pedir un incremento de ingresos, apuesta por una reducción de costes”.

Durante su intervención, José Soto, gerente del Clínico de Madrid, justificó “el descreimiento” que se observa en algunas puntuaciones de la encuesta (ha habido varios ceros) al recordar que “los hospitales más viejos coinciden con los gerentes más viejos”. Soto también indicó que el nuevo modelo de gestión no pretende crear “competitividad”, sino integrar a todos “como parte de la red asistencial”.

JPEG - 139.3 KB
Varios gerentes de hospitales madrileños escuchan a los conferenciantes en presencia de la viceconsejera de Asistencia Sanitaria autonómica.

Javier San Miguel, director de Salud y Servicios Sociales del área de Asesoramiento de Negocio de KPMG en España, explicó que los cambios realizados en la sanidad pública madrileña durante los últimos años han sido “de gran calado”, por lo que considera necesario que pase cierto tiempo para lograr los objetivos. En cuanto a las diferencias observadas entre los hospitales nuevos y tradicionales, señaló que son “normales”, ya que tienen un origen, unos recursos y unos modelos de gestión muy distintos.