Gestión e innovación

EX MINISTROS Y CONSEJEROS ANALIZAN LA SOSTENIBILIDAD EL SISTEMA SANITARIO

Los expertos coinciden en la necesidad de mejorar el sistema sanitario


“El presupuesto para Sanidad se verá afectado durante bastante tiempo porque hay otras prioridades más urgentes como las prestaciones para el desempleo”, según Julián García Vargas

Enrique Pita / Hiedra García / Video: Daniel Gómez. Madrid / El Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha acogido la Jornada de Reflexión sobre el presente y futuro de los Sistemas Universales de Salud, que reunió a expertos en Sanidad y políticas sanitarias, como los ex ministros de Sanidad, Ana Pastor, Bernat Soria y Julián García Vargas, el director general de la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud, Pablo Rivero, o los consejeros de sanidad de Madrid, Navarra, Canarias, Aragón, Castilla-La Mancha, Galicia, Andalucía y Valencia, entre otros.

Pablo Rivero, que acudió en representación del Gobierno central, afirmó que “debemos estar orgullosos del funcionamiento de nuestro Sistema Nacional de Salud”. Así, señaló que es “razonablemente” eficiente en términos de gasto y que cuenta con buenos resultados tanto clínicos como en términos de salud, pero, añadió, “aún tenemos margen de mejora”.

En la misma línea se expresó el ex ministro de Sanidad e investigador Bernat Soria, que afirmó que el Sistema Nacional de Salud destaca por su “eficiencia”, aunque, como Rivero, opina que aún hay margen para mejorar. Para Soria, esta situación se hace aún más evidente “si se compara la inversión en sanidad que hacen países de nuestro entorno, como Estados Unidos, que, sin embargo, está muy por debajo de España en resultados en salud y eficiencia”.

Sin embargo, Soria puso énfasis en la necesidad de incrementar la inversión en I+D biosanitaria, y, sobre todo, en hacerla más eficaz. Esta inversión, señaló, “crea calidad de vida”, pero es “preocupante” que tras veinte años de inversión “aún no seamos una potencia” en esta materia. “No hemos resuelto nuestra dependencia tecnológica, y eso debe preocuparnos”, añadió.

Mejorar la eficiencia del sistema

Por su parte, la ex ministra de Sanidad y actual vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, hizo un repaso por las necesidades que, a su juicio, tiene el Sistema Nacional de Salud, tales como una política común de recursos humanos, la necesidad de fomentar la investigación y la innovación tecnológica y biosanitaria, o las mejoras en la efectividad y la eficiencia del sistema.

La ex ministra apuntó que los problemas a los que se enfrenta el sistema son, en esencia, el crecimiento poblacional y su progresivo envejecimiento, la necesidad de avances tecnológicos, así como la mejora de los servicios asistenciales, además del potencial crecimiento del gasto en Dependencia y el nuevo sistema de financiación autonómico, que genera desigualdades entre regiones.

“Nuestro Sistema Nacional de Salud es uno de los más eficientes”, añadió, “pero tiene problemas de productividad” que hay que solventar “fomentando la consecución de resultados en salud”. Es necesario, prosiguió, un cambio de modelo económico “y uno de los sectores que puede ser motor del cambio es el de la investigación sanitaria”, afirmó.

Pastor, que se declaró partidaria de alcanzar un gran pacto entre todas las fuerzas políticas para desarrollar un plan nacional de Sanidad, afirmó que, en su opinión, la ministra Trinidad Jiménez está por la labor de trabajar en esta dirección, pero, para ello, es necesario cambiar la dinámica puesta en marcha “con las últimas medidas del Gobierno”, que ponen en riesgo la Farmacia, así como la bajada de los salarios del personal sanitario.

Por su parte el ex ministro de Sanidad Julián García Vargas, quien desempeñó su cargo en el Gobierno de Felipe González, ha apostado por abandonar la política de “todo, para todos y sin coste”, “un lema imposible y demagógico”, según García Vargas, y por realizar reformas para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario .

El ex ministro ha participado en esta Jornada de Reflexión a través de una videoconferencia y en su exposición ha asegurado que el gasto sanitario se va a ver afectado durante bastante tiempo, porque hay otras prioridades más urgentes como el gasto en prestaciones al desempleo. Por este motivo aboga por una serie de reformas que garanticen la eficiencia de los recursos disponibles, por ejemplo retocar la cartera de servicios, clasificar las patologías por gravedad o ampliar los incentivos para los profesionales. En este sentido ha señalado que para elaborar estas medidas “es necesario colaborar con los profesionales porque sin ellos las reformas naufragan”.

“Es insostenible que el gasto público crezca por encima del PIB y de la recaudación fiscal, no es financiable ni económicamente sano”, denuncia García Vargas, quien ha alabado el trabajo de contención que están llevando a cabo las comunidades autónomas con unas limitaciones presupuestarias que les han obligado a buscar otras fórmulas para sostener su sistema sanitario y a reorientar las pautas marcadas por el Sistema Nacional de Salud.

Las comunidades “se aprietan el cinturón”

Tras su exposición, el ex ministro ha dado paso a una mesa de debate con los consejeros de Sanidad de Canarias, Navarra y Valencia, quienes, según García Vargas, “viven cada día las circunstancias del sistema sanitario”. Por su parte, la representante de Canarias, Mercedes Roldós, ha recordado que su comunidad junto con Valencia han salvado el déficit sanitario estatal porque son las dos autonomías que más dinero destinan de sus presupuestos a la Sanidad, a pesar de que las comunidades “nosotros sí que nos apretamos el cinturón”, según Roldós.

JPEG - 47.2 KB
Manuel Cervera, consejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana; María Kutz, consejera de Salud de Navarra; y Mercedes Roldós, consejera de Sanidad de Canarias.

En su opinión, el incremento del gasto sanitario ha sido la consecuencia de “una carrera sin fin de nuevas prestaciones, por el aumento y el envejecimiento de la población o por las nuevas tecnologías”, entre otras causas, y que las medidas de austeridad propuestas por el Gobierno central “son etéreas”. “De las cinco medidas adoptadas en el Consejo Interterritorial, tres producen un aumento del gasto, como son el sistema de garantías de los tiempos de espera o la potenciación de las nuevas tecnologías”, asegura Mercedes Roldós.

El consejero valenciano, Manuel Cervera, ha puesto como ejemplo de efectividad a su comunidad, que ha apostado las nuevas tecnologías cuya implantación en la red asistencial y administrativa de la sanidad ha conseguido un ahorro de 65 millones de euros anuales para la Agencia Valenciana de Salut.