Gestión e innovación

DURANTE LA PRESENTACIÓN DEL INFORME HIT

El Observatorio del SNS emplaza a los gerentes a revisar la variabilidad clínica


Carnicero conmina a los políticos a asegurar la equidad, cohesión y sostenimiento de la sanidad “en tiempos de crisis”

Javier Barbado / María Márquez. Imagen: Diego S. Villasante / Miguel Ángel Escobar. Madrid / El director del Observatorio del Sistema de Salud, Javier Carnicero, ha emplazado a los gerentes y directivos a revisar el grado de variabilidad de la práctica clínica, de la eficiencia y de los indicadores de seguridad de las organizaciones sanitarias, entre otros retos de futuro, durante la presentación del informe Health Systems in Transition: Spain (abreviado HIT) en la sede del Ministerio de Sanidad y Política Social.

Carnicero puso como ejemplo de inequidad en la eficiencia hospitalaria el hecho constatado de que “unos la tengan más corta que otros”. Respecto a la coordinación entre Primaria y Especializa, razonó que “a lo mejor la solución está en que dejemos de preocuparnos los administradores y dejemos que se ocupen de ello los clínicos” ya que “a lo mejor lo hacen mejor”.

Asimismo, señaló como objetivos potenciales de las gerencias la “integración de niveles” y la “introducción de procedimientos de gestión para centrar el sistema en los usuarios”.

Por otro lado, conminó a los políticos, a la luz de los resultados del HIT, a fomentar los sistemas de información que permitan la evaluación del sistema y la gestión del conocimiento; el desarrollo de los instrumentos de gestión con el fin de centrar el sistema en el ciudadano; la garantía de la equidad y cohesión de la sanidad y, asimismo, su sostenimiento a medio y largo plazo. En cuanto a los profesionales, Carnicero dedujo del documento que deberían “revisar” la alta variabilidad de la práctica clínica detectada así como desarrollar los modelos de gestión clínica basados en la evidencia médico-científica. El responsable del Observatorio del Sistema de Salud resaltó que el HIT “pone en evidencia la importancia de la gestión clínica, de la Medicina Basada en la Evidencia y la importancia de la práctica clínica”.

En la clausura de la jornada, el director general de la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud, Pablo Rivero, pidió a todos los agentes del sector sanitario la habilidad necesaria para “estar orgullosos” de la sanidad española “sin caer en la autocomplacencia”. Por el contrario, para Ribero el éxito obtenido debe llevar a ser “más exigentes” a la hora de analizar los elementos del sistema sanitario que pueden mejorarse y más “rápidos” y “equitativos” a la hora de implantar esas mejoras.

El informe, que ha sido impulsado por el Observatorio Europeo de Políticas y Sistemas de Salud con la colaboración de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas), revela las luces y sombras del SNS en la última década. En sus conclusiones, sale fortalecida la eficaz descentralización de competencias y diversos indicadores (índice de mortalidad, vacunaciones…), pero también refleja el estancamiento de la plantilla de médicos o el “suspenso” en las listas de espera. Para presentar la publicación, el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, ha resaltado el papel del SNS como motor económico en tiempos de crisis y la “gran importancia” de la “hoja de ruta” trazada entre Ministerio y CCAA en el último Consejo Interterritorial.

En su discurso, Martínez Olmos, ha recordado el protagonismo que tendrá el consenso autonómico-estatal y el Pacto por la Sanidad. Además, ha recordado la “buena percepción” que profesionales y ciudadanos tienen del Sistema Nacional de Salud, “generador de empleo directo e indirecto”, y que además contribuye a “salir de la crisis siendo la fuente más importante de ingresos para el sector farmacéutico y tecnológico, impulsando el I+D+i”.

Aumentan las diferencias autonómicas con respecto al gasto sanitario

Sandra García-Armesto y Enrique Bernal son los autores del HIT. La primera de ellos, ha resaltado el papel ejemplarizante de España para la UE en la descentralización de competencias, “una tendencia fuerte en los países de nuestro entorno”, y entre los puntos débiles del SNS ha señalado el “estancamiento” del número de médicos por habitantes, al contrario que las cifras que engloban a farmacéuticos o enfermeras. Según sus datos, España también se sitúa por encima de la media europea en indicadores de vacunación y salud materno-infantil.

En el capítulo de gasto, ha indicado que “la diferencia entre comunidades autónomas está aumentando”, destinándose las partidas mayoritarias a especializada y apuntando el “ligero descenso” de los recursos para Atención Primaria. Bernal, coautor del estudio, ha señalado que el SNS “suspende” en listas de espera e información que recibe el ciudadano sobre “derechos, legislación o servicios”. También ha puesto en duda el empleo eficiente de los recursos hospitalarios y ha hecho hincapié en la tendencia al alza de “la preferencia” por la sanidad privada en atención especializada.

El presidente de Sespas, Andreu Segura, ha alertado sobre otro aspecto: el consumo “inapropiado” de los recursos del Sistema Nacional de Salud, lo que provoca, en su opinión, nefastas consecuencias desde el punto de vista económico y sanitario. “Uno de los principales problemas de los países ricos”, aseguró.