GESTIÓN Autonómica

EN LA III JORNADA DE MEJORES PRÁCTICAS E INNOVACIÓN EN GESTIÓN DE CALIDAD EN EL SERVICIO MADRILEÑO DE SALUD

Premiada la Unidad de Obesidad Mórbida del Hospital de Getafe


El 12 de Octubre gana el segundo galardón con un programa para enfermos de trastorno mental grave

Texto e imagen: Javier Barbado. Madrid / Los hospitales de Getafe y 12 de Octubre están de enhorabuena. Los programas que gestionan la atención específica de pacientes con obesidad mórbida, en el primero, y de enfermos con trastorno mental grave, en el segundo, han sido seleccionados como los dos mejores (por ese orden) de entre los seis proyectos evaluados durante la III Jornada de Mejores Prácticas e Innovación en Gestión de Calidad en el Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

JPEG - 65.9 KB
Los ganadores Juan Carlos Ruiz de Adana, Montserrat Caballero González y Juana Mateos Rodilla.

La cita reunió a profesionales de la sanidad madrileña y fue inaugurada por la responsable del Sermas y viceconsejera de Ordenación e Infraestructuras Sanitarias, Belén Prado, acompañada para la ocasión por la directora general de Atención al Paciente, Elena Juárez, y el subdirector general de Calidad, Alberto Pardo.

Juan Carlos Ruiz de Adana, facultativo especialista del Área de Cirugía General y Digestivo y coordinador de la Unidad de Obesidad Mórbida del Hospital de Getafe, defendió el programa ganador que llevó por título Implantación y desarrollo de una Unidad Multidisciplinar de Atención Integral al Paciente Obeso Mórbido, mientras que la médica Montserrat Caballero, del 12 de Octubre, hizo lo propio con el segundo proyecto galardonado.

Algunas de las claves del éxito de la unidad de obesidad mórbida, según explicó Ruiz de Adana, residen en la inversión llevada a cabo por el centro en reformas estructurales y adquisición de equipamientos especiales para consulta, hospitalización y quirófano; la creación de un equipo sociosanitario para mantener la atención continuada, y la inclusión de todas estas acciones dentro de un modelo de mejora continua, organización horizontal y gestión por procesos.

“Con este proyecto –y el esfuerzo de muchos especialistas, enfermeros, personal administrativo y dirección del hospital– hemos conseguido mejorar la calidad percibida de los pacientes; ofrecer una información de todo el proceso asistencial; un acceso directo a los distintos especialistas mediante una atención de alta resolución; una mejora de los indicadores asistenciales (por ejemplo, de la lista de espera); la seguridad del paciente obeso mórbido candidato a cirugía ha aumentado y, por último, se ha certificado la Unidad de Obesidad Mórbida según la norma ISO 9001:2008”, explicó De Adana al auditorio.

En cuanto al programa para los enfermos de trastorno mental grave en el 12 de Octubre, la médica especialista del centro Montserrat Caballero aseguró que, con apenas 20 meses de funcionamiento, se ha logrado una adherencia al tratamiento de los pacientes del 74 por ciento; ha disminuido el número de ingresos hospitalarios por esta causa así como las visitas al servicio de urgencias y se ha conseguido en consecuencia un considerable ahorro de costes para el hospital.

“De los 51 pacientes que nos derivaron, sólo no han acudido [a realizar el programa] cinco y, en la fecha de cierre de 2009, había diez pacientes en curso”, señaló Caballero, a lo que hay que añadir que a 28 de los enfermos recibieron el alta terapéutica. Una vez superado el plan establecido, los enfermos pasaron a forma parte de un grupo de “veteranos” que se reenganchaba al programa de manera voluntaria, o bien eran derivados a otras unidades como el Centro de Rehabilitación Psicosocial o el Centro de Rehabilitación Laboral.

Según explico la especialista, el proyecto consta de dos periodos de evaluación: uno que comprende los seis meses previos al inicio del programa, y otro que incluye los tres meses que siguen al alta del paciente. Dado que el programa lleva sólo veinte meses en marcha, de este último periodo sólo se cuentan hasta el momento 18 pacientes, que fueron los utilizados para analizar los resultados obtenidos.

En concreto, la duración de los ingresos en el hospital por patología psiquiátrica grave (en la mayoría de los casos estudiados se diagnosticaron psicosis no afectivas) en esos 18 enfermos pasó de sumar, entre todos ellos, 144 días a sólo 64. El número de ingresos en el primer periodo (los seis meses previos al comienzo del programa) era de 25 y, en los meses posteriores a su conclusión, bajó a cuatro. Por último, el consumo abusivo de los servicios de urgencias se redujo de las 49 consultas en el primer periodo, a sólo 28 en el segundo.

JPEG - 58.2 KB
Elena Juárez, Belén Prado y Alberto Pardo, durante la inauguración de la jornada.

En el primer nivel asistencial, el galardón se lo llevó el área 5, representada por Juana Mateos Rodilla, por el Proyecto de Mejora del Proceso de Atención Continuada Domiciliaria de Sábados y Festivos en Atención Primaria: Rediseño y AMFE.

También compitieron por los galardones en Atención Especializada el Puerta de Hierro-Majadahonda, cuyo proyecto defendió Begoña de Andrés Gimeno; la Fundación Hospital Alcorcón, a cargo de Enrique Gruss Vergara; el Clínico San Carlos, cuyo trabajo expuso el propio gerente del hospital, José Soto; y el Ramón y Cajal, por Miguel Cuchí Alfaro. En cuanto al primer nivel asistencial, optaron asimismo a los premios las áreas 2, 4 y 10, cuyos proyectos defendieron Montserrat Estepa Muñoz, Asunción Cañada Dorado y Sagrario Ruiz Martín, respectivamente.

Por otra parte, la viceconsejera autonómica de Ordenación Sanitaria e Infraestructuras, Belén Prado, ha resaltado los altos niveles de calidad asistencial del Sermas que pueden comprobarse, en su opinión, si se repara en datos como la elección de la región para ejercer la Medicina por los estudiantes tras el examen MIR o los resultados de las encuestas de calidad y satisfacción llevadas a cabo por la Dirección General de Atención al Paciente que encabeza su colega Elena Juárez.

Ambas dirigentes, junto con el subdirector general de Calidad, Alberto Pardo, protagonizaron el acto inaugural de la jornada. Prado concluyó que “la calidad es mucho más que un ahorro de costes” porque “significa una mejor atención a los ciudadanos y unas mejores condiciones para los profesionales”.

La viceconsejera recordó que, en efecto, de los cien primeros estudiantes en el ranking de mejores notas en el examen MIR, cuarenta han elegido la Comunidad de Madrid para cursar la residencia y especializarse, lo que la convierte en la autonomía que más futuros médicos han escogido seguida de Cataluña con 19. Además, de los diez alumnos que mejor puntuación obtuvieron, seis eligieron Madrid para prolongar su vida profesional.