GESTIÓN Autonómica

COMO PARTE DEL PROYECTO DE GESTIÓN INTEGRADA EN GALICIA

Mosquera propone que algunas área clínicas incluyan “a varios hospitales”


La oposición cree que el decreto supondrá “pérdida de independencia” en las de Monforte, Valdeorras, O Salnés y A Mariña

EP. Santiago de Compostela / La gerente del Servicio Gallego de Salud (Sergas), Rocío Mosquera, ha planteado la posibilidad de que, tras la implantación en toda Galicia del decreto de la gestión integrada de procesos, algunas áreas clínicas “incluyan varios hospitales”, aunque ha garantizado a los pacientes que “tendrán los mismos derechos” que los de otras áreas.

JPEG - 14.5 KB
La gerente del Sergas, Rocío Mosquera, en su despacho.

Así lo explicó Mosquera durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad, a finales del pasado mes de abril, para explicar el decreto de la gestión integrada en la sanidad que la Xunta pondrá en marcha de manera inicial en Santiago y A Coruña, además de la ya existente en Ferrol, aunque con la idea de continuar su expansión a toda Galicia.

En esta línea, la gerente del Sergas tuvo que hacer frente a las críticas de los grupos de la oposición por la ausencia de planificación, dentro de este decreto, sobre cómo se desarrollará en otros puntos de la comunidad autónoma. “La consejera –de Sanidad– habla de siete áreas sanitarias, pero en Galicia hay once”, cuestionó la diputada del BNG Ana Luisa Bouza, quien preguntó a Mosquera si el Sergas mantendrá como áreas sanitarias autónomas las de O Salnés, Valdeorras, A Mariña y Monforte o, por el contrario, las incorporará a las de Lugo, Vigo y Ourense.

“¿Son áreas independientes o van a pasar a convertirse en áreas dependientes de otra área provincial?”, preguntó Bouza, al tiempo que recordó la “pérdida de derechos” que esto supondría sobre todo en la gestión y autonomía de estos centros.

En el mismo sentido, el diputado del PSdeG-PSOE, Modesto Pose, apuntó que, en la estructura organizada por la Xunta para el área sanitaria de A Coruña, el hospital comarcal de Cee aparece referenciado como una “gerencia ejecutiva” que “depende” del gerente de gestión integrada del área, al mismo nivel de “un subdirector”.

De este modo, Pose aseguró que esta dependencia impedirá, entre otras cosas, “negociar directamente los fondos del hospital con el Sergas”. “Y todos sabemos que en estas cuestiones el que la paga siempre es el más débil”, sentenció.

Alegaciones al decreto

En otro punto de la comparecencia, Ana Luisa Bouza cuestionó a la gerente del Sergas si su departamento tendrá en cuenta las alegaciones presentadas a este documento, que Mosquera cifró en “cinco o seis”. Sobre esta cuestión, la gerente explicó que “se estudiarán con detenimiento”.

Además de cuestionar la presencia de las áreas de salud pública, salud mental y atención sociosanitaria en el organigrama de integración, los grupos de la oposición preguntaron a Mosquera acerca de la evaluación de la experiencia de gestión integrada puesta en marcha en 2005 en Ferrol. En particular, Bouza aseguró que la Xunta “no dispone de ningún dato objetivo” de evaluación de estos resultados, y recordó que, en este ámbito, “se están dando críticas” por parte de los profesionales. Por su parte, Mosquera indicó que, en estos momentos, se están evaluando los datos de Ferrol y explicó que, para la puesta en marcha de esta iniciativa, se han tenido en cuenta datos del “buen funcionamiento” del área integrada de Puerto Llano.

Decreto para regular la estructura organizativa

El decreto presentado por la Xunta que regulará la nueva estructura organizativa de gestión integrada, afectará a las áreas sanitarias de A Coruña y Santiago, que asumirán un sistema similar al ya en funcionamiento en Ferrol, aunque a este último habrá que realizarle “algunos ajustes”.

Según explicó Mosquera, cada área contará con un gerente de gestión integrada, un gabinete de gestión y tres subdirecciones: una de calidad, seguridad y atención al ciudadano; una de investigación, docencia e innovación; y otra de sistemas de información, admisión y documentación clínica. Además, en el área de A Coruña habrá un “gerente ejecutivo” para Cee.

Según explicó Mosquera, el área de A Coruña cuenta con más de 550.000 tarjetas sanitarias repartidas en 79 centros de salud, 13 PAC y dos centros de atención, el Hospital Clínico de A Coruña y el Virxe da Xunqueira de Cee.

Por su parte, el área de Santiago, que incluye a las comarcas pontevedresas de Lalín y Deza, cuenta con más de medio millón de pacientes e 32 centros de salud, 17 PAC y un hospital de primer nivel, el Clínico de Santiago, además del hospital de O Barbanza.

Atención al paciente

En concreto, la intención de la Xunta es “concentrar la atención en el paciente”, “garantizar la equidad” en la atención, “eliminar la duplicidad en los diagnósticos”, utilizar los recursos “mediante la promoción del trabajo en equipo” y “simplificar las estructuras de gestión”.

En particular, intentarán que Atención Primaria “gane en capacidad de gestión y de resolución” y que los hospitales de segundo y tercer nivel y comarcales se “integren en estructuras más potentes”.

Para el paciente, se dará una “respuesta asistencial adecuada en tiempo y lugar, cerca e su domicilio", sin "tener que repetir su vida en cada sitio” y evitando “una peregrinación de servicio en servicio”.

Además, esta gestión, que incluirá Atención Primaria, Especializada, sociosanitaria, salud pública y salud mental, dará también “protagonismo” a la Enfermería, aseguró Mosquera, al tiempo que indicó que estos cambios “no alterarán el mapa sanitario” de Galicia.

Apuesta por centros de día Por su parte, la directora de Dependencia, Coro Piñeiro, aseguró en Comisión que el departamento que dirige está modificando su línea de actuación y apostando por la contratación de plazas en centros de día para personas con discapacidades psíquicas en detrimento de los centros ocupacionales.

JPEG - 22.8 KB
Ana Luisa Bouza, del BNG.

En esta línea, Piñeiro aseguró que las personas que pueden integrarse en el mercado laboral ya lo están haciendo sin la necesidad de centros ocupacionales que, según indicó, no tienen demanda, mientras que existen personas con un mayor grado de dependencia que precisan la existencia de centros de día.

En respuesta a una pregunta planteada por el nacionalista Carlos Aymerich sobre la financiación por parte de la Xunta del centro ocupacional de A Escada, situado en Culleredo (A Coruña), Coro Piñeiro indicó que las plazas que ya financia la Xunta “no se cubren”, por lo que descartó concertar más.

Así, explicó que para este año se contrataron un total de 1.573 plazas para centros ocupacionales en Galicia y, para ello, se destinó una cantidad de 1,5 millones de euros en el área metropolitana 2, donde está incluido Culleredo, que acoge más del diez por ciento de estas plazas.

Sobre esta cuestión, Aymerich lamentó que el Gobierno de la Xunta “prefiera concertar plazas en centros privados” que hacerlo en “el único centro ocupacional público de Galicia”, en de A Escada, y lo atribuyó a “una muestra de claro sectarismo político”.