GESTIÓN Autonómica

VOLUNTARIOS DE LA FUNDACIÓN TELECOM VISITARÁN EL HOSPITAL MADRILEÑO

El Niño Jesús amena la estancia del niño enseñándole a usar el ordenador


Se trata de una nueva actividad lúdica coordinada por el Servicio de Atención al Paciente

Redacción. Madrid / El Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid ha puesto en marcha una nueva actividad para que los niños ingresados sepan cómo disfrutar de las nuevas tecnologías durante su estancia en el centro. Para ello, voluntarios de la Fundación British Telecom se convertirán en “asesores tecnológicos” de los pacientes pediátricos.

JPEG - 51.3 KB
Margarita Inés González Grande, gerente del Hospital Niño Jesús de Madrid; Luis Álvarez Satorre, presidente de Fundación BT; y Carmen Bieguer, directora general de Fundación Antena 3.

En este proyecto el voluntariado se traduce en un asesoramiento y acompañamiento para ayudar a utilizar la tecnología como instrumento de diversión, siempre dentro de un marco pedagógico y lúdico, adecuado a la edad del paciente. Se trata voluntarios “muy especiales”, según informan fuentes del hospital, trabajadores de la citada empresa de telecomunicaciones, que visitarán a pie de cama a los niños para hacer “consultoría tecnológica al servicio de los gustos, el estilo y las necesidades de paciente”.

Presentaciones de trabajos en aplicaciones de ofimática, edición de fotografías, búsqueda de diccionarios y páginas de traducción, diseño de periódicos, “aventurarse” geográficamente por los distintos países y por los museos más interesantes del mundo, buscar con eficiencia a través de la web o acceder a juegos educativos serán sólo algunas de las actividades que enseñarán los voluntarios TIC.

La puesta en marcha de este nuevo proyecto se ha sellado con la firma de un acuerdo entre la Fundación British Telecom y la Fundación Antena 3, que ha facilitado los ordenadores portátiles con los que se realiza esta actividad, y el Hospital Niño Jesús, que busca de este modo proyectos interesantes para niños y adolescentes, sobre todo para aquéllos que deben pasar mucho tiempo inmovilizados y, por lo tanto, tienen un acceso muy restringido a otras actividades lúdicas del centro.

En principio, los pacientes que accederán a esta actividad son los mayores de seis años con estancias hospitalarias medias de más de diez días. Con este proyecto se quiere contribuir a ampliar la oferta de ocio del hospital, incrementando así la posibilidad de distraer a pacientes de todas las edades, en situaciones muy diferentes y con distintas capacidades, habilidades y aficiones.

Esta actividad se iniciará de forma piloto durante los tres primeros meses, periodo tras el cual se realizará una evaluación y se estudiará la posibilidad de ampliar paulatinamente el programa a mayor número de pacientes.

Coordinados desde el Servicio de Atención al Paciente

Esta nueva actividad está coordinada por el Servicio de Atención al Paciente desde donde, además, se ayuda a gestionar la formación general y específica del voluntario, centrada en la hospitalaria, antes de empezar a colaborar en el centro.