GESTIÓN Autonómica

MUCHOS PACIENTES DEJAN DE ACUDIR SIN AVISAR

Montero instaura un sistema de citas que permite anularlas por teléfono


Sólo en 2009, se perdieron entre dos y tres millones de citaciones debido a que los usuarios ni acudieron ni las anularon

EP. Sevilla / Los andaluces podrán anular o modificar su cita con el especialista o para una prueba diagnóstica por medio del servicio de atención telefónica Salud Responde (902 505 060) o a través de la dirección de correo electrónico saludresponde@juntadeandalucia.es, una nueva medida con la que se pretende contrarrestar las entre “dos y tres millones de citas que tan sólo en 2009 se perdieron debido a que los usuarios no acudieron ni anularon finalmente a la cita”, según admitió a mediados del mes la consejera de Salud, María Jesús Montero.

JPEG - 32.4 KB
María Jesús Montero.

Montero reconoció que, el pasado año, entre un 20 y un 30 por ciento de los once millones de consultas que estaban inicialmente programadas “quedaron sin cubrir”, debido a que los beneficiarios finalmente “no acudieron a la cita y tampoco la anularon”, esto último “pese a que, en muchas de estas ocasiones, los propios usuarios intentaron hacerlo de forma telefónica”.

De hecho, precisó que uno de los “principales motivos” esgrimidos por los usuarios a la hora de no poder anular su cita con el especialista, en unos cuestionarios que se llevaron a efecto para conocer precisamente el por qué de este problema, “respondió a que encontraron dificultades para contactar telefónicamente con el hospital o el centro de especialidades donde tenían que hacerse su prueba”.

Por ello, calculó que con la puesta en marcha de esta nueva iniciativa línea “se podrían recuperar y reasignar a otros usuarios, de dos a tres millones de citas con especialistas y para pruebas diagnósticas, que podrán ser aprovechadas por otras personas que lo necesiten”.

Al hilo de ello, Montero apeló al ejercicio de corresponsabilidad que tanto la administración como los propios usuarios tienen que hacer de los recursos sanitarios actuales, una medida que unió a otras como la factura sombra hospitalaria anunciada recientemente y que también persigue concienciar a los usuarios del valor real del servicio que hacen del sistema sanitario.

Sea como fuere, Montero sí quiso dejar claro que la cita propiamente dicha con el especialista “se seguirá obteniendo en el mismo centro de salud” y en el momento en el que el médico de familia “estime oportuno derivar al paciente al especialista o realizarle una determinada prueba diagnóstica”. La novedad, por tanto, es que, a través de Salud Responde, el usuario podrá anular, modificar u obtener información sobre la cita ya programada, como la hora o el lugar si estos datos se le han olvidado.

Ya funciona en Córdoba y Málaga

Esta nueva prestación de Salud Responde ha comenzado ya a funcionar a primeros de mes en los hospitales Reina Sofía de Córdoba y Virgen de la Victoria en Málaga y su implantación, que se realizará de manera paulatina, permitirá que, en el plazo de un año, esté extendida a todo el sistema sanitario público andaluz.

Según los datos de la primera quincena de funcionamiento, Salud Responde ha recibido un total de 482 llamadas relacionadas con consultas especializadas. La gran mayoría de las llamadas (370) eran para solicitar información acerca de las citas, como la confirmación de hora y fecha. Asimismo, 95 usuarios han solicitado el cambio de día y hora de la consulta que ya tenían programada y 17 han llamado para anularla.

Por hospitales, los usuarios del Hospital Reina Sofía han realizado 327 llamadas a Salud Responde (de las cuales, 255 han sido solicitudes de información, 64 peticiones de cambio y ocho anulaciones). En cuanto a las 155 llamadas recibidas en el Hospital Virgen de la Victoria de Málaga, 115 han sido peticiones de información, 31 solicitudes de cambio de cita y 9 anulaciones.

Esta iniciativa trata de optimizar la gestión de la citas de consultas externas y pruebas diagnósticas y, sobre todo, evitar que muchas de ellas queden sin utilizar por falta de asistencia del usuario y de comunicación anticipada al sistema.