Gestión e innovación

SEGÚN UN INFORME ESPECIAL DE LA CONSULTORA DBK

Crecen los hospitales públicos y privados mientras se estancan los benéficos


En 2009, la dotación total de camas en centros públicos fue de 107.000, frente a las cerca de 22.000 en las instituciones benéficas

Redacción. Madrid / La red hospitalaria española ha registrado un moderado crecimiento en los últimos años, gracias a la apertura de nuevos centros, tanto públicos como privados no benéficos, en tanto que la oferta de hospitales benéficos apenas ha variado, según ha revelado un informe especial de la consultora DBK, de título Hospitales Públicos y Benéficos.

JPEG - 43.7 KB
Fachada del Hospital La Paz de Madrid.

De acuerdo con el estudio, en 2009 operaban 333 hospitales públicos (18 más que en 2005) y 132 benéficos (apenas ha variado la oferta en los últimos años). Los ingresos de estos últimos se situaron en 3.500 millones de euros, correspondiendo el 58 por ciento a conciertos con el sector público.

La dotación total de camas de los hospitales públicos era de unas 107.000, frente a las cerca de 22.000 de los centros benéficos. Así, los primeros contaban con un tamaño medio de 320 camas, casi el doble que los benéficos, cada uno de los cuales disponía de una media de 164 camas.

Por otro lado, el 18 por ciento de los hospitales públicos en funcionamiento en 2009 se localizaban en Cataluña, situándose a continuación Andalucía, con el 13 por ciento. No obstante, el mayor tamaño medio de los centros de esta última comunidad le permite situarse como la comunidad con mayor número de camas, con una participación del 15 por ciento. Por otro lado, destaca el fuerte arraigo de la fórmula de hospitales benéficos en Cataluña, donde se encontraba el 44 por ciento de la oferta, ocupando la segunda posición la Comunidad de Madrid, con el 11 por ciento.

El 39 por ciento de los hospitales públicos se encontraban adscritos a las comunidades autónomas, en tanto que el 33 por ciento correspondía a la Seguridad Social. En el ámbito benéfico, la Iglesia Católica gestionaba 60 hospitales, mientras que 14 pertenecían a Cruz Roja y los 60 centros restantes a distintas fundaciones y asociaciones.

Se aprecia una alta concentración de la oferta en el segmento de hospitales benéficos, ya que las diez primeras entidades gestoras cuentan con más del 60 por ciento de las camas, mientras que los diez primeros hospitales públicos únicamente reúnen el 13 por ciento de las camas de este tipo de centros.

Evolución de los ingresos

En el bienio 2008-2009 los ingresos de los hospitales públicos crecieron un 3 por ciento anual, por debajo del incremento medio del diez por ciento registrado entre 2001 y 2006. De esta forma, los ingresos se situaron en 28.450 millones de euros en 2009.

En 2009 los ingresos de los hospitales benéficos se mantuvieron estancados en torno a los 3.500 millones de euros, después de haber crecido por encima del seis por ciento anual en los años previos de la década.

El segmento de demanda público constituye el principal cliente para los hospitales benéficos, toda vez que el 58 por ciento de sus ingresos de 2009 provinieron de conciertos públicos. Los conciertos con aseguradoras y mutuas aportaron el 36 por ciento, correspondiendo únicamente el cuatro por ciento a clientes privados puros y el dos por ciento a otros conceptos. Esta distribución contrasta con la de los hospitales privados no benéficos, cuya facturación se derivó en un 62 por ciento de convenios con aseguradoras y mutuas y en un 27 por ciento de conciertos públicos, mientras que la participación de la demanda privada pura se situó en el nueve por ciento.