En primera persona

Dra. Abby Bloom, investigadora y consultora de la Universidad de Sydney (Australia)

“El Gobierno valenciano presta un apoyo muy fuerte al modelo Alzira”


Javier Barbado. Madrid / La prestigiosa profesora australiana ha visitado hace poco el Hospital Universitario de La Ribera, en la localidad valenciana de Alzira, la misma que da nombre al modelo de concesión administrativa, en el que la administración autonómica cede a una empresa privada (en este caso la aseguradora Adeslas y el grupo Ribera Salud) la gestión del centro por espacio de treinta años, y que se ha aplicado por primera vez en España. Meticulosa y aplicada, Bloom se acercará una vez más a Valencia antes de que concluya el año, con el fin de corroborar en el tiempo sus impresiones, muy buenas por ahora. Trabaja para concluir una investigación sobre los sistemas sanitarios de cinco países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Estados Unidos, Australia, Gran Bretaña, Gales y España), y de otros cinco considerados de ingreso medio y bajo (LMI, en sus siglas en inglés), en concreto India, Vietnam, Lesoto, Colombia y Brasil. A su paso por el levante español, se ha entrevistado con el consejero de Salud, Manuel Cervera, y con el equipo directivo del Departamento de Salud regional, encabezado por Manuel Marín.

JPEG - 46.3 KB
La doctora Bloom.

Ha acudido a Valencia a visitar el Departamento de Salud de La Ribera y ver en persona cómo funciona el bautizado como “modelo Alzira”. Supongo que le interesa por haber sido un modelo pionero en el mundo, ¿no es así?

El motivo de la visita es entender el modelo. Ya se han hecho comentarios sobre su estructura y funcionamiento, pero lo importante para otros países es saber cómo el Gobierno valenciano lo gestiona y cómo lo acoge la población. Se trata de un modelo muy exitoso en el que se hacen las cosas de una manera muy eficiente a la hora de dar servicios y ofrecer asistencia a los ciudadanos.

El Hospital de La Ribera de Alzira comenzó a funcionar en 1999. ¿Once años son tiempo suficiente para hablar de éxito o fracaso?

Ésa es una cuestión de gran interés en este momento. La crisis económica puede ser la prueba definitiva de si el modelo es capaz de consolidarse en el tiempo. Cualquier cambio general en un sistema de salud necesita de unos veinte años.

¿Ha recopilado suficiente material como para evaluar cómo funciona el modelo Alzira?

Mi objetivo no es evaluarlo. La evaluación de todo un sistema de salud es algo muy complicado. Lo que yo hago es una descripción y análisis de la historia de la interacción entre el Gobierno, la población, los sindicatos… Asimismo, un tema que me resultó en efecto de interés fue la apertura, el 1 de enero de 1999, del Hospital de Alzira, además de otros hospitales y centros de Atención Primaria en Valencia. En cada uno de ellos puede verse una evolución del modelo.

En su investigación hace una comparación entre dos grupos de países, unos inscritos en la OCDE y otros que usted define como “de ingreso medio y bajo”. Hábleme de lo que ha podido deducir hasta ahora.

El objetivo del último de los capítulos del trabajo no es, en realidad, comparar unos y otros sistemas de salud, sino mostrar que hay una gran variedad de modelos exitosos de colaboración entre los sectores público y privado. Y que hay una gran variabilidad y capacidad de adaptación de los modelos a las distintas situaciones. Por ejemplo, no se pueden comparar los programas para pequeños pueblos de la India con los que se aplican en Estados Unidos. Así que se trata de mostrar la gran diversidad de modelos existente en el mundo.

Pongamos de ejemplo el National Health Service. A partir de una conversación de este periódico con el director del Área de Asesoría de Sanidad en Reino Unido (véase número 1 de Publicación Médica de Directivos de la Salud), Jason Parker, se deduce que el sector privado no está muy interesado en participar en la sanidad pública…

JPEG - 41 KB
Abby Bloom con Manuel Marín, director gerente del Departamento de Salud de La Ribera.

En un capítulo de la investigación se analiza la sanidad en País de Gales, en concreto se investiga por qué y cómo el Gobierno de este país no eligió el modelo inglés. Creo que es muy interesante.

¿Por qué no lo eligió?

Porque optó por una cesión de la formación y evolución de la política de salud. Es una política distinta a la del NHS. Ningún país puede reproducir el sistema nacional de salud de otro, porque éste siempre se adapta a las condiciones sociales y económicas de cada caso. Pero se pueden estudiar los componentes y condicionamientos del modelo sanitario de una nación y ver, después, si merece la pena adaptarlos a otra.

¿Dónde ha observado modelos sanitarios similares al de Alzira?

Hay modelos que combinan Atención Primaria con servicios de hospitales, por ejemplo Estados Unidos. Pero hay una gran diferencia. Lo importante en Valencia es que el sistema es público (aunque haya participación de empresas privadas) y, además, hay un apoyo muy fuerte del Gobierno.

¿Ningún otro país ofrece ese respaldo gubernamental?

Hasta ahora no, o al menos yo no lo conozco. Quizás sea un buen ejemplo Suecia. Pero lo que en todo caso es único [en Valencia] es la participación y la integración. Si yo por ejemplo he de acudir al Hospital de Alzira, estaría muy contenta de hacerlo, porque habría establecido una cita en mi propia comunidad y no tendría que esperar días o meses. Es un sistema muy eficiente.

¿Volverá a visitar Valencia?

Tengo previsto regresar [a Valencia] en un plazo de diez a ocho meses para ver cómo evoluciona el modelo. Me interesa lo que pase de aquí a 2011.

¿Cuándo tiene previsto publicar su investigación?

A finales de este año.

¿Lo va a editar por su cuenta?

No. Lo publicaré en forma de libro. En realidad queremos publicar algo más corto y más ambicioso. Pero lo bueno de un libro es la variedad que puede ofrecer en sus capítulos sobre los modelos de los diferentes países. Se puede explicar con más detalle.

¿Cuánto tiempo lleva invertido en este libro?

Ya son dos años. Cada libro me cuesta casi cuatro años.

¿Ha visitado ya los servicios de salud de todos los países que le interesan?

Todavía no todos. Yo voy a casi todos, pero también cuento con asistentes que lo hacen.

En España ha visitado también, en este mes de enero, sitios como el Laboratorio Central del Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes, en Madrid. ¿Cuál ha sido su impresión?

He hecho una visita muy rápida. No obstante considero que es mucho mejor optar por una economía de escala, y con un laboratorio así (grande, con mucha capacidad, equipos muy modernos y sistemas electrónicos de comunicación) se pueden obtener resultados muy buenos y rápidos. Además es un sistema de ahorro, de calidad y de futuro.

En cuanto a los nuevos hospitales que se van a construir en la Comunidad de Madrid, como usted sabe se gestionarán de forma similar al llamado “modelo Alzira”…

No conozco la situación en Madrid. He venido a España únicamente para conocer la situación del Hospital de Alzira y la expansión del modelo en Valencia. En principio sólo me interesa esta comunidad.

JPEG - 95.2 KB
De izq. a dcha.: Fidel Campoy, consejero delegado de Marina Salud; Dra. Abby Bloom; Ángel Giménez, gerente del Departamento de Salud Dénia; Ángel Calcedo, director Red Asistencial Departamenti de Salud de Dénia; Catalina Espín, directora de Cuidados y Servicios del Departamento de Salud de Dénia; y Carlos Hermoso, director de Recursos Humanos del Departamento de Salud Dénia.

En España, la transferencia de las competencias políticas en sanidad parece que da más juego a la hora de fomentar la colaboración entre los sectores público y privado. ¿Es una ventaja en este sentido la descentralización de poderes?

No podría darle una respuesta, porque no conozco lo suficiente la situación administrativa de España. Lo que puedo decir es que, en España, las regiones tienen cierta independencia [en materia sanitaria] y, por esa razón, Valencia pudo iniciar y mantener un modelo durante quince años, cosa que no han podido hacer otras regiones. Esa independencia quizá incluso facilita la adopción de soluciones apropiadas para cada localidad.