GESTIÓN Autonómica

EL SECTOR NO DEBERÍA VER REDUCIDO SU PRESUPUESTO, SEGÚN SU DIRECTORA GENERAL

La Unió pide al Gobierno que reduzca el IVA en la compra de productos sanitarios


Reclama la aplicación de un impuesto superreducido y apela a la “cohesión social” que genera la prestación de servicios sociales y de la salud

Javier Barbado. Madrid / La Unió Catalana de Hospitales y Entidades Sanitarias y Sociales ha mantenido contactos con todos los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados, incluida una entrevista con su vicepresidenta segunda, Ana Pastor, con el fin de que el Gobierno central se replantee la subida del IVA “en estos momentos de crisis”, en especial “el que se aplica a la compra de bienes y servicios del sector sanitario y Dependencia”, según ha declarado a Publicación Médica de Directivos de la Salud la directora general del citado colectivo, Salud Roser Fernández.

JPEG - 38.4 KB
Boi Ruiz, presidente de La Unió; Marina Geli, consejera de Sanidad de Cataluña; y Roser Fernández, directora general de La Uniò.

Al estar exentos del IVA este tipo de prestaciones, “no podemos repercutir cualquier incremento que se produzca” en este impuesto, ha matizado, por lo que “pedimos que todos los centros que presten servicios de atención sanitaria o de Dependencia, puedan contar con la compra de bienes y servicios (como inversiones, equipamientos, material sanitario o cualquier otro tipo de productos sanitarios) con IVA superreducido”, ya que, de no ser así, “se verían reducidos los presupuestos que tenemos para estas prestaciones”.

Desde el punto de vista de esta directiva, el equipo que dirige José Luis Rodríguez Zapatero debería reparar “en la necesidad de dar prioridad, en estos momentos, a aquellos sectores que, en materia de políticas sociales, permiten una gran cohesión en épocas de crisis”. “Aunque sea transitoriamente, el sector sanitario y social debe disponer de este menor gasto con el fin de poder prestar los servicios: son sectores que dan mucha cohesión social”, ha insistido.

Por esta razón Roser Fernández ha vuelto a advertir de que, de consumarse la política del Gobierno, se habrá hecho patente la contradicción entre un discurso que apuesta por el mantenimiento de los servicios y prestaciones sociales, y unas decisiones fiscales que incrementan los costes de los mismos y que, por lo tanto, hacen más difícil su sostenibilidad.

Impuesto superreducido

Para ser más precisos, La Unió reclama la aplicación del IVA superreducido del 4 por ciento, de acuerdo con el marco legal vigente, en la atención sanitaria (en lugar del 7 por ciento y del 16 por ciento vigentes), así como la aplicación del IVA superreducido del 4 por ciento, en las mismas condiciones, en la atención a la dependencia (ahora es del 7 por ciento). Para ello el Gobierno central (al que corresponde esta competencia, en la que no intervienen los ejecutivos autonómicos) deberá asimismo dejar de aplicar el aumento del IVA previsto en dichas prestaciones para el próximo mes de julio (del 18 por ciento en atención sanitaria y del 8 por ciento en Dependencia).

Medidas para garantizar la viabilidad del SNS

La confirmación por parte del Ejecutivo central de la inminente subida del IVA ha coincidido en el tiempo con la elaboración de un estudio por parte de La Unió que aconseja precisamente el camino contrario para garantizar la sostenibilidad del sistema de salud y que propugna la rebaja de las cargas impositivas que se aplican en este sector. Según la entidad, estas reformas fiscales que defiende el estudio son imprescindibles para hacer el sector más competitivo y sostenible.

Para el presidente de La Unió, Boi Ruiz, “resulta paradójico estimular sólo la rehabilitación de viviendas y no la necesidad de construcción, ampliación o reforma de centros sanitarios o residenciales, tanto públicos como privados”.

Para La Unió, los cambios que reclama serían de gran utilidad para favorecer el sector sanitario y social en una situación de grave crisis económica como la actual, que añade graves dificultades a un ámbito generador de riqueza y ocupación no deslocalizable y de alto valor añadido.

Con esta propuesta, que ha sido enviada a las autoridades gubernamentales y a los partidos políticos, La Uniò da continuidad a la Propuesta de Pacto de Medidas para la Sostenibilidad del Sistema Sanitario y Social de Cataluña, firmado el año 2008, junto con Fomento del Trabajo Nacional, Fepime, Fenin Cataluña, la Federación de Mutualidades y el Foro de Salud Mental, y con el apoyo de la Cámara de Comercio de Barcelona, que preveía, en uno de los sus puntos, la promoción de medidas tributarias que redujeran la carga fiscal que soportan las actividades sanitarias y sociales.