Enfermería directiva

PARA LLEVAR A CABO UN PLAN DE CUIDADOS

Bengoa propone crear la figura de la “enfermera enlace”


Su tarea incluye la evaluación de las necesidades físicas y sociales de los pacientes

EP. Vitoria / El Departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno vasco ha presentado el borrador de la estrategia de atención a pacientes crónicos, que incluye la creación de la figura de los enfermeros enlace. Estos profesionales se encargarán de evaluar las necesidades físicas y sociales de los pacientes, así como de coordinar un paquete de cuidados “para que las personas con varias patologías tengan un proceso asistencial más suave”.

JPEG - 29.5 KB
El consejero de Sanidad, Rafael Bengoa.

Durante su comparencia en la Comisión de Sanidad y Consumo del Parlamento Vasco en la segunda semana del mes, el consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, se centró en este punto y explicó que estos “enfermeros gestores” evaluarán las necesidades físicas y sociales de los pacientes, y llevarán a cabo un plan de cuidados “para que las personas con patologías complejas tengan un proceso asistencial más suave”.

Según el consejero, el comité abordará la elaboración de una propuesta para el desarrollo de nuevos roles de Enfermería centrados en la atención a la cronicidad, e identificará asimismo las necesidades de formación. Para ello, avanzó que se hablará con las universidades de Enfermería para realizar pruebas pilotadas durante el año 2011.

El consejero apostó también por conseguir la autogestión del paciente y poner en marcha una serie de servicios para apoyarle en la gestión de su enfermedad, a través de una educación a distancia y presencial.

Además, aseguró que la implantación de la receta electrónica tendrá un “impacto significativo” sobre la población afectada por la cronicidad, “en la medida en la que el control, la seguridad y la calidad de los tratamientos farmacológicos aumenten”.

Estrategia de atención a pacientes crónicos

Las declaraciones de Bengoa formaron parte de la exposición de un borrador, ante la citada Comisión, para informar de la estrategia de atención a pacientes crónicos del Departamento que, en Euskadi, suponen el 41,5 por ciento de los hombres y el 46,3 por ciento de las mujeres, según la última encuesta realizada en 2007.

Bengoa expresó su deseo de “romper” con la noción de que los enfermos crónicos equivalen a personas mayores, ya que “también hay jóvenes crónicos a los que hay que atender de diferente forma”. Además, precisó que las patologías crónicas pueden ser también infecciones, ya que el sida se considera como tal, y que la mayor parte de las personas mayores tienen más de una enfermedad crónica.

El consejero destacó la necesidad de cambiar el modelo actual, iniciado en los años 60 y 70, ante una mayor necesidad de gasto por el aumento de la demanda del sistema de salud. Según explicó, el actual modelo “está bien para las enfermedades agudas, pero es incompatible con la medicina para crónicos”.

En este sentido, recordó que el modelo organizativo actual fue construido para los cuidados agudos y no ha cambiado en los últimos 50 años. “Los profesionales de la salud pasan la mayor parte del día reaccionando a las necesidades de los pacientes”, indicó.

Sin embargo, defendió que “las enfermedades diferentes tienen necesidades comunes y soluciones comunes”, y apostó por conseguir un sistema “más pro-activo, integrado y corresponsable con los usuarios”. Al respecto, avanzó que Sanidad apuesta por estratificar la población de riesgo vasco para “identificar a los pacientes que más nos necesitan”.

Centros multicanal

El documento plantea varios proyectos estratégicos en el sistema sanitario dirigidos tanto a los pacientes, como a la organización del sistema y al uso de las tecnologías. De esta forma, están impulsando la configuración de un centro de servicios de salud multicanal que ampliará el número de vías por las que la ciudadanía puede interactuar con el servicio sanitario. El objetivo es acercar el sistema a los ciudadanos utilizando tecnologías como internet o la telefonía móvil.

Además, se impulsará el desarrollo de la Historia Clínica Unificada para que las organizaciones de Atención Primaria y Especializada mantengan, de forma unificada, toda la información de los pacientes en bases de datos compartidas.

Por otro lado, recordó que la Consejería de Sanidad y Osakidetza han puesto en marcha una serie de experiencias piloto en el ámbito de la telemonitorización domiciliaria para pacientes con diabetes o insuficiencia cardiaca con las que se pretende hacer llegar este servicio a pacientes frágiles y crónicos domiciliarios. A partir de los resultados, se podrán planificar otros servicios como revisiones remotas o visitas de especialistas.

Por último, señaló que la implantación de la receta electrónica tendrá un “impacto significativo” sobre la población afectada por la cronicidad “en la medida en que el control, la seguridad y la calidad de los tratamientos farmacológicos aumenten”.