Gestión e innovación

LOS DEMÓCRATAS DAN LOS ÚLTIMOS RETOQUES AL PROYECTO

¿Se aplaza el voto de la reforma sanitaria en Estados Unidos?


Si se posterga al regreso de Semana Santa, es probable que aumenten los obstáculos para llegar al consenso

EP. Washington / Los demócratas del Congreso estadounidense desconfían de poder exponer a voto el proyecto de reforma sanitaria en la tercera semana del mes, en concreto el jueves 18, fecha mencionada por fuentes de la Casa Blanca, y han explicado que, en todo caso, se avanza “tan rápido como pueden” para poder votar sobre la “estancada” reforma.

JPEG - 23.4 KB
Barack Obama.

Por otra parte, afirmaron que dicho plazo nunca fue fijado por ellos. “Ninguno de nosotros mencionó el día 18 como plazo excepto el señor Gibas”, expuso a la prensa Steny Hoyer, líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, en referencia a las declaraciones del portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs.

Por el momento, los demócratas continúan reuniendo apoyo y deliberando sobre qué incluir en el paquete final. Por este motivo, la fecha parece improbable, algo que no sorprende en el Congreso, donde estos plazos no han podido cumplirse de manera repetida. “Estamos tratando de hacer esto tan pronto como sea posible. Ese continúa siendo nuestro objetivo”, agregó Hoyer.

Pese a estas afirmaciones, Gibbs mantiene que la Cámara podría votar la versión del Senado de una reforma de salud antes de que el presidente Barack Obama comience un viaje al extranjero el próximo jueves 18 de marzo. “No he recibido nada que cambie esa notificación que recibí la semana pasada [en alusión a la primera de marzo]”, indicó.

Hasta el momento, el Congreso ha luchado por realizar la reforma de salud, una de las principales prioridades legislativas de Obama, y ha dejado pasar una serie de plazos fijados por la Casa Blanca para aprobar la iniciativa y enviarla al presidente para su firma.

Si el plazo se extiende más allá del receso legislativo de Pascua, los desafíos para que el proyecto sea aprobado aumentarán al acercarse las elecciones del Congreso en noviembre. “Los plazos son tanto una bendición como una maldición. Son una bendición porque hacen que te concentres en tomar una decisión, pero son una maldición si no puedes lograrlo, y esto ha ocurrido una y otra vez”, señaló Richard Durbin, el número dos demócrata en el Senado.

No obstante, los demócratas han manifestado su deseo de concluir dicho plan antes del receso de Pascua, que comienza el 26 de marzo, y para ello deben concretar los puntos sobre el control de costos, la regulación a las aseguradoras y la expansión de la cobertura. Consultada sobre esta posibilidad, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, afirmó que guarda “esa esperanza”.