GESTIÓN Autonómica

EN 2009 SE HICIERON 2,7 MILLONES DE PRUEBAS DIAGNÓSTICAS

Andalucía invierte en año y medio 29 millones en alta tecnología hospitalaria


La partida forma parte de los objetivos planteados en los planes integrales de la región

Redacción. Madrid La Consejería de Salud ha destinado una inversión, entre el último semestre de 2009 y a lo largo de este año, de cerca de 29 millones de euros para la adquisición de diferentes equipamientos de alta tecnología, todos ellos de última generación.

El objetivo de Salud es seguir avanzando en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que más afectan a la población, entre ellas las patologías tumorales y cardiovasculares, con una mayor accesibilidad y con técnicas cada vez menos invasivas y dolorosas para los pacientes.

Esta inversión en año y medio se suma a la realizada por la Consejería de Salud en los últimos cinco años; desde 2005 se han destinado más de 54 millones de euros a la adquisición y renovación de tecnología en los hospitales públicos. Acorde a las propuestas de los planes integrales diseñados (cardiopatías, cáncer, diabetes, alzheimer, etc.), esta dotación ha permitido abordar también las enfermedades más raras. Durante el año 2009, se llevaron a cabo en los centros sanitarios públicos de Andalucía 2,7 millones de pruebas diagnósticas, muchas de las cuales fueron efectuadas mediante el equipamiento de alta tecnología.

En cuanto a las recientes adquisiciones, en el segundo semestre de 2009 se han puesto en funcionamiento cinco aceleradores lineales, en los hospitales Reina Sofía de Córdoba, Virgen del Rocío y Virgen Macarena de Sevilla, Virgen de la Victoria y Carlos Haya de Málaga; cuatro salas de radiología vascular en los hospitales Reina Sofía de Córdoba (dos salas), San Cecilio y Virgen de las Nieves de Granada; tres TAC en el Virgen del Rocío de Sevilla, dos de ellos de 16 cortes y uno de 64 cortes; tres braquiterapias de alta tasa en los hospitales Torrecárdenas de Almería, Juan Ramón Jiménez de Huelva y Virgen de la Victoria de Málaga; dos salas de hemodinámica en los centros hospitalarios Juan Ramón Jiménez de Huelva y Torrecárdenas de Almería; una gammacámara en el Carlos Haya de Málaga; y una sala multifunción cardiovascular en el Virgen Macarena de Sevilla. La inversión en esta tecnología instalada desde julio a diciembre de 2009 ha sido de 14,6 millones de euros.

Las previsiones para este año son dotar en los próximos meses a los hospitales públicos de nueve TAC (dos han sido instalados el pasado mes de enero), seis aceleradores lineales, tres resonancias magnéticas y dos gammacámaras. Es decir, en año y medio se habrá equipado a los servicios especializados de los hospitales con 39 aparatos de alta tecnología diagnóstica, 20 de ellos a lo largo de este año. La inversión en este equipamiento sólo para este año 2010 supondrá 14,2 millones de euros.

Equipos

La Consejería de Salud ha dispuesto la instalación de nueve TAC de 16 cortes en hospitales de Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Jaén y Málaga por un importe total de 2,8 millones de euros. En concreto, en Almería hay un TAC destinado al Hospital de Huercal Overa; en Cádiz para el Hospital de Jerez; en Córdoba para el Valle de los Pedroches; en Granada para el Hospital de Alta Resolución de Loja; en Jaén para el San Agustín de Linares y para el Hospital de Alta Resolución de Alcalá La Real; en Málaga para Antequera, Carlos Haya y Virgen de la Victoria.

El TAC (Tomografía Axial Computerizada) es una técnica diagnóstica que mediante rayos X produce imágenes detalladas de cortes axiales del cuerpo. En lugar de obtener una imagen como la radiografía convencional, el TAC obtiene múltiples imágenes al rotar alrededor del cuerpo y en tres dimensiones de todas las regiones (cabeza, cuello, tórax, abdomen, extremidades, tejidos blandos, articulaciones, etc.).

Los TAC posibilitan importantes avances al permitir una mayor precisión en la detección de patologías que afectan a órganos en movimiento, como es el caso del corazón. Estos equipos disponen de potentes softwares avanzados para la adquisición de las imágenes incluyéndose en algunos casos lo que se denomina Diagnóstico Asistido por Ordenador (CAD), donde la propia aplicación ayuda a la detección de posibles lesiones.

Por su parte, los seis aceleradores lineales que se instalarán a lo largo de este año están en centro de Almería, Cádiz, Granada, Huelva y Jaén han supuesto una inversión de 7,7 millones de euros. Los hospitales Torrecárdenas de Almería, Punta Europa y Puerta del Mar de Cádiz, San Cecilio de Granada, Juan Ramón Jiménez de Huelva y el Complejo Hospitalario de Jaén los que contarán con estos equipos.

El uso de aceleradores lineales está indicado en el tratamiento de primera línea de tumores malignos en cabeza y cuello, ginecología, próstata, partes blandas y sistema nervioso central. También se emplea en la terapia conservadora en los tumores de mama, recto, vejiga y pulmón. La radioterapia a través de aceleradores lineales representa una alternativa importante en el tratamiento del cáncer, ya que permite realizar una mejor planificación de la terapia, logrando una mayor precisión y, por tanto, la preservación de los tejidos sanos.

De forma paralela, se reducen en buena parte los efectos secundarios derivados de la radiación y la intensidad de éstos. Por otra parte, los aceleradores lineales que se han adquirido incluyen lo que se denomina ’Imagen Guiada’, una técnica para el direccionamiento preciso del haz de radiación a la lesión tumoral evitando de esta forma dañar partes sanas.

Resonancias

Los hospitales Infanta Elena de Huelva, Ciudad de Jaén y Valme de Sevilla van a contar cada uno de ellos con una nueva resonancia magnética. La inversión para este año en estos tres aparatos es de casi tres millones de euros al tener un coste medio de un millón de euros cada una. La resonancia magnética permite realizar diagnósticos mediante imágenes anatómicas de todas las partes del cuerpo, principalmente partes blandas como lesiones articulares, enfermedades cardiacas, tumores, afectaciones neurológicas, etc. Se trata de una tecnología no invasiva, indolora y que no requiere hospitalización.

En cuanto a las dos gammacámaras, una se va a instalar en el Complejo Hospitalario de Jaén, y la otra en el Carlos Haya de Málaga. La primera tiene la característica de llevar incorporada las prestaciones de un TAC. La Consejería de Salud ha invertido en estos aparatos cerca de un millón de euros. Estas gammacámaras incorporan un sistema TAC en el propio equipo, ello permite superponer la imagen radiográfica a la gammagráfica para facilitar el diagnóstico y localización de posibles lesiones. Así, los equipos propician mayor precisión y eficacia en la atención que se ofrece al paciente y, sobre todo, a aquellos que presentan dolencias de mayor complejidad diagnóstica y terapéutica.

La gammacámara es un equipo diagnóstico indicado para analizar un gran número de procesos de tipo reumático, infecciosos, vasculares y degenerativos o la valoración funcional de determinados órganos como el riñón, corazón, pulmón, hígado y aparato digestivo. Estos estudios son eficaces para el diagnóstico del cáncer, aunque también para valorar múltiples patologías benignas como fracturas óseas, infecciones, disfunciones del tiroides o embolias pulmonares. También se utiliza para seguir la evolución de los pacientes que se han beneficiado de un trasplante de riñón.

Junto a este desarrollo tecnológico, hay que recordar que Andalucía ha sido también la comunidad pionera en incorporar la Tomografía Por Emisión de Positrones (PET), la técnica más avanzada en la detección del cáncer y también de gran utilidad en el diagnóstico e investigación de enfermedades de tipo cardiovascular, demencias y afectaciones del sistema nervioso, entre otras dolencias.

De los tres PET que la Consejería de Salud ha dispuesto en Andalucía, uno está en el hospital Virgen de las Nieves de Granada, otro en el Virgen del Rocío de Sevilla y un tercero en el Reina Sofía de Córdoba. Esto supone que toda la población andaluza a este eficaz método diagnóstico está garantizada. Asimismo, hay un PET concertado con la Universidad de Málaga que presta asistencia a la población de esta ciudad.