¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 09 de mayo de 2011   |  Número 31 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
EL DIRECTOR DEL SANTA CREU I SANT PAU EXPONE MEDIDAS ANTICRISIS
Unidades de gestión clínica y ahorro de costes, perspectivas de futuro para los gerentes de la salud
El HUCA ofrece un modelo organizativo en el que las áreas desplazan a los servicios hospitalarios

J.B. / Imagen: P.E. Madrid
Las unidades de gestión clínica y la gestión por procesos, por una parte, y las medidas de contención de gastos frentes a la crisis financiera, por otra, han centrado una de las mesas del Congreso en la que se ha analizado la complejidad de la organización sanitaria, y en la que han participado el gerente del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, Jordi Varela; el director gerente del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), Mario González; la directora de Gestión de BR Salud (laboratorio clínico central que opera en la Comunidad de Madrid), Nuria Martín; y Cristóbal Avivar, director de Área Integrada de Gestión de Biotecnología de Andalucía, todos ellos moderados por el director de Planificación y Proyectos de Ribera Salud Grupo, Mariano Guerrero.

De izq. a dcha.: Mariano Guerrero, Mario González, Jordi Varela, Nuria Martín Gil y Cristóbal Avivar.

González examinó la cultura de la organización hospitalaria del pasado más o menos reciente, en la que predominaban los servicios o departamentos y se ensalzaba la figura del jefe de Servicio por aspectos como su capacidad de generar posibilidades de promoción entre la plantilla a su cargo, frente a lo que presentó el modelo desarrollado en el HUCA, en el que, de entrada, esta figura y la del jefe de Sección son de libre designación y, además, aparece otra, la del director de área, que adquiere una relevancia hasta ahora desconocida en la sanidad: “Hemos cambiado los servicios por áreas de gestión clínica o de autogestión; el director de área ha de estar orientado a los resultados, la calidad, la preocupación por el paciente, la docencia y la investigación: tenemos que ser capaces de trasladar el conocimiento al mundo empresarial”, concluyó.

Varela, por otro lado, expuso cinco líneas de trabajo y cuatro herramientas para llevarlas a buen término en el contexto de la crisis económica. Entre las primeras, citó la reducción de la demanda inapropiada; la disminución de la asistencia desproporcionada; la reducción de las pruebas redundantes o innecesarias y las visitas de control redundantes; y, por último, la mejora de la gestión de las camas. Respecto a los instrumentos de gestión, mencionó el “valor salud” como elemento clave (se mostró partidario de evaluar la actividad asistencial por resultados); liderazgo clínico y nuevo modelo de financiación; benchmarking; y creación de comisiones profesionales independientes.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com