¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Martes, 18 de octubre de 2011   |  Número 40 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
LA PLATAFORMA SE PRESENTA EL 20 DE OCTUBRE EN BARCELONA
Una empresa española ensaya la rehabilitación de patología cardiovascular cn telemedicina
Forma parte del proyecto Hipermed, que en parte financia el Ministerio de Industria

Javier Barbado. Madrid
La empresa española Androme Ibérica exhibe el 20 de octubre, en la “Jornada Col.laboraTIC” sobre e-Health en Barcelona, su plataforma Phemium para Telemedicina, un recurso que ahorra costes hospitalarios y que se dirige en particular a enfermos del corazón y del aparato respiratorio, según ha explicado a Publicación de Directivos de la Salud el director general de la compañía, Francesc Mateu.

Francesc Mateu, director general de Androme.

La plataforma se ha desarrollado hasta el momento como una prueba piloto promovida por un consorcio en el que se encuentra, entre otras entidades, la Fundación Privada Clínic para la Investigación Biomédica, y forma parte del proyecto europeo Hipermed, que en parte recibe financiación del Ministerio de Industria a partir del Plan Avanza.

En ella, el paciente de cardiología o neumología accede a la secuencia (guiada e instruida por fisioterapeutas) de ejercicios de rehabilitación en un centro adscrito al hospital de referencia lo más cercano posible a su casa. De este modo, el servicio de Salud autonómico consigue atender a un segmento de población que, por lo general, no se adhiere a su tratamiento de rehabilitación por razones de tiempo y espacio.

“En la actualidad, muy pocos pacientes reciben esta clase de rehabilitación; de hecho, apenas la recibe el cinco por ciento de la población que lo requiere, y existen estudios empíricos que demuestran que una persona con problemas cardiacos o respiratorios que realiza correctamente la rehabilitación, sufre muchas menos recaídas y supone menos costes para el Sistema Nacional de Salud”, puntualizó Mateu.

Los pacientes que hacen uso de esta tecnología disponen de un smartphone y de un pulsómetro capaz de registrar sus constantes vitales como la frecuencia cardiaca, la función respiratoria o la temperatura. Esta información llega a los profesionales que trabajan para la plataforma desde un centro de control, con el que también se comunica el propio enfermo para hacer consultas sobre el control de su enfermedad. “Si salta alguna alarma, desde el centro los fisioterapeutas monitorizan con una cámara dónde se encuentra el paciente y pueden llamarle y enviarle información a su móvil”, aclaró este directivo.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com