¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Martes, 13 de diciembre de 2011   |  Número 44 Ao II
Acceda a nuestra hemeroteca
LOS RESULTADOS SE PRESENTAN EN ENERO ANTE LA COMISIÓN EUROPEA
Un proyecto catalán prueba la telemedicina en el enfermo con demencia para disminuir ingresos
El ensayo recluta a veinte enfermos para vigilar su evolución por medio de internet

Javier Barbado. Madrid
La empresa Badalona Servicios Asistenciales, en colaboración con el departamento de Salud de Cataluña y la Fundación TicSalut, lleva a cabo un proyecto-piloto denominado Aladdin cuyo objeto reside en evaluar el empleo de la telemedicina en pacientes diagnosticados de demencia en aras a mejorar su calidad de vida y disminuir, en consecuencia, su paso por los servicios de urgencias y su ingreso hospitalario.

Ignacio Sáez Aguayo.

De acuerdo con Ignacio Sáez Aguayo, médico adjunto de Geriatría y Curas Paliativas de Badalona y coordinador clínico del proyecto, todavía no se dispone de datos concluyentes sobre el ahorro de costes para el sistema sanitario público que supone implantar este servicio en el domicilio del enfermo, “pero es verdad que las iniciativas que eluden el desplazamiento del paciente, los ingresos y las visitas a las urgencias” permiten aventurar menor gasto en la Atención Hospitalaria.

En cuanto a los detalles del plan i-Aladdin, “al igual que en Grecia e Inglaterra” se han llevado a cabo una serie de proyectos-piloto que han consistido en la monitorización de diez pacientes y de sus cuidadores, y de otros diez en forma de grupo control (salvo el caso de un enfermo, el resto están atendidos o proceden de la ciudad de Badalona). Al primer grupo se le aplicaba la plataforma tecnológica, instalada en el hogar del enfermo y que consiste en un ordenador con pantalla táctil, una balanza, un cuenta-pasos y un medidor de la presión arterial; en tanto que al segundo se le hacía un seguimiento de su evolución –y de la de su cuidador– sin que dispusiese el paciente de estos recursos tecnológicos.

A lo largo del programa, el paciente y su cuidador reciben atención personalizada por medio de internet; al primero se le proporcionan, por ejemplo, juegos de memoria en el ordenador; y al segundo, vídeos documentales sobre la propia enfermedad de demencia, nutrición del enfermo o desarrollo de ejercicios físicos específicos. En todo momento, enfermos y cuidadores pueden contactar con el equipo designado para ejecutar el proyecto.

Para la obtención de resultados fidedignos que avalen la utilidad de la plataforma habrá que esperar hasta el mes de enero, cuando “serán presentados ante la Comisión Europea”. El proyecto comenzó en el mes de mayo y se dará por concluido el 31 de diciembre.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com