¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 11 de abril de 2011   |  Número 29
Acceda a nuestra hemeroteca
JULIO RAMÓN CASTEJÓN, DIRECTOR GERENTE DEL HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS DE LEÓN
“Un buen gestor ha de ser ante todo un líder”
El humanismo y la tecnología se dan la mano en los centros de esta orden religiosa

Javier Barbado. Madrid
Ser gerente en un hospital de la Orden San Juan de Dios está ligado a especiales dotes de liderazgo y de vocación profesional, como en cualquier otra organización, pero también a dosis extra de humanismo y religiosidad. Ésta es la conclusión esencial que se deduce de la conversación mantenida con Julio Ramón Castejón, gerente del Hospital San Juan de Dios de León (220 camas que pasarán a ser 275 tras el proyecto de reforma en curso).

Julio Ramón Castejón, en Liberia, donde ha ejercido como enfermero.

Para Castejón, no cabe duda de que el enfermero conoce de primera mano la realidad hospitalaria (“el sufrimiento del paciente y su necesidad de ser escuchado por el médico”), pero tal vez carece, en general, de una visión de conjunto para la que debe adiestrarse si desea ejercer como supervisor, gestor o directivo de grupos. “Por mi experiencia, es difícil encontrar personas que quieran ser líderes, y, sin embargo, un buen gestor ante todo tiene que ser líder”, reflexiona. E insiste, disculpándose por su posible parcialidad en el juicio, en que el enfermero es el profesional sanitario que, en realidad, lleva el peso del hospital.

En este sentido y en alusión al centro que dirige (haciéndolo extensible a cuantos componen la orden religiosa en la “provincia de San Juan de Dios: una línea imaginaria que va desde San Sebastián a Madrid, y desde Madrid a Salamanca”), considera que la “humanización” de la asistencia se revela igual de importante que, por ejemplo, los sistemas informáticos a la hora de conseguir una gestión excelente de los hospitales.

Por otro lado, todos los centros de la Orden se rigen por un “manual de rehabilitación y funcionamiento” (“por ejemplo, el centro de Madrid, en la calle Serrano, tiene la misma organización que nosotros, y el Comité de Dirección está formado por tres direcciones y una gerencia”). En el caso del San Juan de Dios de León, “de la Dirección de Enfermería emanan el área de hospitalización, el área de rehabilitación y el área de Dietética” en una lógica lineal, es decir, de arriba abajo.

“La Dirección de Enfermería, a su vez, tiene una Junta Facultativa, y en cada área hay una supervisora (en el área de hospitalización, una supervisora enfermera; en el área de rehabilitación, una fisioterapeuta…), y el resto de servicios de naturaleza médica (área quirúrgica, consultas, análisis clínicos, bancos de sangre, urgencias…) dependen del director médico”, explica.

Con todo, lo más destacado por novedoso reside, según relata este directivo, en la aplicación de la informática al control y calidad de los procesos de asistencia: “El sistema de información tiene al paciente como eje, y, desde luego, en esto nos encontramos a años luz respecto a cuando yo empecé” ya que “el registro informativo se lleva a cabo en tiempo real, no se aplazan las cosas, de forma que las pruebas se prescriben y se hacen en el momento, sea un TAC, una ergometría o una ecografía”. Pero aquí vuelve una vez más a lo que considera prioritario: “La implantación de la calidad no se consigue solo a partir de la tecnología; también se basa en la amabilidad hacia el paciente, el derecho a la intimidad… En realidad, la humanización es la clave de nuestra asistencia”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com