¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 14 de marzo de 2011   |  Número 27
Acceda a nuestra hemeroteca
GLORIA FORÉS MORENO, GERENTE DEL HOSPITAL FUNDACIÓN ALCORCÓN DE MADRID
“Ser gerente y mujer todavía es una peculiaridad”
En la Comunidad de Madrid, sólo cinco féminas dirigen un hospital en la sanidad pública

Javier Barbado. Madrid
Este martes se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, y, por ese motivo, Redacción Médica ha conversado con una de las cinco mujeres que dirigen un hospital público en la Comunidad de Madrid. La entrevistada confiesa que las cargas familiares suponen un esfuerzo añadido para la mujer que desea dirigir una organización sanitaria, desempeño que exige una exhaustiva dedicación que no todas las mujeres pueden permitirse. Por otro lado, considera que la creciente feminización de la Medicina no predispone a la mujer a los puestos directivos, pero sí les otorga un valor añadido para esa función. Según un informe de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), siete de cada diez médicos residentes son mujeres.

Gloria Forés, gerente del Hospital Universitario Fundación Alcorcón de la Comunidad de Madrid.

¿Cuál es su experiencia como mujer que dirige un hospital?

Mi experiencia personal es una experiencia de trabajo continuo. Desde que empiezo mi carrera de Medicina y entro a trabajar como médico ha sido así. Saqué la especialidad teniendo ya hijos (me casé muy joven), y debía afrontar por tanto la responsabilidad de una casa.

A partir de ahí, el ir consiguiendo cosas como mujer tiene varias facetas: la primera es tener muy claro adónde quieres llegar (eso es imprescindible); en segundo lugar, tener ayuda en casa y tener la sensación (y la “realidad”) de que la responsabilidad de la casa es compartida. Eso es fundamental porque, si no, resulta imposible conseguir cosas. Es necesario tener una persona al lado que no acepte el cariz peyorativo de que su pareja, pese a ser mujer, esté más ocupada en un momento determinado… O que la responsabilidad de un hijo que enferma no recaiga siempre en la mujer, que es la que tiene que dejar su trabajo.

¿Hay más directivos varones en los principales puestos de responsabilidad de la sanidad?

Una cosa son las jefaturas de Servicio a nivel asistencial, en las que de momento hay más hombres, y otra los puestos de gerencia como el mío en el que, en la Comunidad de Madrid por ejemplo, de 30 hospitales hay cinco que tienen a una mujer como gerente. Así que sigue siendo una excepción, sí.

Yo accedí a la gerencia hace un año y medio, y el mismo día nombraron a dos mujeres: a mí y a la gerente del Infanta Cristina. Las otras cuatro gerentes son las que dirigen el Hospital del Norte, el Hospital de Móstoles y el Hospital Niño Jesús. Son los únicos hospitales públicos de Madrid que tienen gerentes que son mujeres.

¿Hay muchas diferencias entre hombres y mujeres que son gerentes de la salud?

La sensación, al menos en la sanidad pública, es la de que no hay muchas diferencias desde el punto de vista profesional, por ejemplo en cuanto a los salarios, ya que al ser puestos públicos, tienen un salario estipulado. Pero, a nivel personal, resulta un poco más difícil [para la gerente que es mujer], porque tienes que demostrar de manera permanente que haces las cosas bien, y, además, tienes la carga familiar que, salvo honrosas excepciones, es mayor para la mujer y eso supone un esfuerzo añadido.

¿Tienen menos carga familiar los varones que ejercen como gerentes de hospital?

Yo no sé la carga familiar que tiene cada uno de ellos, pero está claro que, en el caso de la mujer, salvo que tenga un respaldo, supone un esfuerzo añadido, porque a ningún gerente el hecho de ser mujer le sirva para que pueda esforzarse menos. Hombre o mujer, el gerente tiene la misma responsabilidad, pero yo creo que, en todo caso, sí que todavía ser una mujer-gerente es una peculiaridad.

El ser gerente de un hospital absorbe el 80-90 por ciento de tu tiempo, así que, a no ser que te sientas con la suficiente capacidad de ocupar ese tiempo en tu trabajo, supongo que a mucha gente le echará para atrás. Yo lo he hecho cuando he visto que mis hijos son mayores, que mis cargas familiares son realmente compartidas y cuando he visto que, por mi situación personal, podía hacerme cargo de una gerencia con el tiempo que eso exige.

Supongo que ve iguales a ambos sexos en formación y capacitación…

Por supuesto, creo que hombres y mujeres son iguales en ese sentido. Pero hay unas características de las mujeres que pueden favorecer su ejercicio del cargo. Una gerencia necesita un matiz especial a la hora de tratar con las personas, planificar… Creo que, si no más, cuando menos igual que el hombre, una mujer está capacitada para organizar y lleva a un equipo humano, y para intentar captar sensaciones, pequeños problemas que no se dicen… Ese instinto la mujer desde luego lo tiene, y eso es bueno para la gestión.

La feminización creciente de la Medicina y otras ramas sanitarias, ¿hace más idóneas a las mujeres para la gestión o dirección en la sanidad?

No me atrevería a concluir que la mujer es más idónea que el hombre para el puesto de gerente, pero sí creo que un gerente de un hospital tiene un valor añadido si es médico, y hay muchas mujeres que lo son. Pero no digo que la mujer esté más capacitada para ser gerente, aunque sí tiene una serie de características personales que, desde luego, la posibilitan para ejercer bien una labor que tiene mucho que ver con la gestión de las personas, los recursos y la planificación.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com