¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Martes, 09 de octubre de 2012   |  Número 62 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
EL PROYECTO AMPHOS CONSTA DE 34 PROPUESTAS
Sedisa llevará a Sanidad su defensa del “hospital-empresa”
También defiende que el personal contratado sea laboral en lugar de estatutario

Javier Barbado. Madrid
El Proyecto Amphos que la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) ha elaborado en coordinación con la Fundación Abbott y que presenta en breve al Ministerio de Sanidad (lo expondrá con detalle, en todo caso, en el IV Encuentro Global de Directivos de la Salud, que organiza Sanitaria 2000 en Sigüenza los próximos días 19 y 20), contiene 34 propuestas entre las que se incluye la petición de cambio del modelo de gestión de los centros “hacia el hospital empresa”, esto es, dotado de mayor autonomía y transparencia que la actual y configurado “como una parte más de un conjunto integrado por los distintos actores del sistema”.

Joaquín Estévez, presidente de Sedisa; Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad; y César Pascual, vocal de Sedisa.

Este periódico ha tenido acceso a un resumen del documento, cuyas siglas significan “Análisis y Mejora de Procesos Hospitalarios”,  y en el que los directivos de la salud abogan, asimismo, por transformar la gestión de los recursos humanos del sistema sanitario público “de estatutario a laboral” y promover el autocuidado del enfermo, la Medicina personalizada, la libre elección de sanitario y el desarrollo de la I+D+i en el campo de la sanidad, entre otros postulados.

Los autores del informe –60 gerentes de hospital, entre ellos los que aparecen en la portada de esta información, organizados en un “grupo de lanzamiento” y cinco grupos de trabajo–, han dejado clara su vertiente práctica al matizar que “se ha evitado (…) realizar un trabajo diagnóstico profundo, ya que, en los últimos años, números expertos han llevado a cabo, en los más diversos foros, un análisis de la situación del sistema sanitario español”. “Es decir –continúa–, ya se sabe lo que ocurre; ya se han constatado los males y ahora es necesario, con pragmatismo, buscar el tratamiento”.

A los cinco grupos se les asignaron sendas áreas temáticas: al primero, la titulada “Hacia un nuevo modelo de hospital: del RD 521/87 al hospital empresa”; al segundo, “Gestión de personas. Atraer y retener talento, conocimiento y competencias”; al tercero, “Un nuevo marco de procesos asistenciales integrados. Trabajar con el ciudadano”; al cuarto, “Ordenación de Servicios. Los sistemas de referencia. El terciarismo”; y, al quinto y último, “Progreso institucional; investigación y docencia. Progreso tecnológico”.

De acuerdo con el informe, “se ha trabajado a partir de una serie de ideas-fuerza, que tanto por sí mismas como por su propia interacción, dan soporte a las actuaciones específicas y propuestas elaboradas en el Proyecto Amphos”, y que han sido las siguientes:  “Un nuevo marco de acción del Hospital caracterizado por la autonomía de gestión y la transparencia”; “un nuevo papel del Hospital, como una parte más de un conjunto integrado por los distintos actores del sistema”; “regulación del funcionamiento de la sanidad pública y, al mismo tiempo, desregularización de los aspectos limitantes de la capacidad de adaptación de las instituciones a su propio entorno”; “libertad de elección del usuario”; “cambios en el marco de gestión de los recursos humanos”; y “valorización del sector sanitario, como fuente de riqueza y en términos de balance social”.

Asimismo, en la explicación del proyecto se enumeran las propuestas a que ha llegado cada uno de los grupos antes referidos. Las del primero son las que siguen: cambio global en el marco de financiación y gestión; regular la producción; revisión de la organización de prestación de servicios e impulso de la gestión clínica; nuevos diseños de las estructuras organizativas; los resultados institucionales: nuevos marcos de transparencia; y nuevos modelos de colaboración en la gestión del hospital.

En cuanto a las del segundo grupo de trabajo, se trata de las siguientes: cambio de modelo de gestión de personal, de estatutario hacia laboral; gestionar recursos humanos; selección y contratación de personal; jornada laboral; jubilación; carrera profesional; formación continuada; desarrollo de funciones docentes; ordenación de las profesiones sanitarias; y, por último, reforma de las funciones de prevención de riesgos laborales y salud laboral.

Las del tercer grupo son: orientación de la acción hacia el ciudadano; integración de niveles y subsistemas asistenciales; promoción de los autocuidados; atención a patologías crónicas; diseño de intervenciones para procesos de impacto; diseño de intervenciones de alta resolución; diseño de sistemas de actuación ante urgencias leves; y Medicina personalizada. Las del cuarto: ordenación de las prestaciones sanitarias; ordenación de recursos: servicios de referencia; integración de la gestión de niveles asistenciales; y libre elección.

En última instancia, los gerentes que conformaron el quinto grupo de trabajo proponen lo que sigue: criterios de incorporación (y sustitución) de tecnologías; adquisición y renovación de equipos; desarrollo de las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC); vías de generación de recursos; venta de servicios a terceros; y desarrollo de I+D+i.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com