Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 17 de enero de 2011   |  Número 23
Acceda a nuestra hemeroteca

 

ESTUDIO DE LA AGENCIA DE EVALUACIÓN EN SALUD DE CATALUÑA (AIAQS)
La relación personal del gerente con el investigador, clave para la traslación del conocimiento
Si el directivo también es científico, aumentan las posibilidades de aplicar lo investigado

Javier Barbado. Madrid
La relación personal y directa del gerente de una organización sanitaria con el personal dedicado a la investigación, constituye la clave para que los resultados de los estudios científicos calen y se difundan en la práctica clínica diaria, según han concluido los autores de un trabajo encargado por la Agencia de Información, Evaluación y Calidad en Salud (Aiaqs) de Cataluña.

Los miembros del Grupo ISOR (de izq. a dcha.): Paula Adam, Gaietà Permanyer-Miralda, Maite Solans e Inma Guillamón.

El estudio consta de tres informes, a los que ha tenido acceso Redacción Médica, que tratan de evaluar la repercusión, en la actividad asistencial, de algunos proyectos de investigación convocados desde 1996 por la propia agencia en los centros sanitarios de Cataluña. De este modo, los resultados del proyecto ISOR (siglas de “impacto social de la investigación médica”) y, más en concreto, del informe “Evaluación del impacto de las Convocatorias Aatrm en la toma de decisiones clínicas y sanitarias. Estudio cualitativo de casos”, identifican el distanciamiento entre el mundo de la investigación y de la gestión como una de las “barreras” para la traslación del conocimiento científico a la práctica clínica.

De ahí que se deduzca que la relación personal y directa del directivo con el equipo investigador resulta clave para la implementación de los hallazgos teóricos y de laboratorio. En el mismo documento, y de acuerdo con las explicaciones proporcionadas a este periódico por su investigadora principal, Paula Adam, se detecta un hecho interesante: los gestores que mantienen o han mantenido alguna relación con la investigación científica, favorecen su aplicación a la realidad diaria del centro u hospital: “Se constata más traslación de la investigación cuando coincide que los entrevistados para el informe, además de ser gestores, pertenecen al mundo de la investigación”.

De las conversaciones mantenidas con los investigadores para elaborar este estudio, centrado en un subgrupo de proyectos relacionados con la patología respiratoria, se dedujo igualmente que el medio más utilizado para difundir los trabajos es el de las publicación científicas y las guías de práctica clínica, y que los impedimentos y facilidades para el proceso de traslación son de tipo organizativo (como dificultades de coordinación entre niveles asistenciales, rotación frecuente de gestores…) o bien tienen que ver con la naturaleza de la investigación o incluso con factores personales (como reticencia al cambio o, como ha quedado dicho, la relación personal del directivo con el equipo investigador).

“En el informe sobre las enfermedades respiratorias, entrevistamos a los investigadores que habían participado en los proyectos que habíamos financiado, y, después, a gerentes hospitalarios, directores médicos, jefes de Servicio de hospitales o de centros de Atención Primaria, según cada caso: la idea era ver si se habían implementado los resultados de la investigación, es decir, si había habido cambios”, señaló Adam.

Selección de proyectos

La coautora de los informes ha precisado que “hicimos una selección de proyectos de investigación, de modo que lo primero era preguntar cuál era la utilidad de la investigación; en qué hospital se iba a aplicar… Después fuimos a estos hospitales y entrevistamos a quienes eran susceptibles de tomar decisiones en base a estos resultados”.

Así, por ejemplo –continuó Adam– un estudio evaluaba el impacto económico de la hospitalización a domicilio en costes y en resultados en salud, para el caso de la EPOC versus atender a estos enfermos en el hospital. O, también, un estudio sobre la oxigenoterapia a domicilio, es decir, todo lo que es la atención a domicilio versus en el hospital. Así que fuimos a ver si se había aplicado, cómo, en qué casos se había usado y cuál había sido el impacto. Esto es lo que recoge este estudio”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2014 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com