¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Martes, 25 de septiembre de 2012   |  Número 61 Año III
Acceda a nuestra hemeroteca
MARIANO GUERRERO, SECRETARIO DE SEDISA
“Queremos que el político se atenga a una garantía de formación del directivo”
El informe del colectivo entregado a Farjas se envía ahora a las autoridades autonómicas

Javier Barbado. Madrid
La Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) entregó a principios de mes a la secretaria general del Ministerio de Sanidad, Pilar Farjas, un informe basado en encuestas sobre la formación que debería avalar la elección del responsable de dirigir una organización sanitaria. Se trata de una propuesta “abierta” a los políticos nacionales y autonómicos, pero también a los representantes de las universidades y de los organismos evaluadores, que en unos meses se publicará, también, en los medios de comunicación. El secretario general del colectivo, Mariano Guerrero, explica en esta enrtrevista el origen y los objetivos de la iniciativa. Por su parte, el propio Ministerio ha declarado a Publicación de Directivos de la Salud que “Sedisa es una sociedad científica de altísimo nivel a la que hay que tener en cuenta”, y que, por esa razón, “va a analizar el informe con mucho detenimiento y va a valorar todas las propuestas”.

Mariano Guerrero también es director de Planificación de Ribera Salud.

¿Cuándo se le designó para liderar este proyecto de Sedisa?

El año pasado, en una reunión de la Junta Directiva. Se decidió que debía encargarme de ello por mi condición de catedrático de la Universidad Católica de Murcia, y, bueno, por llevar más de diez años analizando asuntos relacionados con la formación de los directivos sanitarios. Personalmente he dirigido un programa de formación en la Universidad citada, desde hace ya muchos años, que fue de los primeros en obtener el aval acreditativo de la Aneca [Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación].

Sedisa propone a esta agencia para avalar la formación del directivo, ¿no es así?

Abogamos por que, cuando el directivo realice un curso de formación sanitaria, ese curso esté avalado por un organismo evaluador que puede ser de ámbito nacional, como es el caso de la Aneca, pero que también puede ser autonómico. Es decir, hay organismos evaluadores en las comunidades autónomas que pueden avalar esa formación, y, de hecho, las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas son las que, en última instancia, tiene que decidir qué personas ejercen como directivos de las organizaciones sanitarias.

¿Cuál es el papel de Sedisa más allá de elaborar el informe entregado a Farjas?

Queremos liderar el proceso y reactivar la situación; dar respuesta, en definitiva, a una necesidad que, en realidad, se tiene desde hace muchos años. Por eso hemos contado con la opinión de diversos expertos [aparte de los socios de Sedisa consultados] como directivos de escuelas de gestión sanitaria y de reconocido prestigio, por ejemplo de la Comunidad Valenciana y de la de Madrid, así como con viceconsejeros y otros altos cargos… Muchas personas participan en el diseño de los programas de formación.

Lo que se planteó en la reunión de consenso fue que son las universidades las que deben plantear los planes de formación, y hacerlo, además, en el ámbito del Espacio Europeo de Educación Superior (lo que conocemos como Bolonia). Ahora bien: nosotros queremos liderar sin interferir en la vida de los organismos evaluadores, las propias universidades o los servicios de salud autonómicos. Lo que les decimos a los responsables de éstos últimos es: “Elija a quien considere elegir, pero hágalo a partir de unas garantías de formación avaladas”. Lo que no puede ser es que se ponga al frente de una organización sanitaria en la que trabajan 10.000 personas a alguien que nunca antes ostentó esa responsabilidad.

Parte del trabajo entregado al Ministerio de Sanidad se publicó en mayo (véase información anterior en esta misma sección). ¿Qué se ha añadido desde entonces al informe definitivo?

No es un informe definitivo, sino que, como ya dije, se trata de un “punto de arranque”. He recibido llamadas de algunos representantes de los servicios de salud autonómicos interesándose por el documento, y lo que hacemos es pedirles que hagan cuantas aportaciones estimen necesarias. En este sentido, más que de un informe se trata de un foro de debate.

En efecto, el informe se ha presentado única y exclusivamente al Ministerio de Sanidad conforme al compromiso adquirido en 2011, y ahora se enviará a los socios de Sedisa y a los participantes en su redacción, cuarenta personas en total, y, de aquí a unos días, a los representantes de las comunidades autónomas. El estudio, que se ha elaborado con la colaboración desinteresada de Tea Cegos (entre otras cosas, nos han cedido instalaciones y otros soportes), consiste, por un lado, en una encuesta dirigida a los socios de Sedisa en la que opinan sobre una serie de competencias como son el liderazgo, la comunicación, el grado de formación o el papel que ocupa en la empresa el directivo de la salud. Y, por otro, se hizo un sondeo similar a un grupo de cuarenta expertos. Se cruzaron los datos y se obtuvieron conclusiones muy interesantes.

¿Por ejemplo?

Se vio que, pese a que la mayoría de los consultados eran directivos reconocidos y de larga experiencia –la mayor parte llevaba más de diez años en la profesión–, mostraban bastante déficit en áreas como el liderazgo y la comunicación, y dedicaban poco o nulo tiempo a la formación.

¿Qué les dijo Farjas sobre el informe?

Agradeció ser informada por Sedisa y nos dijo que lo iba a trasladar a los organismos competentes del Ministerio para su estudio.

¿Cuándo tendremos más noticias de este trabajo?

En unos dos meses se hará público a los medios de comunicación, pero ahora queríamos que entregárselo antes a las autoridades. Se está preparando un envío a los servicios de salud autonómicos, tal como se le explicó a la secretaria general de Sanidad. [El director general de Ordenación Profesional, José Javier] Castrodeza, ya lo tiene en su poder, y lo examinaremos con él oficialmente en unos días. Como he dicho, ahora esperamos sugerencias. En definitiva, buscamos que se hagan programas de formación consensuados y verificados por organismos evaluadores, de modo que se disponga de una garantía en esta línea del directivo elegido por las autoridades sanitarias. Otra cosa es la empatía o confianza que éstas tengan con los directivos, pero ahí nosotros no nos metemos.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com